RUTA AL PICU PIENZU (Sierra del Sueve)

Martes 25 de agosto de 2020

¡¡¡Adoro estar de vacaciones!!! Ya sea para hacer uno de mis sorpresivos viajes al extranjero (Japón, California, Tailandia, Nueva York…) o ahora en tiempos de pandemia, para aprovechar al máximo conociendo las maravillas de mi tierra, Asturias. Así que aunque hace 2 días fui de ruta a las Capillas del Monsacro, «sarna con gusto no pica» y hoy de nuevo nos vamos de aventura.

Hace ya tiempo que tanto mi prima como mi madre, por separado, me habían comentado de subir al Picu PieNzu (con «N», no con «R», que ese es otro pico ?) y qué mejor día para ir que hoy, que dan un sol de espatarrar. Es importante mirar bien el tiempo antes de decidirse a hacer esta ruta ya que es una zona de nieblas densas con el riesgo de desorientación o pérdida que ello supone. La cercanía de la costa y la altitud de sus cumbres influyen en el clima. Las nubes procedentes del mar se condensan en las laderas septentrionales formando cerradas nieblas que se abaten de forma repentina. OJO

El Picu Pienzu es la cumbre más alta de la Sierra del Sueve con sus 1.161 metros de altitud, lo que la convierte en una de las cimas europeas con mayor relación entre su altitud y su cercanía al mar. La ruta hasta este pico se suele comenzar en el Mirador del Fitu, uno de los principales atractivos turísticos de Asturias, aunque también es posible llegar desde el pueblo de Cofiñu o por el hayedo de la Biescona.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

Hay 2 parkings gratuitos. Además está la posibilidad de aparcar en los márgenes de la carretera:

  • PARKING 1 → Mirador del Fitu:
    • Parking pequeño ubicado entre el inicio de la ruta y el Mirador del Fitu.
    • Coordenadas: 43.439019, -5.193311.
  • PARKING 2 → Área recreativa del Fitu:
    • Ubicado a 650 metros del inicio de la ruta.
    • Parking pequeño.
    • Coordenadas: 43.442182, -5.191127.

Tipo de ruta:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero el otro día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no. (LINK informativo sobre cómo diferenciar un buen sendero)

Dicho todo esto, la subida al Picu PieNzu es:

  • Circular: siendo la ida y la vuelta por el mismo camino.

Características de la ruta:

  • Distancia: 12 km (ida y vuelta).
  • Dificultad:
    • Dificultad cero a la hora de seguir el camino: no tiene pérdida ninguna.
    • Dificultad media – alta a la hora de realizarla: tiene un desnivel bastante importante y es necesario tener una mínima forma física para poder completarla.
  • Punto de inicio de la ruta:
    • Coordenadas: 43.43912, -5.19347.
    • Está señalizada con un cartel.

NUESTRA RUTA:

Antes de iniciar nuestra aventura de hoy nos acercamos hasta el Decathlon para comprar una mochila a mi madre. Yo estrené la mía (idéntica a la de mi madre) en mi ruta anterior y quedé encantadísima, tiene una pinta muy buena para ir de excursión. Por solo 24,99€, con una capacidad de 20 litros y un montón de bolsillos para organizar las diferentes cosas, me gustó un montón (LINK Decathlon: mochila pequeña de montaña y trekking Quechua NH500 20L gris tormenta).

Salimos de Gijón en coche a las 10.10 horas. Tardamos 40 minutos en llegar al parking del mirador del Fitu, que está lleno hasta la bandera… La gente está aparcando directamente en los márgenes de la carretera pegados al parking pero encuentro esa zona un poco estrecha para mi gusto por lo que avanzamos solo unos 200 metros más y ya nos encontramos con un arcén mucho más ancho que sí que me convence para dejar mi coche durante todo el día. Nosotras estacionamos aquí: 43.437802, -5.195802.

La idea era subir al Mirador del Fitu primero y luego hacer la ruta. El mirador, ubicado a 698 de altitud, es un gran balcón de hormigón desde el que se obtiene una espectacular panorámica tanto de la costa como del interior. Construido en 1927, con sus espectaculares vistas y su facilidad de acceso hacen del Fitu uno de los lugares más frecuentados de la montaña asturiana.

Cuando llegamos hay una cola demasiado larga para mi gusto por lo que decidimos hacer primero la ruta, contando con que cuando bajemos ya podremos subir al mirador sin problema.

Cola para subir el mirador

El inicio de la ruta se encuentra justo enfrente del parking del mirador, en el lado opuesto de la carretera. Hay un cartel verde en lo alto de un árbol en el que indica: «perros sueltos no autorizados por la junta serán objeto de sanción». No me queda claro si está prohibido llevar perros sueltos o si solo pueden ir sueltos los autorizados… Como no veo ninguna coma que me lo aclare…

Además hay un cartel explicativo de la ruta.

Iniciamos el camino a las 11.20 horas. Para describir la ruta con más facilidad dividiré la excursión en distintos tramos para que os aclaréis mejor cuando la estéis haciendo.

TRAMO 1

El que empieza donde el parking del mirador. Se inicia con una pequeña subida en zig zag que atraviesa un pinar a través de un sendero con piedras sueltas que, una vez finalizada, desemboca en una zona llana en su mayor parte.

Tiene unas vistas preciosísimas de la costa asturiana, aunque hay un poco de bruma que no permite verlo todo con nitidez. Me parece una tontería que haya tanta gente esperando para subir al mirador cuando aquí tienen unas vistas de vértigo y apenas hay nadie… Además hay un montón de vacas que nos acompañarán durante todo el día de hoy. ??

TRAMO 2

Este es uno de mis favoritos de toda la ruta pues se trata de una vereda muy marcada entre helechos y zarzas con florecillas silvestres que me parece precioso. Exceptuando el hecho de que el suelo es de tierra suelta lleno de polvillo que nos hace acabar con las piernas negras, el ir atravesando ese sendero entre un mar de helechos con esas espectaculares vistas del valle de Parres y los Picos de Europa, me gustó muchísimo.

Vemos unos ciclistas bajando en bici. Vaya moral… Les tiene que quedar el pompis guapo con tantas rocas… ??

Este tramo es mucho más largo que el primero y en realidad casi podría dividirse en 2 ya que más o menos a la mitad hay una pequeña pradera con un abrevadero para el ganado, donde paramos un rato a la sombra para hidratarnos (no del bebedero obviamente ??) porque hace un calor un tanto intenso para nuestro gusto.

TRAMO 3

Finalizada la zona de helechos y zarzas llegamos a una enorme pradera con unas vistas espectaculares de nuevo así como una visión que nos deja un poco compungidas… A lo lejos podemos ver la empinada cuesta que nos va a tocar subir en un rato y desmoraliza bastante.

TRAMO 4

Para que vayáis bien mentalizados, una vez que llegamos a la cabaña abandonada de la foto, ubicada en la majada de Bustacu, empezamos a subir y a subir y no pararemos hasta llegar a la cima del Picu Pienzu.

La primera parte del ascenso es la cuesta que vimos antes a lo lejos. Vemos a la gente atajando campo a través justo al principio de la cuesta y para allá que vamos. La primera curva es una especie de zig zag y siguiendo a la gente por lo menos nos ahorramos una pequeña parte, que con todo lo que nos queda por subir, se agradece.

Vistas del atajo desde arriba

Si la cuesta de lejos nos había parecido horrible, una vez que estamos metidas en el meollo ha sido mucho peor. Hemos tardado unos 30 minutos en subirla a buen ritmo pero entre el desnivel que tenía y el sol abrasador pegando demasiado fuerte sobre nuestras cabezas, se nos ha hecho muy duro.

De hecho al llegar arriba me empecé a marear y me dio una medio pájara, todo muy rápido, por lo que tuve que sentarme allí sobre la marcha para comer y recuperar fuerzas.

Si queréis comer a la sombra os recomiendo comer en algún recoveco a lo largo de estar subida porque sino luego hasta llegar a la cima del pico diría que solo vimos un árbol que nos pudiese cobijar del solazo, ubicado en estas coordenadas: 43.42828, -5.24205.

Nosotras comimos bajo unos árboles (43.428169, -5.237132) con el suelo lleno de boñigas de vaca que fue lo mejor que encontramos teniendo en cuenta el mareo que tenía. Es más, con la pájara que tenía encima, ese maravilloso lugar a la sombra me pareció un comedor glorioso… ¡y fresquito!

Una vez repuestas las fuerzas la cosa cambió radicalmente y ya pude volver a disfrutar al máximo de todo lo que nos rodeaba, que era precioso.

TRAMO 5

Finalizado el ascenso a través de la súper cuesta llegamos a una pradera enorme en la que toca seguir ascendiendo. Las vistas son una maravilla y en todo momento estamos acompañadas del sonido de los cencerros de las vacas y caballos que por allí están pastando. ¡¡¡Me encantan estas praderas gigantes!!!

TRAMO 6

Y por fin empieza el último ascenso, el que nos llevará hasta la cima del Picu PieNzu subiendo a través de la misma ladera del pico. Nos habían hablado tan mal de este ascenso (en cuanto a su distancia y su desnivel), que veníamos tan mentalizadas que lo hicimos sin problema ninguno. Es decir, el ascenso es muy duro, por lo menos para mí que era el primer pico que subía en mi vida, pero lo hicimos sin problema con la gran ayuda de nuestros bastones de trekking. De hecho me resultó mucho más dura la subida de la cuesta en la que me dio la pájara, que de esta ladera hasta la cima. Tardamos solo 25 minutos en hacer este recorrido a ritmo ágil. Además la subida a través de la ladera con esas espectaculares vistas de la pradera y los montes con el único sonido de los cencerros de fondo (además de mi respiración fatigosa) me pareció una auténtica pasada, ¡indescriptible!

Lo único que nos preocupaba un poco era el descenso puesto que al estar tan tan inclinado teníamos miedo de que nos resultase muy complicado, pero ya nos ocuparíamos de eso cuando llegase el momento. Hay que tener claro que el desnivel es enorme y a veces no hay un caminito como tal, simplemente vas por donde más cómodo te parece.

Llegamos a la cima a las 14.40 horas. Estamos a casi 1.200 metros de altitud y a solo 5 km del mar. ¡¡¡Prueba superada!!! ¡¡¡¡Qué emocionanteeeeee!!!! Desbordamos felicidad por los 4 costados. ??? Hoy el día está completamente despejado y las vistas de 360º que se tienen desde aquí son una absoluta pasada, espectaculares, una auténtica maravilla…

La enorme cruz de hierro de 16 metros de altura que corona la cumbre del Pienzu fue colocada allí con la ayuda de numerosos vecinos de la zona del Sueve en 1954, aunque ya en 1915 había sido construida una cruz de madera de 7 metros que pronto sucumbió a los embates de la intemperie y hubo de ser sustituida por otra cruz, también de madera, mayor y más alta y resistente, que también fue destruida por un temporal.

Sacamos fotos y vídeos sin parar… ¡¡Menudo espectáculo!!

Lo único «malo» de que el día esté tan despejado es que no hemos podido disfrutar del mar de nubes que se puede apreciar en otras ocasiones y que también me habría hecho muchísima ilusión conocer, pero no se puede tener todo en la vida… Adjunto foto de Google para que sepáis de qué estoy hablando. ?

Después de disfrutar un buen rato del paraíso, iniciamos el descenso a las 16 horas. Se me hizo muchísimo más fácil de lo que había pensado, ¿quién me lo iba a decir? Tardamos unos 25 minutos en llegar a la pradera.

Las vistas que tenemos mientras desandamos todo el camino hasta el principio de la ruta me parecen una maravilla (ahora que no tengo que estar centrada en subir cuestas), un regalo de la naturaleza…

Además se ha levantado la brumilla que cubría la costa y podemos contemplar todo el paisaje mucho más nítido que a la ida.

Toda la ruta de hoy no tiene dificultad ninguna a la hora de encontrar el camino. De hecho no me fijé en si había muchas señalizaciones o no porque no tuvimos ninguna duda. Además es la primera vez que no necesito sacar mi mapa en ningún momento.

Finalizamos la ruta a las 18.25 horas, con una capa de mugre monumental (ese polvillo del camino es matador) y súper feliz por haber conseguido el objetivo de hoy. Ha sido una ruta preciosísima con unos paisajes de vértigo a cada instante. Requiere un poco de forma física para poder llegar a la cima pero merece muchísimo la pena.

Acabada la aventura de hoy la idea era subir al Mirador del Fitu pero hay mucha más cola ahora que la que había por la mañana así que pasamos del tema porque estamos muy cansadas y porque con todas las vistas que hemos tenido durante las 7 horas que ha durado la experiencia, dudo mucho que vayamos a ver algo mejor…

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Para el día de hoy me parecen totalmente imprescindibles los bastones de trekking para ayudarnos tanto a impulsarnos en los ascensos como para evitarnos resbalones en los descensos.
  • También considero imprescindible traer una gorra ya que no hay muchos lugares de sombra y el sol puede pegar de lo lindo, dificultando el ascenso.
  • Las botas de monte no son imprescindibles aunque no vienen nada mal porque siempre es mejor llevar los tobillos lo más sujetos posibles.
  • No es necesario llevar pantalón largo (como sí lo suelo recomendar en el resto de rutas). En este caso aunque hemos pasado por zonas de zarzas y helechos, el sendero estaba bien marcado y no había que meterse apenas entre los matorrales, evitando arañazos y garrapatas.
  • Pese a que en mi mapa aparecen señalizadas 2 fuentes y 2 manantiales, la realidad es que quitando los bebederos medio secos para el ganado, no hemos visto ni una sola fuente a lo largo del camino. Hay que venir bien aprovisionados porque de hecho creo que es la ruta en la que más he comido y bebido porque el esfuerzo así me lo pedía. Yo llevaba 1 litro y medio de agua y 3 refrescos de 33 cl (por el azúcar que me aporta) y no me sobró ni una gota.
  • Como dije antes no sé si la ruta está señalizada porque como no tiene pérdida ninguna, no nos hizo falta buscar ninguna señal. Aún así siempre recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Hemos tenido cobertura en todo momento.
  • Nos hemos cruzado con muchas personas pero todas bastante desperdigadas por lo que no daban ninguna sensación de agobio como sí me ocurrió en la Ruta de Poncebos a Bulnes por el canal del Tejo.
  • Tardamos un total de 7 horas en hacer toda la ruta, caminando un total de 4 horas según la app Samsung Health y habiendo recorrido un total de 12,5 km.

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *