RUTA DEL ALBA o FOCES DEL LLAIMO (Soto de Agues)

Lunes 12 de octubre de 2020

Misma ruta, mismo año, circunstancias completamente diferentes. La primera vez que hice la Ruta del Alba, en enero del 2020 (LINK) no tenía ni la más remota idea de que la persona que me acompañaba, mi compañero de vida durante los últimos 14 años, tenía una amante desde hacía ya 8 meses (13 años más joven que yo). Ahora sé que las infidelidades están a la orden del día (cosa que me resulta escalofriante) y que las cosas siempre pasan para bien (soy mucho más feliz ahora de lo que probablemente he sido en los últimos 2 años).

Cuando hice la ruta en enero no la llegué a acabar porque había reservado para comer en un restaurante y tuvimos que dar la vuelta antes de llegar al final porque sino no nos daba tiempo a llegar para la hora de la comida. Por ello desde entonces he tenido ganas de repetirla y como llevo un tiempo con molestias cada vez más intensas en la rodilla, me pareció una ruta ideal para no «forzar demasiado la maquinaria».

Esta vez éramos un grupo de 8 personas, el más amplio con el que he ido hasta ahora. Cada vez más gente se anima a venirse de ruta (no hago esto a nivel profesional, hablo siempre de grupos de amigos 😜). Es una suerte porque es una forma maravillosa de pasar un día genial conociendo más en profundidad a gente con gustos parecidos.

La Ruta del Alba o Foces del Llaimo está catalogada como un Monumento Natural del Principado de Asturias y está incluida en la Zona de Especial Protección del Parque y Reserva de la Biosfera de Redes.

El Parque Natural de Redes, Declarado Parque Natural en 1996 y reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 2001, ocupa la zona centro oriental del Principado de Asturias:

  • Su riqueza ambiental se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse incluso formaciones de origen glaciar, formas kársticas en cuevas y amplios campos de pasto y montes.
  • Redes cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% del territorio.
  • La acción de los ríos ha dado lugar a la aparición de valles abiertos que forman grandes vegas en sus fondos o a los impresionantes desfiladeros de roca caliza como el del río Alba o el de los Arrudos, principales destinos de las familias amantes del senderismo.
  • Uno de los lugares más impresionantes del parque se halla en su zona alta, de fácil acceso desde el pueblo de Bezanes y aislada por los contrafuertes montañosos, a 1.215 metros: la vega de Brañagallones.
  • En el Parque de Redes se encuentran todas las especies características del norte peninsular: el oso pardo, el urogallo y el lobo. Se localizan también las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias.
  • El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque estos albergan importantes manchas de roble albar.
  • Cuenta con más de 42 rutas oficiales entre las que se encuentran la Tabayón del Mongayo o la Ruta de Barañagallones.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • Hay un parking grande y gratuito justo en el centro del pueblo.
  • Coordenadas: 43.202091, -5.467665.
  • A 5 minutos andando del inicio de la ruta.

Tipo de ruta → Hay 2 alternativas:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero el otro día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no. (LINK informativo sobre cómo diferenciar un buen sendero)

Dicho todo esto la Ruta del Alba es una ruta circular en la que hay 2 posibilidades:

  • Hacer la ida y la vuelta por el mismo sendero.
  • Hacer la ida por el mismo sendero y un tramo de la vuelta por un camino paralelo para llegar hasta un bonito mirador:
    • A la ida tomar la salida pavimentada ubicada al lado del lavadero.
    • A la vuelta, en el Puente Precia de la Vara, tomar el desvío de San Andrés de Agues para ir hasta el mirador y recorrer el valle desde otra perspectiva, llegando igualmente a Soto de Agues.

Características de la ruta:

  • Distancia: ≈ 15,4 km (ida y vuelta).
  • Dificultad: mínima.

NUESTRA RUTA:

Salimos de Gijón en coche a las 10 horas. A 1,5 km de Soto de Agues, nuestro destino, ya empezamos a apreciar preciosos paisajes que auguran solo cosas buenas. Adoro la niebla cuando serpentea entre las cumbres… 😍

A las 10.50 horas ya estamos aparcando en el parking grande y gratuito ubicado a la entrada del pueblo de Soto de Agues. Hay un montón de coches en el aparcamiento. No contaba con ello… Creía que apenas habría gente pero cuando bajamos del coche da la sensación de que han aparcado varios buses cargados de excursionistas porque la gente va en manadas… Vaya bajón, con lo que me gusta hacer las rutas en solitario… Pero bueno, habrá que adaptarse. 😜

Cambiamos los playeros por las botas de monte impermeables porque teniendo en cuenta que lleva días y días lloviendo sin parar, lo más probable es que vayamos a encontrar barro sí o sí.

Antes de iniciar la ruta damos una vuelta por el pueblo ya que dan lluvia a partir de las 18 horas y es probable que cuando estemos de vuelta en el pueblo ya esté lloviendo. Por ahora el sol nos acompaña con alegría.

El pueblito de Soto de Agues es precioso y pequeño y bien merece la pena pasear un poco entre sus calles empedradas con vistas a la montaña. Hay hórreos (construcciones de madera levantadas sobre 4 pilares que están destinada a guardar el grano de manera que este quede aislado de la humedad; son características del noroeste de España, en especial de Asturias y Galicia) y paneras (similares al hórreo pero con más pilares) allá donde mires.

Una vez hechas las fotos de rigor, empezamos la Ruta del Alba o Foces del Llaimo a las 11.20 horas, que tiene su inicio delante del lavadero del pueblo.

Punto de inicio de la ruta

El primer tramo es una pista asfaltada y llana por la que también pueden circular vehículos. Esta vez apenas pasaron un par de ellos pero recuerdo que la primera vez pasaron muchísimos todoterrenos de cazadores con jabalís muertos en sus partes traseras…

A los pocos minutos de iniciar la ruta nos quedamos todos sin cobertura y no la recuperaremos hasta volver al punto de partida.

Esperaba que el otoño hubiese hecho más efecto pero nos encontramos con unos paisajes de un verde intenso. De vez en cuando vemos algún árbol en tonos ocres que hace que no pueda dejar de sacarle fotos… ¡¡¡Me encantan los colores del otoño!!!

Hablando de los colores del otoño… Si tenéis la oportunidad a lo largo de vuestra vida, os recomiendo al 2.000% que visitéis Japón durante el momiji (disfrute de la contemplación de los colores del otoño). Yo estuve en noviembre del año pasado (LINK) y fue uno de los mejores viajes de mi vida. Todos esos árboles con esos colores tan intensos y esos paisajes espectaculares… ¡¡Jamás podré olvidarlo!! ¡Os pongo una pequeña muestra! 😜

 Jardines Koko – En (Himeji)
Koyasán (34.213172, 135.582594)
Templo Eikando (Kyoto)
Parque Momijidani (Miyajima)

Volviendo a la Ruta del Alba en Asturias… 😜 Aunque como comentaba al principio, al salir del parking la gente parecía que acababa de bajar de un autobús de excursionistas por la cantidad que vimos, a la hora de la verdad las personas estaban bastante dosificadas y no llegó a resultar molesto en ningún momento. Así que delante de mí solo iba «mi grupo de excursionistas» la mayor parte del tiempo. A mí me gusta ir un poco a mi aire para sacar fotos sin molestar a nadie. 😊

Todas las fotos grupales que veréis a lo largo del post las sacamos con mi palo de selfie + trípode (con mando a distancia) de Amazon, que descubrí en mi viaje al Gran Cañón del Colorado y que me enamoró desde el primer momento.

Como no me gusta nada tener que andar cargando con el palo de selfie en la mano compré en AliExpress (LINK AliExpress) por 4,04€ una funda para guardar en principio linternas que yo uso para meter mi palo de selfie. Se puede colgar del cinturón o de la riñonera y el palo encaja a la perfección. ¡¡¡Me resulta muy muy útil!!! Os dejo el link de mis Productos imprescindibles a la hora de viajar por si les queréis echar un vistazo. 😉

La primera parte de la ruta es la que yo ya conocía. Pese a ello, esas praderas con sus cabañitas me siguen despertando las mismas sensaciones que me despertaron la primera vez… ¡¡Me encantan!!

Y esos paseos arbolados llenos de hojas por el suelo con las rocas con su musgo súper verde… ¡¡No puedo parar de sacarles fotos!! Estoy disfrutando muchísimo con la ruta y eso que ya la conocía… ¡¡¡Me siento feliz!!!

Al final la mayor parte del camino se recorre sin mucho barro, pero hay que venir con calzado impermeable sí o sí porque puntualmente aparecen enormes charcos y zonas muy embarradas…

La senda trascurre paralela al río Alba. Al principio vemos algún pequeño salto de agua además de escuchar constantemente el arrullo del río.

De repente aparece una cascada y a partir de ahí se suceden una serie de cascadas, algunas muy altas, cargadísimas de agua, a través del Desfiladero del Alba, con paredes altísimas en determinadas zonas que hace que alucine de emoción durante metros y metros. ¡¡¡¡¡No tenía ni idea de que nos íbamos a encontrar con esto!!!!! No puedo creer que la otra vez haya dado por finalizada la ruta sin tener ni idea de lo que me estaba perdiendo… ¡¡¡Madre mía qué espectáculo de la naturaleza!!! Me ha gustado muchísimooooo, y más al ser totalmente inesperado…

Es en el Desfiladero del Alba donde encontramos el único tramo un poco dificultoso de toda la ruta, que realmente apenas tiene ningún problema si se pasa con cuidado.

Llegamos a la Cruz de los Ríos, donde supuestamente finaliza la ruta, a las 13.35 horas (2 horas 15 minutos y 7,7 km después de haber empezado la aventura). Hay bastante gente pero por suerte encontramos libre una de las mesas de madera para poder instalarnos y comernos nuestras provisiones.

Vivimos momentos muy graciosos cuando una de las vacas que andan por allí decide que a ella también le gusta mi bocadillo de bonito con mayonesa y no consigo despegármela… Cuando la tengo tan cerca que su moquillo empieza a caer sobre mi mochila, ya no me hace tanta gracia la situación… jajajaja.

Es entonces cuando decide probar suerte en la mesa en la que se ha instalado mi grupo, y al final hay que acabar asustándola para conseguir que nos deje comer tranquilos. Ha sido una situación muy graciosa, jajajajaj.

Cuando organicé el mapa de la ruta (hoy a las 8 de la mañana 😂), en la app Maps.me, mi favorita para guiarme en todos mis viajes y rutas, descubrí un camino que salía del área recreativa en la que nos encontrábamos. Parecía que finalizaba no mucho más allá pero como cada vez me gusta más explorar y salir de aquellos sitios en los que se acumula la mayoría de la gente, lo comenté con mi grupo y decidimos ir a echar un ojo a ver qué nos deparaba la experiencia… ¡¡¡¡Menos mal que fuimos!!!! ¡¡¡Madre mía!!! Al final el camino que tomamos no es el que aparecía en el mapa, sino uno que salía justo detrás del refugio de pastores, a mano derecha (indicado en la foto inferior con la flecha roja). Solo había que sortear un cable para el ganado y de repente nos adentramos en otro mundo…

¡¡¡Había llegado el otoño!!! Entramos en un bosque casi virgen (aunque sí que había un estrecho sendero marcado por pisadas en el barro), cuyos colores diferían totalmente de lo que habíamos visto hasta ahora. ¡¡¡Nos rodeaban por todas partes colores ocres y marrones en un montón de tonalidades diferentes!!! Yo ya no sabía a dónde mirar…

  • A la ladera de la montaña con tonos espectaculares…
  • A todos los helechos que nos rodeaban con su gran variedad de colores otoñales…
  • A esa enorme cueva en las alturas…
  • A ese maravilloso «sendero de cabras» lleno de barro hasta arriba lo que le daba más encanto aún si cabe…
  • A las rocas llenas de musgo verde intenso…
Cueva rodeada con círculo rojo a la derecha
Sendero

¡¡¡La visita a ese bosque de cuento me gustó muchísimoooo!!! Fue algo totalmente inesperado, además de un contraste total con todo lo verde que habíamos visto hasta ahora… Os recomiendo de corazón adentraros en ese lugar de ensueño en el que no nos cruzamos con un alma… Nos echamos unas buenas risas sacando un montón de fotos grupales.

Para sacar fotos decentes saltando, en la ruta a las Capillas del Monsacro a uno de los chicos se le ocurrió un TRUCO excelente que he aplicado a partir de entonces: grabar un vídeo saltando varias veces seguidas y luego haciendo una captura de la mejor imagen. 😍😍

A las 14.50 horas, mucho antes de lo que me hubiese gustado, tuvimos que dar la vuelta porque una de nuestras compis de ruta tenía un cumple a las 19 horas en Gijón. Si no hubiese sido por eso me hubiese adentrado más y más en ese maravilloso espectáculo de la naturaleza… Qué ganas de que el otoño haga su magia por completo y podamos contemplar esos colores allá donde miremos… ¡¡¡¡Tengo muchísimas ganas!!!!

Suerte que me traía mi batería externa (cuyo link ya no está disponible en Amazon) porque me está bajando la batería de forma exagerada… Como siempre uso el móvil sin parar tanto como cámara de fotos y como mapa, y que llevo activada la app de Wikiloc y de Samsung Health para registrar el itinerario y luego poder compartirlo… La batería baja como la espuma y siempre necesito tener una batería externa que no pese mucho y que sepa que va a durarme todo el día sin fallarme. Prefiero que me sobren mAh por si alguien más se queda sin batería y necesita tirar de la mía. Estos son los requisitos básicos que tiene que tener una batería externa para mí:

  • Amplia capacidad: 15.000 – 20.000 mAh.
  • Lo más ligera posible: ≈ 230 gr.
  • Mínimo 2 puertos de carga: mínimo 1 de ellos de carga rápida 2.0 (mínimo 5V).

El camino de vuelta es el mismo por el que hemos venido. El sol está oculto tras las montañas y aunque hay luz de sobra, ya no tenemos la luz incidiendo en el paisaje para sacar fotos chulas… Suerte que ya saqué tropecientas mil fotos en el camino de ida. 😂

Desandamos el camino hasta llegar al Puente Precia de la Vara, donde nos salimos de la senda principal y atravesamos el puente siguiendo la indicación para San Andrés de Agues. El puente tiene una indicación de «NO pararse; una persona cada 5 metros» y teniendo en cuenta que somos 8 personas, no nos arriesgamos y lo vamos cruzando de uno en uno por si acaso. Me hace mucha ilusión llegar hasta el mirador ya que lo conocí la primera vez que hice la ruta y recuerdo que me encantó.

Puente Precia de la Vara
Puente Precia de la Vara

Tardamos 10 minutos en llegar desde el Puente Precia de la Vara hasta el mirador. El sendero transcurre por un camino de tierra con ligeros ascensos, protegido por árboles a ambos lados. ¡¡¡Me encantan estos senderos arbolados!!! El suelo está lleno de avellanas con sus correspondientes erizos (cubiertas de pinchos). Si el viaje a Las Médulas (León) de esta semana se caracterizó por castaños y más castaños, la Ruta del Alba se está caracterizando por sus avellanos. Suerte que Chispa puede caminar sin problema sin pincharse con los erizos…

Cuando llegamos al mirador tenemos unas vistas preciosas del valle, en su mayoría en tonalidades verdes con un solo árbol al que parece que ya le ha llegado el otoño. ¡¡¡Me encanta ese árbol!!! Como últimamente parezco una cabra montesa y me encanta subir a todos los riscos, busco sin cesar el lugar desde el que me sacó el susodicho 😜 las fotos más chulas en enero.

Piscifactoría a la derecha

Os dejo las indicaciones por si os apetece ir hasta allí ya que no tiene pérdida ninguna y permite sacar alguna que otra panorámica que no se obtiene desde el mirador en sí. Solo comentaros que tengáis un poco de cuidado porque hay alguna colmena de los apicultores de la zona pero que se ven a la perfección y que basta con evitarlas y listo.

Aunque ya lo he puesto en alguna que otra ruta, quiero repetir que estoy encantadísima con mi nueva mochila para rutas. Por si alguno tenéis en mente buscar mochila, por solo 24,99€, con una capacidad de 20 litros y un montón de bolsillos para organizar bien las diferentes cosas, me gusta un montón (LINK Decathlonmochila pequeña de montaña y trekking Quechua NH500 20L gris tormenta). (Que conste que para nada me llevo ningún tipo de comisión. Es solo que quedé encantada con mi compra y siempre me gusta compartir mis descubrimientos por si ayudan a otras personas)

Finalizamos la ruta a las 17.30 horas, después de 6 horas 15 minutos de aventura. ¿Y qué mejor forma de acabar que tomando un delicioso chocolate caliente con todo el grupo en el Restaurante L’ Arruyu?

Foto final del grupo

Me ha parecido una ruta espectacular, nada que ver con la que hice en enero. Hay que hacerla hasta la Cruz de los Ríos y obviamente yo recomiendo continuar por el sendero que hay detrás de la casa de los pastores. Si cuando íbamos por el sendero principal ya estaba maravillada por lo verde intenso que estaba todo, echando de menos los cambios que va a producir en breves el otoño pero sintiéndome feliz cada vez que veía un árbol en tonos ocres… Cuando empecé a ver cascadas por doquier cargadas de agua fue como guaoooo… La experiencia en la Cruz de los Ríos con la vaca «sin miedo» fue súper graciosa… Y cuando atravesamos el cable para ganado y entramos en ese mundo paralelo, ese bosque con esa explosión de colores, el otoño maravillándonos con sus preciosos colores… ¡¡¡Madre mía, me he enamorado totalmente de esta ruta!!! No tenía ni idea de todo lo que me iba a encontrar y me ha parecido absolutamente maravillosa. Pese a que había bastante gente, no llegó a estar muy concentrada en ningún momento por lo que no llegó a resultar molesta. Menudo día de sensaciones tan maravillosas, y con un grupo de gente genial, ¿¿qué más puedo pedir??

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Para el día de hoy NO me parecen imprescindibles los bastones de trekking aunque yo los llevo siempre porque me ayudan mucho, y más con la rodilla como la tengo. Los que yo uso son los más básicos del Decathlon (LINK Decathlon). Los tengo desde el 2018, me costaron solo 4,99€ cada uno y me van de lujo.
  • Las botas de monte impermeables sí que me parecen imprescindibles para mantener los pies secos.
  • Diría que es necesario el pantalón largo si os vais a adentrar en la zona de helechos que hay más allá del refugio de pastores.
  • No hemos visto ninguna fuente que especifique que el agua sea potable por el camino, así que toca venir aprovisionados aunque es verdad que ahora que empieza el frío y el sol no aprieta ya no es necesario venir tan cargados de líquidos.
  • La ruta hasta la Cruz de los Ríos no tiene pérdida ninguna ya que basta con seguir el camino principal y no desviarse en ningún momento. El tramo final de los helechos sí que no aparecía en el mapa. Por eso siempre recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • No hemos tenido cobertura desde poco después de iniciar la ruta.
  • Nos hemos cruzado con bastantes personas pero en ningún momento hemos tenido sensación de agobio por la gente.
  • Tardamos un total de 6 horas 15 minutos en hacer toda la ruta, caminando un total de 4 horas 40 minutos según la app Samsung Health (en Wikiloc hay un error y constan solo 3 horas 15 minutos) y habiendo recorrido un total de 16,86 km.
  • Os dejo el link de la ruta en Wikiloc.
Samsung Health
Wikiloc
Powered by Wikiloc

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *