5. TABAYÓN DEL MONGALLU (Tarna – Asturias)

Martes 9 de noviembre de 2021

Siguiendo con la dinámica de ayer: suena el despertador a las 8 horas, disfrutamos viendo salir el sol desde nuestro balconcito, desayunamos en El Mentidero (es la cafetería que más temprano abre en Riaño; la cocina de nuestro hotel no abre hasta las 9 de la mañana) y volvemos a la habitación a cerrar las maletas.

El check out transcurre sin incidencias. Hemos quedado satisfechos con el hotel y en mi próxima visita repetiré alojamiento o iré al Hotel Presa, pegado al Hostal Sainz, y de características muy similares ambos.

Volvemos a la Panadería Repostería Tomás a comprar pan para el picnic de hoy pues las empanadas de ayer estaban muy ricas. 

Nos acercamos cinco minutos hasta el «banco más bonito de León porque la niebla rodeando las montañas, incluido «nuestro» Pico Gilbo, deja unas estampas muy bonitas.

Abandonamos Riaño (León) a las 9.45 horas rumbo al Tabayón del Mongallu, ya en Asturias. Me voy con penita porque adoro este lugar pero no pasa nada porque ¡volveré seguro!

La ruta del Tabayón («Tabayón» = cascada) del Mongallu se encuentra en el Parque Natural de Redes. La cascada fue declarada Monumento Natural de Asturias en 2003.

El Parque Natural de Redes, Declarado Parque Natural en 1996 y reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 2001, ocupa la zona centro oriental del Principado de Asturias:

  • Su riqueza ambiental se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse incluso formaciones de origen glaciar, formas kársticas en cuevas y amplios campos de pasto y montes.
  • Redes cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% del territorio.
  • La acción de los ríos ha dado lugar a la aparición de valles abiertos que forman grandes vegas en sus fondos o a los impresionantes desfiladeros de roca caliza como el del río Alba o el de los Arrudos, principales destinos de las familias amantes del senderismo.
  • Uno de los lugares más impresionantes del parque se halla en su zona alta, de fácil acceso desde el pueblo de Bezanes y aislada por los contrafuertes montañosos, a 1.215 metros: la vega de Brañagallones.
  • En el Parque de Redes se encuentran todas las especies características del norte peninsular: el oso pardo, el urogallo y el lobo. Se localizan también las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias.
  • El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque estos albergan importantes manchas de roble albar.
  • Cuenta con más de 42 rutas oficiales entre las que se encuentran algunas de mis sendas favoritas en Asturias como la Senda / Desfiladero de los Arrudos y la Ruta del Alba o Foces del Llaimo.
  • En el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes (Campo de Caso) encontraréis toda la información disponible para conocer y recorrer el Parque Natural de Redes: 985 608 022.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • El parking principal se encuentra en la plaza de la iglesia del pueblo de Tarna (Asturias) → Coordenadas: 43.110152, -5.227520.
  • El pueblo es muy pequeño por lo que aparquemos donde aparquemos estaremos cerca.

Tipo de ruta:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero un día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no. 

Dicho todo esto, la ruta al Tabayón del Mongallu tiene dos opciones, ambas circulares:

  • Ida y vuelta por el MISMO camino → La hice en agosto del 2020:
    • Distancia total (ida y vuelta): ≈ 11 km.
    • Dificultad: mínima en cuanto a la señalización porque está perfectamente indicada; media en cuanto a la forma física necesaria porque hasta la cascada es todo cuesta arriba con desniveles más o menos intensos.
    • Mis tiempos:
      • Tiempo caminando: 3 horas 40 minutos.
      • Duración total: 5 horas 20 minutos.
  • Ida y vuelta por DISTINTO camino → LA QUE VAMOS A HACER HOY:
    • Distancia total (ida y vuelta): ≈ 10 km.
    • Dificultad: mínima en cuanto a la señalización porque está perfectamente indicada; media en cuanto a la forma física necesaria porque hasta la cascada es todo cuesta arriba con desniveles más o menos intensos.
    • Mis tiempos:
      • Tiempo caminando: 3 horas.
      • Duración total: 5 horas.

NUESTRA RUTA:

Todo el recorrido por el Puerto de Tarna hasta el propio pueblo de Tarna, donde debemos estacionar el coche, está espectacular con el contraste de los bosques otoñales y la nieve, ¡¡¡es una auténtica pasada!!! Me siento muy dichosa por poder contemplar estas maravillas.

Llegamos a Tarna 45 minutos después de salir de Riaño. Aparcamos sin problema en la plaza de la iglesia. Esta será la segunda vez que haga esta ruta. Cuando vine la primera vez en agosto del año pasado estaba el pueblo lleno de coches y costaba aparcar.

El pueblo de Tarna fue destruido totalmente en 1937 durante la Guerra Civil y posteriormente reconstruido. El trazado de sus calles no es por lo tanto del típico pueblo de montaña de la zona ya que sus calles siguen un trazado cuadriculado y sus casas son idénticas.

Nos quedamos sin cobertura en cuanto nos adentramos en Tarna y permaneceremos así todo el día hasta arrancar de nuevo el coche y alejarnos unos kilómetros del pueblo y del puerto.

Iniciamos la ruta a las 10.45 horas.

El sendero comienza con una pista forestal asfaltada, en sentido ascendente. A partir de aquí hasta la propia cascada todo es un ascenso constante bastante asequible la mayor parte del tiempo para gente con una mínima forma física. La pista asfaltada pronto se transforma en una pista de tierra con mucho barro en ciertas zonas.

Las molestias que pueda provocar el barro quedan totalmente eclipsadas por las vistas que entre los árboles vamos obteniendo de los bosques con algunas cumbres nevadas.

Esas panorámicas puntuales unidas a los preciosísimos senderos que nos trasladan al más puro otoño, hacen las delicias de una amante de los paisajes otoñales como yo.

A los 15 minutos de empezar la ruta nos encontramos con el desvío a la izquierda para visitar los Reboyos del Llanu del Toru. (En asturiano «reboyo» significa roble). Se trata de un camino de menos de 1 km de largo (por el que luego habrá que regresar) con una subida con un desnivel muy intenso que lleva unos 20 minutos (solo ida).

Yo ya lo visité la primera vez que hice la ruta y recuerdo que había sido muy duro por el exagerado desnivel. Como hoy ya venimos cansados de la subida de ayer al Pico Gilbo en Riaño, esta vez preferimos saltarnos ese tramo y tomar el sendero de la derecha rumbo a la cascada directamente.

Cuanto más avanzamos más espectaculares se van volviendo los senderos. Tanto por los colores como por las espectaculares hayas vigilantes que protegen los márgenes del camino. El suelo completamente marrón hecho exclusivamente de hojarasca es una delicia.

Atravesamos el primer puente del día, que salva las aguas del arroyo Requexada, a las 11.30 horas, (45 minutos después de haber iniciado la ruta). La estampa no podría ser más preciosa con todo ese agua cayendo y tantas tonalidades diferentes. Me ha parecido un lugar idílico y de lo más fotogénico. A medida que van apareciendo las manchas de nieve, la cosa mejora aún más al aumentar los contrastes que podemos contemplar. 

Me llama mucho la atención cuando encontramos un árbol otoñal en medio de una mancha de nieve o, como ayer, que había un nevero en medio de un pequeño bosque otoñal. Cuanto mayores son los contrastes que vemos, más me gustan los paisajes. 

Ruta al Tabayón del Mongallu
Ruta al Tabayón del Mongallu
Una de mis fotos favoritas de nuestro ascenso ayer al Pico Gilbo

La ruta está excelentemente señalizada en cada desvío. Basta con continuar por aquellos senderos en los que encontramos PARALELAS una raya blanca y una amarilla, e ignorar aquellos en los que las rayas forman un ASPA. A veces hay que avanzar unos metros para encontrar la marca, pero siempre aparece.

A las 12 horas encontramos una pequeña área recreativa con una fuente y una única mesa de madera, la única que encontraremos en toda la ruta, de hecho, para que lo tengáis en cuenta. Nosotros aún no tenemos hambre y ni nos planteamos parar porque las cinco personas con las que nos hemos cruzado por ahora se han desviado para ver los reboyos del Llanu del Toru lo que les llevará en torno a una hora, por lo que ¡estamos deseando tener la cascada entera para nosotros! 

Hasta ahora apenas hemos podido vislumbrar algún rayo de sol aislado, pero cuando por fin el astro rey ilumina los árboles delante de nosotros, la estampa me deja sin palabras. ¡¡Qué ilusiónnnn!!

Y de repente llega un momento que esperaba ansiosa desde hace un rato. Sabía que en algún momento nos encontraríamos de frente con la cascada a lo lejos (coordenadas) y ya estaba deseando que llegase ese instante. Cuando la vemos aparecer por primera vez no puedo dejar de soltar un chillido de emoción. Se ve preciosísima con la nieve por encima y el bosque tan colorido que la rodea, ¡¡qué pasada!! Estamos emocionadísimos, no podemos parar de sacar fotos y vídeos además de estar deseando llegar al tabayón cuanto antes.

En cuanto salimos del bosque «a cielo abierto» no podemos dejar de flipar con todo el entorno que nos rodea: la cascada, los bosques tan otoñales en parte iluminados por el sol, la nieve… Es tan hermoso… La zona donde se encuentra el cruce en el que por un lado se va hacia la cascada y por otro nos marca el camino de vuelta a Tarna, da para sacar un montón de preciosas instantáneas. Me embriaga el paisaje de esta ruta en otoño, muchísimo mejor que el que conocí yo en verano. 

Seguimos avanzando hasta llegar a un sendero, esta vez de piedras sueltas y bastante empinado, que nos conduce por fin al Tabayón del Mongallu, preciosa caída de agua de 60 metros de altura, declarada Monumento Natural de Asturias, que baja desde el Cuetu Negru y, tras ser conducida por el arroyo del Mongallu hasta el Río Ablanosa, llega al río Nalón.

Lo primero que hacemos es sacar las fotos de rigor a los pies de la cascada por si llega alguien más, para aprovechar ahora que la tenemos entera para nosotros dos.

Luego descendemos por un pequeño sendero que descubrí el año pasado, cuyo inicio os indico en la foto inferior y que nos conduce a la orilla del río donde obtenemos mejores panorámicas de la cascada.

Al acabar la tanda de fotos y vídeos, descubro que me queda un 2% de batería… ¡¡¡OMG!!! La batería de este móvil me va fatal… Suerte que siempre traigo conmigo mi batería externa (cuyo link ya no está disponible en Amazon). Como siempre uso el móvil sin parar tanto como cámara de fotos y como mapa, y que llevo activada la app de Wikiloc para registrar el itinerario y luego poder compartirlo… La batería baja como la espuma y siempre necesito tener una batería externa que no pese mucho y que sepa que va a durarme todo el día sin fallarme. Prefiero que me sobren mAh por si alguien más se queda sin batería y necesita tirar de la mía. Estos son los requisitos básicos que tiene que tener una batería externa para mí:

  • Amplia capacidad: 15.000 – 20.000 mAh.
  • Lo más ligera posible: ≈ 230 gr.
  • Mínimo 2 puertos de carga: mínimo 1 de ellos de carga rápida 2.0 (mínimo 5V).

Así que toca hacer un pequeño descanso a los pies de la cascada para conseguir un mínimo de batería, por lo que aprovechamos para hacer nuestro picnic del día con el arrullo constante de la cascada, unas vistas de cine (y un viento gélido exagerado).

Una vez recargadas las energías (las nuestras y las de mi móvil), a las 14.10 horas iniciamos la vuelta. Tardamos 15 minutos en llegar al cruce que antes mencionaba, donde para la vuelta tomaremos la dirección «Tarna: senda por el río«.

El año pasado tuve que hacer la vuelta por el mismo camino que la ida porque había un cartel indicando: «atención, senda cortada temporalmente por desprendimiento en tramo · cascada del Tabayón – Tarna por el río·, se recomienda regreso a Tarna por el Monte Saperu, zona alta«. Cuando después de hacer la ruta la compartí en redes sociales, un chico me explicó que: «sí que pudisteis hacer la ruta circular, ya que el desprendimiento (argayu) está muy cerca del pueblo de Tarna, pudiendo salir a la carretera antes y hacer el tramo final (tal vez dos kilómetros escasos), caminando a la vera de la misma«. Me dio mucha rabia no haberlo sabido en el momento, por lo que me hacía mucha ilusión poder hacer la ruta completa esta vez. 

El camino de vuelta, todo cuesta abajo esta vez, es igual de bello que el de ida, tan otoñal y con el sol iluminando muy puntualmente esos colores tan maravillosos.

Eso sí, los charcos son bastante más monumentales en esta parte. Madre mía, hay zonas en las que el barro tiene una profundidad de más de 5 cm, que se dice pronto cuando no llevas katiuskas. Nosotros venimos super preparados con nuestras botas de monte impermeables, pero claro, no son para hacer buceo, jajaja. 

El camino de vuelta se me está haciendo un poco duro, pero yo creo que es más bien porque me pesa la aventura de ayer al Pico Gilbo, puesto que la ruta de hoy no es excesivamente pesada y además es preciosa, por lo que voy de lo más entretenida observando cada colorido recoveco.

A las 15.25 horas cruzamos el tercer puente del día y a partir de aquí es todo cuesta arriba hasta llegar a la carretera nacional, por la que tenemos que hacer un pequeño tramo. 

Justo cuando vamos a tomar de nuevo el desvío para abandonar la carretera y coger el camino «bosque a través», nos encontramos con un lugareño que nos indica que ese tramo que nos queda por recorrer está cortado por dos desprendimientos. Nos explica que hay gente que va igualmente por allí pero que es peligroso. Me surge un dilema puntual ya que el año pasado no pude hacer la ruta completa por este mismo motivo y me da rabia que esta vez me vaya a ocurrir lo mismo. Obviamente luego actúa la razón y si el señor se ha molestado en avisarnos, tendremos que hacerle caso, por lo que hacemos el resto del camino hasta el parking por la carretera (flecha roja).

Este tramo de carretera, de 1,3 km, se me ha hecho bastante largo y pesado, pero porque ya estaba bastante cansada y porque por primera vez en el día el sol nos iba dando de pleno de forma continua lo que hacía que me sobrasen las distintas capas de abrigo que llevaba.

Finalizamos la ruta a las 15.50 horas después de 5 horas y 10 kilómetros de recorrido. De nuevo no he podido hacer la ruta completa según el itinerario marcado aunque esta vez casi lo consigo. Me ha parecido una ruta preciosísima, totalmente recomendable para hacer en otoño por esas maravillosas tonalidades que te dejan con la boca abierta a cada paso. Está perfectamente señalizada y, aunque la ida es todo cuesta arriba y la vuelta casi todo cuesta abajo, es bastante asequible para alguien con una mínima forma física. Para terminar, ojito con el barro, que ya cuando la hice en agosto había varios tramos embarrados y lo de hoy directamente eran casi piscinas.

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Para el día de hoy me resultaron muy prácticos los bastones de trekking para ayudarnos tanto a impulsarnos en los ascensos como para frenar nuestros descensos. Los que yo tengo son los más básicos del Decathlon (LINK Decathlon). Los tengo desde el 2018, me costaron solo 4,99€ cada uno y me van de lujo.
  • Las botas de monte impermeables son imprescindibles porque había muchísimo barro. Además siempre es mejor llevar los tobillos lo más sujetos posibles.
  • Hemos visto solo una fuente, en la zona del área recreativa.
  • La ruta está señalizada de forma excelente. De todas formas yo siempre recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps PASADO A LA APP Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • No ha habido cobertura en ningún momento.
  • Nos hemos cruzado con solo 10 personas, lo que siempre da puntos extra a cualquier aventura.
  • Tardamos un total de 5 horas en hacer toda la ruta, caminando un total de 3 horas según Wikiloc y habiendo recorrido un total de 10 km.
  • Os dejo el link de la ruta en Wikiloc.
Powered by Wikiloc

Una vez que cogemos el coche nuestro próximo destino ya sería nuestra casita en Gijón, pero hacemos una parada exprés para visitar la Cueva Devoyu, en Les Yanes. «Declarada Monumento Natural de Asturias en el año 2003, se trata de una cueva de origen kárstico por la que discurre el río Nalón. Literalmente el río desaparece bajo la montaña, cerca de Les Yanes, y vuelve a aparecer unos 200 metros más abajo, algo bastante atípico. Entre sus valores naturales destacan ciertos elementos de la fauna asociada al medio fluvial por tratarse de especies indicadoras de la calidad ecológica, como son la nutria (Lutra Lutra) y el desmán (Galemys Pyrenaicus). Esta cavidad es aprovechada como refugio por diversas especies de quirópteros, entre las que destaca el murciélago de cueva (Miniopterus Schreibersii)«.

Yo ya la conocía, y además estoy tan cansada que tengo las piernas de gelatina y voy tropezando a cada paso, jajaja, pero tengo que decir que es bastante llamativa para una visita rápida. Además tiene parking y área recreativa justo delante.

Con esto finalizamos esta pequeña escapada de tres días que ha sido espectacular, de 10, y pasa a convertirse en una de mis favoritas hasta el momento. Incluye uno de los mejores día de mi vida y la ruta más hermosa de todas las que he hecho hasta ahora.

GASTOS DEL DÍA

  • Desayuno el Mentidero: 6,9€.
  • Panadería repostería Tomás: 1,6€.
  • Gasolina: 38,77€.

TOTAL: 47,27€

TOTAL DEL VIAJE (entre los 2): 392,82€

Posdata 1: todos los puntos visitados a lo largo de esta escapada de tres días están recogidos en estos dos mapas:

Posdata 2: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Posdata 3: me encantaría que dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.

Puedes seguirme en mi INSTAGRAM para estar al día de todas mis aventuras.

2 comentarios en “5. TABAYÓN DEL MONGALLU (Tarna – Asturias)

  1. Me meto muy poco en tu página web, te sigo más por Instagram, pocas veces me llama la atención entrar, pero cada vez q vengo a leer una de tus aventuras, (ya q me gusta hacerlo Ami tambn) madre mía lo bien informados q nos dejas y la cantidad de cosas curiosas y necesarias q nos cuentas, es una cantidad de información descomunal y muy bien redactado y enlazado todo sin hacerse pesao. Es un trabajo espectacular 👌🏽 muy pulcra tu página web y todas las historias,gracias por tomarte ese tiempo q te tiene q llevar para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *