MEANDROS DEL NORA (Oviedo / Les Regueres)

Lunes 30 de agosto de 2021

Hace ya tiempo que tenía muchas ganas de visitar los meandros del río Nora por las preciosas fotos que veía de la gente en redes sociales, pero entre que el parking por la zona parecía prácticamente inexistente; que no tenía nada claro que los senderos fuesen a estar despejados de maleza pese haber llamado para informarme al ayuntamiento de Grado y a un par de negocios de los pueblos aledaños; y que la ruta (quitando la zona de los meandros) no tenía una pinta espectacular, la cosa se fue posponiendo en el tiempo. Pero hoy había llegado el día. Ayer domingo fui a bajar el río Sella en piragua, una de las cosas más turísticas para hacer si vienes a conocer Asturias, pero que te deja con agujetas hasta en las pestañas. Como me gusta aprovechar el tiempo al máximo, hoy lunes ya había quedado para ir de ruta pero estaba bastante cansada, por lo que buscaba una ruta cercana a Gijón (mi ciudad) y de poca longitud: la ruta de los meandros del Nora era la ideal.

Los meandros del río Nora, ubicados en pleno centro de Asturias, entre los concejos de Oviedo y Les Regueres, fueron declarados Monumento Natural de Asturias en 2003. Los meandros son las curvas pronunciadas que dibujan los ríos a su paso. Su parte interna es la zona de sedimentación, donde crece la orilla; mientras que el margen externo es la zona erosiva, que va ganando terreno poco a poco. Es esta combinación del avance y el retroceso de las orillas lo que va moldeando el cauce y generando estos llamativos meandros.

Hay tres miradores hacia los meandros del río Nora. Mi idea original era hacer una ruta a pie que abarcase los tres miradores (2 ubicados al norte y 1 al sur), pero todas las que encontré en Wikiloc explicaban que el tramo para cruzar el río cerca de la presa hidráulica atravesaba una zona de maleza cuyo sendero muchas veces era imperceptible y recomendaban hacer las tandas de miradores por separado. Así que preferí hacer las visitas en dos tandas diferenciadas, aunque ambas el mismo día.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para PASARLO A LA APP MAPS.ME (que es la que me guía en todos mis viajes) solo tenéis que seguir estas instrucciones.

Como alternativa os dejo mis 2 links de Wikiloc:

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

Hay 3 miradores para visitar los meandros del río Nora en torno al pueblo de Priañes y Rañeces.

  • Miradores de la zona norte del río Nora → Mirador de la Peñona y Mirador de la Lladera:
    • Parking señalizado en Google Maps → Coordenadas: 43.384980, -5.965970.
    • Pequeña zona donde se puede dejar el coche en el pueblo de Rañeces sin ser un parking habilitado como tal → Coordenadas: 43.383049, -5.959527.
Parking señalizado en Google Maps (foto extraída de Internet)
Parking de Rañeces (el corazón de la izquierda marca el acceso al mirador de la Peñona)
  • Mirador de la zona sur del río Nora → Parking (7 plazas) – Coordenadas: 43.37694, -5.96953.

Tipo de ruta:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero un día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no.

Dicho todo esto, la ruta que seleccioné es una ruta circular, ida y vuelta por distinto camino:

  • Distancia total (ida y vuelta): ≈ 4,8 km.
  • Dificultad: baja en cuanto a la señalización porque apenas hay desvíos, aunque no está demás llevar algún punto marcado en el mapa; mínima en cuanto a la forma física necesaria.
  • Mis tiempos:
    • Tiempo caminando: 1 hora 30 minutos.
    • Duración total: 2 horas 50 minutos.
  • Punto de inicio de la ruta: 43.37683, -5.96919.

NUESTRA RUTA:

Salimos de Gijón en coche a las 11 horas. La idea es ir en coche hasta los miradores de la parte norte del río Nora y luego coger de nuevo el coche, ir hasta el mirador de la zona sur e iniciar la ruta desde ese punto. En 40 minutos llegamos al pueblo de Rañeces.

Aunque en Google Maps consta que hay un aparcamiento un poco más allá del segundo mirador (43.384980, -5.965970), a mí siempre me gusta llevar el tema de los aparcamientos perfectamente organizado porque me agobia la posibilidad de llegar y no poder aparcar (no me gusta conducir). Si pones el Google Maps en modo satélite lo que aprecias en esa «P» de aparcamiento es un pequeño recoveco en la carretera en el que apenas entra un coche, cosa que no me convencía nada (luego descubrí que esa imagen no estaba actualizada). Buscando a través de Google Maps por los alrededores de los miradores encontré una zona en Rañeces donde podríamos estacionar el coche y hacia allí me dirigí.

Parking de Rañeces (el corazón de la izquierda marca el acceso al mirador de la Peñona)

Tuvimos suerte ya que ambos lados del camino estaban libres, por lo que aparqué y aproveché para preguntar al vecino de la casa de al lado, que justo asomaba la cabeza por la finca, si había algún problema por dejar el coche en esa zona. Me dijo que no había problema ninguno.

Desde donde dejamos el coche tardamos solo 5 minutos caminando por la carretera en llegar al desvío del primer mirador (43.38345, -5.96218), el Mirador de la Peñona, perfectamente señalizado.

El acceso hasta el mirador es un estrecho sendero rodeado de vegetación de esos que tanto me gustan, en un constante aunque ligero ascenso que se puede hacer sin problema ninguno.

Ya en camino encontramos un desvío sin señalizar en el que había que tomar el sendero de la izquierda (justo donde finaliza el vídeo anterior hay que desviarse a la izquierda). Os dejo el link de Wikiloc con la zona de los miradores ubicados en la orilla norte del río Nora para que no tengáis pérdida ninguna. En solo 5 minutos de caminata llegamos al Mirador de la Peñona. Cuando me asomo para contemplar las vistas es como ¡¡¡uaooooo!!! Tanto tiempo ansiando observar esta panorámica y ha cumplido ampliamente mis expectativas. La luz del sol incidiendo sobre el río y haciendo brillar el agua es el punto perfecto para una estampa de postal. Además estamos completamente solas en el mirador… ¡¡Qué privilegio y qué vista tan maravillosa!!

Después de 20 minutos disfrutando del espectáculo y sacando montones de fotos, a las 12.15 horas ponemos rumbo hacia el segundo mirador. Aunque se puede volver a la carretera y acceder al segundo mirador a través de la misma, hay un sendero maravilloso de esos que parecen de cabras, rodeado de maleza y claramente definido en el suelo, que nos conduce de un mirador a otro. ¡¡Me encantan este tipo de caminitos!!

Toda la senda está llena de polvillo que nos dejó los playeros de «aquella manera». Además tiene alguna que otra bajada entre rocas, pero sencilla de hacer.

Desde el Mirador de la Peñona, si girábamos la cabeza a la derecha, veíamos una valla de madera sobresaliendo de entre la maleza y pensábamos que era el segundo mirador, el Mirador de la Lladera. En realidad casi era un «mirador a la nada» ya que después de donde acabábamos de estar, en este rincón la maleza no permitía ver apenas el río. Ese no era el lugar que estábamos buscando.

Valla de madera si giras la cabeza a la derecha
Vistas desde la valla de madera
Vistas desde la valla de madera
Mirador de la Peñona desde la valla de madera

Continuamos por el sendero hasta que llegamos a un desvío. Reconozco que nos resultó un poco lioso encontrar el segundo mirador pues solo veíamos indicaciones del Mirador de la Peñona (del que veníamos). Tuvimos que dar alguna vuelta extra hasta que encontramos el segundo mirador. En realidad una vez hecho todo el recorrido no tiene pérdida ninguna ya que basta con girar a la derecha en ese desvío (foto inferior) en el que os comento que solo estaba indicado el Mirador de la Peñona.

Pocos minutos después llegamos al segundo mirador, el Mirador de la Lladera. Aquí hubo diversidad de opiniones pero yo claramente elijo como mi favorito el Mirador de la Peñona. Os recomiendo muchísimo empezar la visita por el Mirador de la Lladera para ver a continuación el de la Peñona, de esa forma uno no empañará la imagen del otro porque iréis de menos a más.

En 10 minutos ya estábamos de nuevo en la carretera general, donde vimos perfectamente señalizado el acceso a este segundo mirador.

Viendo que la señalización es más clara si se hace primero el Mirador de la Lladera para continuar hasta el Mirador de la Peñona, mis chicas volvieron al coche por la carretera pero yo preferí desandar todo el camino que habíamos hecho a través de los estrechos senderos para dejarlo todo bien registrado en Wikiloc.

Powered by Wikiloc

Una vez registrado todo el recorrido en Wikiloc debo deciros a modo orientativo que son unos 700 metros y que tardé solo 9 minutos en recorrerlo íntegro sin pararme a sacar ninguna foto, porque ya las había sacado a la ida.

Si no manejáis mucho Wikiloc o mapas en general, os recomiendo empezar la visita por el Mirador de Lladera (bien señalizado desde la carretera) y continuar desde ahí a través de los senderos hasta el Mirador de la Peñona. Este recorrido no tiene pérdida ninguna. Además, como os comentaba antes, también os recomiendo hacerlo en este sentido para que las vistas del Mirador de la Peñona no desmerezcan luego las vistas de la Lladera.

Una hora después de haber estacionado el coche arrancamos de nuevo. Me ha gustado muchísimo esta experiencia y me alegro de haberme quitado por fin esta espinita clavada.

Existe un tercer mirador a los meandros del Nora al otro lado del río. Para visitarlo tenía una ruta circular fichada en Wikiloc. El tema del parking no era problema puesto que había un aparcamiento amplio y gratuito en la iglesia Prerrománica San Pedro de Nora. Cuál será mi desagradable sorpresa cuando, una vez que tomo el desvío para la iglesia, descubro un cartel que indica «prohibido aparcar excepto autorizados». Me dio mucha rabia porque el aparcamiento estaba vacío y desde aquí íbamos a iniciar la ruta. Suerte que como os digo siempre traigo muy mirado el tema de los parkings, pues es algo que me agobia bastante, y tenía en la recámara un plan B por si acaso. Continuamos en coche hasta el pueblo de Priañes donde tenía fichado el parking del tercer mirador del río Nora (43.376940, -5.969530). Cuando lo miré por Google Maps no me convenció mucho porque no era muy grande pero tuvimos suerte y cuando llegamos solo estaba ocupada una de las siete plazas, así que de lujo.

Justo enfrente de la última plaza de aparcamiento, donde está el coche blanco, al otro lado de la carretera, está claramente señalizado el acceso al tercer mirador.

Ascendemos por un camino asfaltado hasta llegar a un hórreo (un hórreo es una construcción destinada a guardar los alimentos alejados de la humedad y de los animales para mantenerlos en un estado óptimo para su consumo. Se caracteriza por mantenerse levantado sobre pilares para evitar la entrada de humedad y de animales desde el suelo y por permitir la ventilación a través de ranuras en las paredes perimétricas [Wikipedia]). De nuevo está perfectamente señalizado que para acceder al mirador debemos girar a mano izquierda.

Esta vez ascendemos por una pista de tierra y grava hasta acceder a la entrada del mirador. Tardamos menos de 10 minutos en llegar desde el coche hasta aquí.

Había leído muy malas opiniones respecto a este mirador por el tema de que la maleza tapaba prácticamente íntegra la vista, así que cuando por fin lo pude contemplar con mis propios ojos quedé gratamente satisfecha porque, aunque es cierto que la maleza tapa una parte de los meandros por lo que solo podemos contemplar como «lenguas» de agua, las vistas son mucho mejores de lo que me esperaba.

Sería genial que quitasen parte de la maleza ya que se podrían visualizar hasta tres meandros del río Nora, tal y como muestra el cartel informativo.

Una vez que finalizamos la visita al mirador la idea era hacer la ruta que traía organizada, pero al llegar de nuevo al hórreo que nos marcó antes el desvío nos fijamos en un cartel que señalizaba «encinar y meandro de Tahoces» y quisimos aventurarnos por el sendero, a ver qué descubríamos.

De nuevo era uno de esos caminos que tantísimo me gusta, rodeado de verde por todas partes y un montón de hojarasca en el suelo que le daba un encanto especial a la senda.

A mitad de camino nos encontramos con una puerta – verja que tenía un cartel de «animales sueltos, cierre la puerta por favor», así que entendimos que la podíamos atravesar sin estar adentrándonos en una zona privada.

Seguimos descendiendo y descendiendo por ese sendero de cuento, imaginándonos que con lo que nos estaba gustando el camino, lo que nos íbamos a encontrar al finalizarlo iba a ser todo un espectáculo. Nuestro gozo en un pozo cuando lo que nos encontramos es una verja cerrada con candado y con vistas a la nada… ¡¡Menuda decepción!! Aprovechamos para descansar sentadas sobre las rocas un rato antes de iniciar el ascenso de vuelta.

Fin de la aventura

Ahora sí que íbamos a hacer ya la mini ruta que traía en mente, por lo que desandamos camino hasta llegar al coche. Esta vez en la misma acera del aparcamiento, justo detrás del coche blanco, encontramos un acceso que nos conducía hacia nuestro objetivo.

Atravesamos el parque de Priañes, muy cuidado pero casi fantasmagórico. No había un alma por la zona. Pasado el parque encontramos un cartel informativo sobre un par de sendas en torno al Monumento Natural de los Meandros del Nora, pero ambas lineales.

Yo prefiero mucho más las rutas circulares, por lo que mantuve el itinerario programado. Seguimos el cartel que nos señalizaba «embalse de Priañes, área recreativa«. Nos dirigía por un camino de hormigón con fincas y vegetación a ambos lados. No era el sendero más bonito del día, pero no estaba nada mal.

Ese sendero nos conducía hasta el «área recreativa de la senda verde de Priañes«, el lugar que había elegido ya desde casa para nuestro picnic. Disfruté mucho de nuestra comilona en esa bonita área recreativa, entera para nosotras 5 (Chispina incluida).

Todas las fotos grupales las sacamos con mi palo de selfie + trípode (con mando a distancia) de Amazon, que descubrí en mi viaje al Gran Cañón del Colorado y que me enamoró desde el primer momento.

Como no me gusta nada tener que andar cargando con el palo de selfie en la mano compré en AliExpress (LINK AliExpress) por 4,04€ una funda para guardar en principio linternas que yo uso para meter mi palo de selfie. Se puede colgar del cinturón o de la riñonera y el palo encaja a la perfección. ¡¡¡Me resulta muy muy útil!!! Os dejo el link de mis Productos imprescindibles a la hora de viajar por si les queréis echar un vistazo.

Tras 35 minutos de asueto, nos ponemos en marcha de nuevo. Tomamos el sendero más pegado al río para continuar con nuestra ruta.

Daba por hecho que después de ver los preciosos miradores de los meandros del Nora, esta ruta poco nos iba a ofrecer, aunque me apetecía hacer un poco de senderismo igualmente. Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que el pequeño tramo desde el área recreativa hasta la central hidráulica de Priañes fue uno de los que más me gustaron del día. Con el río sonando a nuestra izquierda en todo momento, un precioso túnel excavado en la roca, el sendero con la maravillosa hojarasca (preludio de las espectaculares rutas que vamos a hacer este otoño), una fantasmagórica y abandonada casita y hasta un mini ¿belén? de lo más variopinto, hicieron que disfrutase muchísimo de esta parte del camino.

Si quería hacer la senda circular (ida y vuelta por distinto camino), una vez pasada la casa abandonada no quedaba otra que tomar el desvío a mano derecha, dejando la central hidráulica a mano izquierda, y hacer el resto de camino por la carretera hasta el coche.

Quitando la zona de la central hidráulica, no tuvimos casi ninguna panorámica, pero ya contaba con ello.

Ojo que tras la primera curva super cerrada a mano derecha nos encontramos con una puerta corredera en la que todos los vehículos tenían que parar y fichar. Me quedé muy mosqueada pensando que nos íbamos a adentrar en una zona prohibida por lo que paré a uno de los vehículos para preguntar y el conductor me indicó que podíamos pasar sin problema pues había una puerta en la zona derecha para peatones, abierta permanentemente.

Poco antes de llegar al coche encontramos 4 bancos que nos iban perfectos para sacarnos unas cuantas fotos – chorras… jajaja.

Pasamos por el nogal de Priañes y llegamos al coche a las 16 horas después de 2 horas 50 minutos de aventura contando desde que aparcamos el coche en Priañes.

Nogal de Priañes

No ha sido la ruta más hermosa de mi vida pero ha merecido la pena visitar los 3 miradores de los meandros del río Nora (sobre todo y sin lugar a dudas el Mirador de la Peñona). Además he disfrutado del extra de la mini ruta circular y de la compañía.

  • Si me preguntáis si merece la pena visitar los miradores de los meandros del río Nora, la respuesta es: ¡¡para mí sí!!
  • Si me preguntáis si recomendaría la ruta desde Priañes… Para un día en que no tengáis mucho tiempo para una escapada larga, ¿por qué no?

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Para el día de hoy no son necesarios los bastones de trekking que siempre recomiendo en todas mis rutas. Los que yo uso son los más básicos del Decathlon (LINK Decathlon). Los tengo desde el 2018, me costaron solo 4,99€ cada uno y me van de lujo.
  • Las botas de monte impermeables no son imprescindibles porque no había barro, aunque siempre es mejor llevar los tobillos lo más sujetos posibles.
  • Hemos visto un par de bebederos al poco de iniciar la ruta, pero no tenían ninguna indicación de que el agua potable.
  • La ruta está bastante señalizada. De todas formas yo siempre aconsejo llevar descargado el mapa de Google Maps PASADO A LA APP Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Ha habido cobertura todo el camino.
  • Nos hemos cruzado con solo 7 personas, lo que siempre da puntos extra a cualquier aventura.
  • Tardamos un total de 2 horas 50 minutos en hacer toda la ruta, caminando un total de 1 hora 30 minutos según Wikiloc y habiendo recorrido un total de 4,8 km.
  • Os dejo el link de la ruta en Wikiloc.
Powered by Wikiloc

Posdata 1: todos los puntos visitados a lo largo del día están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para PASARLO A LA APP MAPS.ME (que es la que me guía en todos mis viajes) solo tenéis que seguir estas instrucciones.

Posdata 2: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Posdata 3: me encantaría que dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.

Puedes seguirme en mi INSTAGRAM para estar al día de todas mis aventuras.

¿Os gustaría conocer más rutas por Asturias? Os dejo un listado por si queréis echar un vistazo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *