RUTA HOCES DEL ESVA (San Pedro de Paredes)

Miércoles 8 de julio de 2020

He dudado hasta el final de si estaría preparada o no para hacer hoy una ruta tras mi ruptura inesperada y traumática con Nacho después de 14 años de relación y más de 1 año por su parte de infidelidad con una chica de 20 años (13 años más joven que yo). ??? Pero en pocos días he ido encontrándome cada vez más fuerte y qué mejor forma de tratar de sentirme bien que con una de mis amadas rutas por mi adorada tierra, Asturias. Tenía el día de hoy apalabrado con 2 compañeras de urgencias desde hace semanas (es muy difícil cuadrar un día entre 3 personas que trabajan a turnos) y finalmente me animé a dar el paso.

Elegí la ruta de las Hoces del río Esva por varias razones:

  • Es imprescindible para mí que en las rutas haya agua (río, mar, lago…) y si hay cascadas, mucho mejor.
  • Adoro las rutas circulares porque siempre vas viendo cosas nuevas. En las lineales a la vuelta ves todo lo que ya conociste a la ida. 
  • Existen múltiples alternativas de itinerario con distinto grado de dificultad y características. La que elegí tiene unos 15 km, que me parece una distancia excelente: ni corta, ni muy larga.

Las Hoces del Esva están declaradas Monumento Natural de Asturias y se encuentran además dentro de un paisaje protegido, el de la Cuenca del Esva. Se trata de un paraje en el que unas pasarelas de madera suspendidas sobre el Esva permiten pasear por encima de la ribera del río, adentrándonos en la profunda Garganta del Esva sobre paredes verticales de cuarcita con una altura de hasta 500 metros.

Al igual que en mi ruta anterior (Cascadas de Guanga o Buanga), en este caso me ha costado un poquito encontrar el itinerario en el mapa, aunque en los foros dicen que luego ya in situ la ruta está perfectamente especificada. Al buscar en Google Maps no encontraba bien el sendero a seguir. Por suerte para este tema de mostrar recónditos caminos suele funcionar muy bien la app Maps.me, que indica muchos más caminos y senderos que Google Maps y tiene la ventaja de poder usarse sin conexión en caso de no haber cobertura. Maps.me es el mapa que uso siempre para moverme en mis viajes y esta vez tampoco me defraudó. Al abrir la aplicación se ven los distintos senderos a la perfección, por lo que puse unos iconos para marcar el camino que tomaríamos nosotras y para que no hubiese pérdida y ya estábamos listas para iniciar la aventura. ???

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • Hay un parking amplio y gratuito a la entrada del pueblo de San Pedro de Paredes.
  • Coordenadas: 43.45804, -6.48535

Tipo de ruta:

Como digo en la introducción, existen múltiples alternativas de itinerario con distinto grado de dificultad y características para adaptarla a los gustos, preferencias y condición física de quien la vaya a realizar. Esto es debido a que la ruta, de unos 15 km y 6 horas de duración, tiene una forma parecida a un «8» y atraviesa varios pueblos en los que se puede dejar el coche e iniciar la ruta que más nos convenga. San Pedro de Paredes, Bustiello de Paredes, Ese de Calleras, Calleras… Son los pueblos entre los que podemos elegir dónde empezar y cuál queremos que sea nuestro itinerario.

Os dejo el folleto con algunas de las distintas rutas por si queréis echar un ojo. A mí me ayudó mucho el mapa que trae para organizar mi propio mapa (ver mi mapa).

A continuación os pongo algunos ejemplos de itinerarios. De estos ejemplos, los 2 primeros son rutas lineales en los que se puede hacer la vuelta por el mismo camino o programar los medios de transporte adecuados para regresar al punto de partida, mientras que los 4 últimos son itinerarios circulares:

  • Ruta lineal: Calleras – Agüera o San Pedro de Paredes bordeando el río (por Bustiello de Paredes).
  • Ruta lineal: Calleras – San Pedro de Paredes y Agüera (por Adrado).
  • Ruta circular: Calleras – Calleras.
  • Ruta circular Agüera – Agüera por San Pedro de Paredes.
  • Ruta circular Agüera – San Pedro – Agüera.
  • Ruta circular: Paredes – Ese de Calleras – Bustiello de Paredes – Paredes. ESTA ÚLTIMA ES LA QUE ELEGÍ PARA NOSOTRAS.

Características de la ruta:

Ruta circular → Paredes – Ese de Calleras – Bustiello de Paredes – Paredes:

  • Distancia: 15,34 km.
  • Dificultad: leve – moderada porque hay casi 5 km de ascenso y porque hay que saber manejar un mapa para no perderse entre los distintos desvíos.
  • Punto de inicio de la ruta → Coordenadas: 43.457283, -6.483777

NUESTRA RUTA:

Salimos de Gijón en coche a las 10.10 horas. Tardamos 1 hora y 5 minutos en llegar al parking de San Pedro de Paredes, gratuito, bien señalizado y ubicado a la entrada del pueblo.

Antes de iniciar la ruta decidimos dar una vuelta por el pueblo de San Pedro de Paredes, elegido Pueblo Ejemplar de Asturias en 2001 justificando su elección porque «las actividades desarrolladas por la comunidad del valle de Paredes se han distinguido en los últimos años por un profundo amor a la tierra y por el firme propósito de mantener el equilibrio entre el medio físico y el humano como valores y principios que la sociedad tradicional ha sabido preservar».

Cada año la Fundación Princesa de Asturias concede a un pueblo asturiano el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias (tiene como ámbito única y exclusivamente el Principado de Asturias), dentro de los Premios Princesa de Asturias. La concesión de este galardón implica una recompensa económica de unos 25.000 euros además de un aumento del turismo.

El pueblo tiene mucho encanto y merece mucho la pena dar una vuelta con calma.

Después de este bonito paseo nos ponemos en marcha ya que nos esperan unos 15 km por delante. La senda que conecta con el inicio de la ruta sale detrás de la iglesia parroquial San Pedro de Paredes. Es preciso rodear también el cementerio y cruzar un puente de piedra con 2 arcos.

Iniciamos la ruta a las 11.25 horas. El principio del camino está perfectamente señalizado.

Vistas del puente y del cementerio una vez iniciada la senda

Mira que veníamos advertidas con esta descripción que había leído en un blog «iniciamos una larga y empinada subida que, al cabo de poco más de 2 km nos sitúa en la cresta de Sierra Adrado tras superar un desnivel de 450 metros aproximadamente». Pero leído así no nos hizo imaginarnos que íbamos a tener que ascender sin descanso durante 2,48 km por una empinada subida llena de piedras sueltas, que tardaríamos 1 hora 20 minutos en completar. Y es que 1 hora 20 minutos subiendo y subiendo se nos hizo eterna… Y eso que tuvimos que parar varias veces para que yo pudiese recuperar el aliento, porque madre mía con la subida de las narices… Menuda forma de empezar una ruta…

Río Esva

Cada vez que veíamos un pequeño llano era como… ¿¿¿ya se ha acabado la subida??? Pero no, nunca era en ese llano… ?? Para que vayáis ya mentalizados, la subida no finaliza hasta pasada la señalización de Adrao en la app Maps.me, en estas coordenadas: 43.443409, -6.472182.

De hecho y como colofón final, antes de finalizar la subida tuvimos que atravesar una zona completamente embarrada y llena de cuchu (caca de vaca), por lo que ya solo por este tramo recomiendo traer calzado impermeable… Porque yo pasé sin problema ninguno pero mis amigas sí que lo tuvieron un poquito más difícil al ir en playeros… ?

No es hasta que llegamos a este desvío a las 12.45 horas, que por fin pude empezar a disfrutar de la ruta.

Atravesamos una zona llana con preciosas vistas al valle y con árboles espectaculares. ???

Gotas de rocío
Potrillos mamando

Pese a ser pleno verano (8 de julio), como en todas las rutas que he realizado últimamente nos acompaña un día nublado y con temperaturas agradables, lo cual en realidad es ideal para salir a caminar porque si hiciese el calor propio del verano, sería inviable.

De repente llegamos a un árbol que tiene un cartel enorme en el que indica «atención portillo» (círculo rojo). Por más que miramos alrededor no vemos ninguna puerta y no entendemos a qué se refiere…

«Atención portillo»

Por fin, a más de 50 metros de distancia entendemos el aviso del cartel, aunque queda un poco a desmano en realidad… Nos encontramos con una valla en medio del camino. Por suerte en alguna parte había leído que estaba ahí para evitar el paso del ganado, pero que no era ilegal atravesarla, por lo que la sorteamos sin problema.

Continuamos caminando y empieza una de las partes que más me ha gustado de todo el día de hoy. Llegamos a una especie de saliente entre varios valles, que nos obsequia con unas vistas maravillosas además de permitirnos caminar entre preciosas florecillas silvestres. ¡Espectacular, me encanta!?

A mitad de este camino encontramos un desvío con 2 alternativas (coordenadas del desvío: 43.437852, -6.48332). Siguiendo el mapa que había elaborado en casa, ponemos rumbo hacia Calleras, a donde se llega por la senda que se ve perfectamente en las fotos, bordeando toda la montaña.

Me ha encantado toda esa senda, justo al borde de la montaña, con preciosas vistas de forma continuada, incluso permitiéndonos atisbar el río Esva al fondo. ??? Quizás no apta para gente con vértigo, pero realmente sin peligro ninguno.

Paramos a comer en un comedor «con vistas». ?? Hasta ahora nos hemos cruzado solo con 4 personas, ¡la ruta es entera para nosotras solas!

El camino continua atravesando el pinar que se veía al fondo. ¡¡Me encanta todo este tramo!! ???

Llevamos ya 3 horas caminando (son las 14.30 horas) y aún no hemos llegado ni a la mitad de la ruta, por lo que sobre la marcha decidimos cambiar el itinerario previsto para acortar un poco el camino. Hay un montón de desvíos y senderos a lo largo del camino, algunos con indicaciones pero muchos otros no. De hecho algunos de los desvíos ni siquiera aparecen en la app Maps.me, por lo que esos los ignoramos directamente. Considero imprescindible para la aventura de hoy traer la app Maps.me (o alguna similar) con las distintas desviaciones marcadas, porque sino puede ser complicado saber hacia dónde girar o, como en nuestro caso, poder cambiar el itinerario previsto sobre la marcha.

Hemos pasado por distintos tipos de bosques a lo largo de lo que llevamos de ruta. Me gusta poder ver todos esos contrastes… ?

Y de repente, sin contar con ello, llegamos a una carretera. Son las 15 horas y estamos a pocos metros del punto de inicio oficial de lo que son las Hoces del Esva en sí. Si no queréis hacer la ruta entera por ser demasiado larga, hay un parking justo al inicio de la ruta en estas coordenadas: 43.420928, -6.482413.

Iniciamos la senda de lo que realmente hemos venido a ver hoy. Lo demás ha sido un regalo extra ? (y esa horrible cuesta de más de 2 km, un castigo extra ?).

El camino no tiene pérdida ninguna y aunque se inicia con una parte sin apenas desnivel,

pronto iniciamos una constante de subidas y bajadas, a veces excavadas en la propia roca, a veces a través de pasarelas de madera y otras veces teniendo que subir y bajar peldaños algunos de los cuales están rotos, sueltos o podres, haciendo un poco dificultoso el camino, por el hecho de tener que ir con cuidado simplemente. Siempre con el río Esva a la izquierda. No sabría decir si esta ruta es muy apropiada para niños teniendo en cuenta el estado de los escalones y la amplia distancia entre algunos de ellos…

Pese a que a mis amigas les encanta este tramo, a mí no me está despertando nada… No sé si es que estoy un poco apática por mis circunstancias personales, pero no es lo que me esperaba…

No es hasta que pasamos la antigua presa sobre el río Esva

cuando el camino ya se empieza a parecer más a lo que tenía en mente, con los senderos casi excavados en la propia roca. De hecho, una vez hecho entero, es a partir de la antigua presa que empieza mi parte favorita de las Hoces del Esva. A medida que nos alejamos de la presa empezamos a contemplar a lo lejos los verdes valles. ¡Me encantan! ??

Todos nuestros planes cambian drásticamente cuando encontramos a una perrita que parece abandonada, pues está completamente desnutrida y agotada. Dejamos a un lado el disfrute de la ruta y tratamos de darle la poca bebida y comida que nos queda. Nos da muchísima pena y no somos capaces de dejarla atrás por lo que tratamos de llevarla con nosotras pese a que no tiene pinta de que vaya a aguantar la casi hora y media que nos queda de caminata…

Es una pena porque en la zona en la que nos encontramos a la perrita es una de las que más bonitas me han parecido, pero ya no la podemos disfrutar igual…

Llegamos a una desviación en la que aunque para ir a San Pedro de Paredes, donde tenemos nuestro coche, indica que hay que tomar un desvío concreto, a mí ese camino directamente no me aparece en la app Maps.me, por lo que obviamos el cartel de madera y seguimos mi mapa poniendo rumbo, según ese cartel, hacia Agüera.

Esta parte del trayecto apenas la podemos disfrutar porque nos desvivimos tratando de animar a la perrita a que nos siga, pues se detiene agotada cada pocos metros… ?? Es súper cariñosa y obediente. ???

Por suerte vemos en el mapa que estamos ya cerca del pueblo Bustiellu, por lo que agilizamos para ver si alguien nos echa una mano. Al llegar, los lugareños nos explican que la perra es de pastoreo y pertenece a un tal Juan que la alimenta cuando le viene en gana. Según nos cuentan, más gente se ha visto en nuestra situación y se la han llegado a llevar a la protectora y luego el tal Juan ha vuelto a buscarla así que, con toda la pena de nuestro corazón, dejamos atrás a la perra que aunque como digo parece totalmente desnutrida y agotada, rechaza nuestra agua y nuestra fruta y en el pueblo se ha detenido de forma definitiva. ¡Adiós perrita! ???

Nos ponemos de nuevo en marcha y atravesamos Bustiello, un pequeño pueblo con mucho encanto.

El tema de la perra añadido a toda la «kilometrada» que nos hemos hecho, nos ha desgastado bastante y estamos deseando llegar al final.

Por suerte no queda ya mucho y tras atravesar el pequeño pueblo de Longrey

por fin hacemos el último trayecto hasta el coche.

Llegamos a al parking a las 18 horas, exhaustas pero contentas. ?

Me ha parecido una ruta bonita en su conjunto, aunque no ha sido de mis preferidas (repito que quizás mi situación personal me haya impedido disfrutar al 100%, pero no lo creo…):

  • El primer tramo de subida de 2,48 km es matador y, teniendo en cuenta que hay multitud de opciones de itinerario distintas, yo buscaría una en la que poder ahorrarse esa parte, ya que desgasta muchísimo sin dar nada a cambio, es decir, no es que durante el ascenso te encuentres con unos paisajes despampanantes que merezcan ese grandísimo esfuerzo.
  • Los tramos que más me gustaron como ya comenté fueron los que se encuentran después de finalizar esa ?? maldita subida ?? y el que aparece una vez pasada la antigua presa sobre el río Esva.
  • Adoro las rutas en las que hay agua casi todo el rato y en este caso el río no apareció hasta la mitad de la ruta que iniciamos como tal las Foces del Esva. Además estoy mal acostumbrándome y he echado de menos ver alguna cascada…

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Las botas de monte no son imprescindibles aunque sí que hay un par de tramos en que era necesario calzado impermeable.
  • La única fuente que vimos estaba en Longrey, casi al final de la aventura.
  • La ruta está señalizada solo en algunas intersecciones. Es imprescindible para mí llevar un mapa online.
  • La cobertura escasea en ciertos puntos del camino por lo que recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Desde mi punto de vista la dificultad del itinerario que elegimos es leve – moderada porque hay casi 5 km de ascenso de los 15 km totales y porque hay que saber manejar un mapa para no perderse entre los distintos desvíos.
  • Nos encontramos con solo 10 personas en toda la excursión. Eso siempre es un punto extra en cualquier aventura.
  • Hemos visto una culebra vivita y coleando en una de las pasarelas de las Hoces del Esva. (No me dio tiempo a sacarle una foto porque como siempre me emocioné y, al gritar, se fue serpenteando)
  • Tardamos un total de 6 horas 30 minutos en hacer toda la ruta, caminando un total de 4 horas 55 minutos según la app Samsung Health y habiendo recorrido un total de 15,34 km.

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

2 comentarios en “RUTA HOCES DEL ESVA (San Pedro de Paredes)

  1. Me ha encantado seguiros en vuestra ruta. Soy de Gijón y un cacho más mayor que vosotras. Ando buscando un grupo o asociación con quien salir a caminar porque entre mi grupo de conocidos a nadie le gusta el monte :(.
    Al año pasado subí hasta el Urriellu con unos compañeros de trabajo y, aunque recuerdo ese día como uno de los más felices de mi vida :D, salir sola con un grupo de chicos hace que eche en falta un poco de alegría femenina.
    Seguiré cotilleando en este blog recién descubierto y quizás me anime a aventurarme sola algún día.
    Un abrazo enorme y mucha paz y fuerza en esta nueva etapa de tu vida que, estoy segura, te traerá mucho bueno.

    1. Holaaa! Me alegro de que te haya gustado la ruta!! Mándame si quieres tu número de móvil por Instagram (se llama igual que el blog) y podemos mirar para hacer un día una ruta juntas si quieres! Mi madre se vino a la última, que estoy pendiente de colgar, y le encantó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *