3. TABAYÓN DEL MONGAYO (Tarna – Asturias)

Martes 4 de agosto de 2020

Hemos dormido de lujo. Las camas son muy cómodas y el silencio ha sido absoluto. El único inconveniente es que la habitación no tiene persiana, pero siempre viajo con antifaz «por si acaso» (adoro los «por si acasos»), por lo que la luz no me molestó en ningún momento. Las mantas no nos sobraron pues como dije ayer, de noche las temperaturas en Maraña bajan bastante.

Estas son las vistas que tenemos desde nuestra habitación.

Desayunamos en el propio albergue. Debido a las medidas de higiene por la pandemia no pueden ponernos el desayuno habitual pero disfrutamos de un estupendo desayuno por 4€ por cabeza. Quedamos a reventar (se puede repetir las veces que se quiera) y con las pilas cargadas para lo que nos espera.

Recogemos nuestros bártulos y pagamos la cuenta del albergue: 39€ entre las 2 por la cena, los desayunos y la pernoctación. ¡¡Mejor imposible!!

Antes de abandonar Maraña, damos una vuelta por la plaza y nos sacamos las fotos míticas con las letras de Maraña y la fuente del toro. ¡Es un pueblito de montaña encantador! ? 

Albergue de Maraña

A las 11.30 horas recogemos a nuestra amiga Mary y ponemos rumbo a nuestra aventura del día. Vamos a hacer la ruta del Tabayón («Tabayón» = cascada) del Mongayo ubicada en el Parque Natural de Redes. La cascada fue declarada Monumento Natural de Asturias en 2003.

El Parque Natural de Redes, Declarado Parque Natural en 1996 y reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 2001, ocupa la zona centro oriental del Principado de Asturias:

  • Su riqueza ambiental se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse incluso formaciones de origen glaciar, formas kársticas en cuevas y amplios campos de pasto y montes.
  • Redes cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% del territorio.
  • La acción de los ríos ha dado lugar a la aparición de valles abiertos que forman grandes vegas en sus fondos o a los impresionantes desfiladeros de roca caliza como el del río Alba o el de los Arrudos, principales destinos de las familias amantes del senderismo.
  • Uno de los lugares más impresionantes del parque se halla en su zona alta, de fácil acceso desde el pueblo de Bezanes y aislada por los contrafuertes montañosos, a 1.215 metros: la vega de Brañagallones.
  • En el Parque de Redes se encuentran todas las especies características del norte peninsular: el oso pardo, el urogallo y el lobo. Se localizan también las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias.
  • El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque estos albergan importantes manchas de roble albar.
  • Cuenta con más de 42 rutas oficiales entre las que se encuentran la Ruta del Alba o la Ruta de Barañagallones.

El inicio de la ruta de hoy se encuentra en el pequeño pueblo de Tarna, ya en Asturias. Para acceder a él hay que bajar por el Puerto de Tarna que, como todo puerto de montaña, está lleno de curvas cerradas pero asequibles si se va despacio.

Tardamos 30 minutos en llegar de un pueblo a otro.

El pueblo de Tarna fue destruido totalmente en 1937 durante la Guerra Civil y posteriormente reconstruido. El trazado de sus calles no es por lo tanto del típico pueblo de montaña de la zona ya que sus calles siguen un trazado cuadriculado y sus casas son idénticas.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • El parking principal se encuentra en la plaza de la iglesia del pueblo de Tarna (Asturias) → Coordenadas: 43.110152, -5.227520.
  • El pueblo es muy pequeño por lo que aparquemos donde aparquemos estaremos cerca.

Tipo de ruta:

Hay 2 opciones a la hora de hacerla:

  • Lineal:
    • Ida y vuelta por el mismo sitio.
    • Distancia: 11 km (ida y vuelta).
    • Dificultad: baja.
    • Punto de inicio de la ruta → Coordenadas: 43.11044, -5.22876.
  • Circular:
    • Distancia: ≈ 11,7 km (ida y vuelta).
    • Dificultad: baja.
    • Punto de inicio de la ruta → Coordenadas: 43.11044, -5.22876.

NUESTRA RUTA:

La idea era aparcar donde la iglesia de Tarna pero el parking es pequeñito y está lleno, por lo que toca dar alguna vuelta por el pueblo hasta encontrar sitio. Sé que me repito pero es increíble cómo se ha puesto de moda hacer rutas a causa de la pandemia y la dificultad para viajar fuera de nuestras regiones. Yo que creía que no nos íbamos a encontrar con nadie al estar la ruta en medio de la nada y para empezar no tenemos ni sitio para aparcar…

Como dato práctico decir que desde antes de dejar el coche ya no tenemos cobertura y seguiremos así prácticamente el resto del día.

Empezamos la ruta a las 12.20 horas.

Se inicia con un paseo arbolado en sombra con subida constante. 

Pasamos un primer desvío en el que hay que continuar por la senda principal.

Después de 1 km que equivale a unos 20 minutos de caminata encontramos un cruce en el que se puede ir hacia el Tabayón del Mongayu o hacia los Reboyos del Llanu del Toru. (En asturiano «tabayón» significa cascada y «reboyo», roble). Nosotras nos desviamos hacia la izquierda para visitar los famosos robles centenarios.

Desvío al Llanu del Toru

Se trata de un camino de menos de 1 km de largo (por el que luego habrá que regresar) con una subida que nos lleva un total de 20 minutos, con un desnivel que cada vez aumenta más y más hasta plantearnos si merecerá la pena continuar el esfuerzo para lo que vamos a ver. Ascendemos utilizando las raíces de los árboles como escalones para no rodar cuesta abajo.

Pero pese a lo que nos cuesta el ascenso, a mí me hace mucha ilusión visitar siempre todo lo que se puede ver en los distintos lugares para luego poder opinar de ello en el blog, por lo que finalmente decidimos llegar hasta el final.

La verdad es que en un primer momento mi opinión fue que no merecía la pena el esfuerzo para el premio final (eso lo pensaba mientras parecía que el corazón se me iba a salir por la boca) pero, pensándolo fríamente, todo el paseo a través del bosque de robles era súper bonito y los 2 robles centenarios de unos 8 metros de diámetro cada uno eran impresionantes.

Como dato de interés para localizar perfectamente los robles centenarios, decir que cada uno está rodeado por una valla de madera y separados unos 200 metros (de subida) uno de otro. Tenéis las coordenadas exactas en el mapa.

Los vídeos que os adjunto son de bastante mala calidad porque aunque en la imagen no se aprecia, el desnivel era enorme y tenía que hacer virguerías para ir grabando sin tropezar al no ir utilizando los bastones de trekking.

Primer roble centenario
Segundo roble centenario

Después de las fotos de rigor iniciamos el descenso por el mismo camino. Suerte que hay un montón de raíces a modo de escalones porque sino de verdad que hubiésemos bajado rodando.

Y llegamos de nuevo al cruce que separa los caminos de los robles del de la cascada. Hemos dedicado 1 hora en total yendo a ritmo ágil para ver los robles centenarios. Ahí os dejo la información y las imágenes para que valoréis por vosotros mismos si os merece la pena el esfuerzo o no. 

Ahora toca coger el camino de la derecha para seguir hacia nuestro objetivo. Por suerte a partir de este punto las cuestas disminuyen considerablemente y gran parte del trayecto es llano. La mayor parte de la senda transcurre con preciosos y retorcidos robles a ambos lados del camino. ¡¡Me encanta!!

Me están gustando muchísimo estos túneles de robles. De hecho esta ruta es perfecta para hacerla en pleno agosto porque con la sombra que dan los árboles no hace nada de calor, mientras que cualquier otra senda a cielo abierto sería «la muerte» en estos meses de verano…

Decir que hemos encontrado unas cuantas zonas muy embarradas por lo que agradezco como siempre llevar mis botas de monte impermeables. 

Continuamos caminando y toca cruzar 2 puentes.

Seguimos avanzando a través de esos maravillosos túneles de árboles y de repente se abre un claro y…. Visualizamos la cascada por primera vez a lo lejos a las 14.30 horas. ¡¡¡Es gigante!!! ¡¡¡¡Vaya pasada!!!! Se ven 2 tramos enormes, ¡¡¡guaoooo!!! ¡¡¡¡¡Me encanta!!!!! No puedo parar de contemplarla embobada…

El Tabayón del Mongayo es una preciosa caída de agua de 60 metros de altura que baja desde el Cuetu Negru y, tras ser conducida por el arroyo del Mongayo hasta el Río Ablanosa, llega al río Nalón.

Os pongo las coordenadas exactas del punto en el que visualizamos la cascada (43.105196, -5.256699) porque nosotras íbamos charlando como cotorras y si no es por una de las Marías yo no me hubiese fijado y me hubiese perdido uno de los puntos que más me gustaron de toda la ruta… No tiene nada que ver el observar ahora las fotos y vídeos a estar caminando a nuestro aire y de repente encontrarnos esa maravillosa sorpresa sin contar con ella para nada, mientras escuchábamos el agua caer a lo lejos. ¡Fue una sensación espectacular!

Cuanto más nos acercamos a la cascada más me gusta el estrecho sendero rodeado de helechos con las vistas de la cascada al fondo. ¡¡Una pasada!! ¡¡¡Uuuuffff!!!

Para llegar a la base de la cascada hay que ascender por un paseo empedrado y empinado, bajo un sol abrasador y con unas vistas preciosas.

Cuando por fin llegamos a la cascada… ¡¡¡¡Madre mía!!!! ¡¡¡¡Es impresionante, alucinante, me encanta muchísimooooo!!!! ??????????????????????

Todo el mundo se para en el mismo punto a sacar fotos (y no pasan de ahí).

Pero a mí me encanta explorar y no quedarme en lugares concurridos por lo que bajo un poco por el río y ¡¡¡las vistas son de infarto!!! Me parece un lugar mágico, de ensueño, me he quedado sin palabras… Y donde estoy sentada, yo sola, con solo la naturaleza a mi alrededor… Me embriaga… Y eso que desde aquí solo se ve 1 de los 2 tramos gigantes que se veían a lo lejos. Me quedo un buen rato sentada sola simplemente contemplando el espectáculo, en paz. Estar ahí sobre la roca viendo los pequeños saltos del río, contemplando la cascada y escuchando su sonido y siendo salpicada por docenas de gotitas que me refrescan el rostro es una experiencia que me deja sin palabras… ????

Luego mis amigas se animan a bajar hasta donde estoy yo y ya empieza el festival de fotografías. Solo adjuntaré 2 de las tropecientas que sacamos. ?

Cuando por fin consigo despegarme de ese maravilloso lugar porque el hambre ya nos ataca con fuerza, comemos a pocos metros de allí, a pleno sol abrasador, contemplando el paisaje. La mayoría de la gente come unos cientos de metros después, a la sombra, pero el paisaje es demasiado magnífico como para marcharnos tan rápido. Hoy la comida corre por cuenta de Mary y su familia. ¡¡Adoro la tortilla de patata!! ?

? ¡¡Mis Marías!! ?

A las 16.10 horas iniciamos el descenso.

El problema viene cuando al llegar a la desviación para hacer el itinerario circular encontramos una señal que nos impide continuar el paso.

Vaya bajón… Con lo preciosísima que es la ruta es una pena que tengamos que volver por el mismo sitio y no podamos seguir descubriendo las maravillas que nos esperan… ?????? Pero no nos queda más remedio que volver por el camino por el que hemos venido y tener claro que habrá que repetir la experiencia en otra ocasión. ?

(Esa misma semana un chico me escribió esto en Facebook ??: «a pesar del desprendimiento se puede pasar porque la gente ha hecho un sendero, está casi llegando al pueblo. Si no lo quieres pasar, sales a la carretera y arreglado»)

Finalizamos el trayecto a las 17.40 horas después de 5 horas y 20 minutos de una deliciosa experiencia. Ha sido una ruta preciosísima, espectacular… Esos preciosos paseos arbolados, esas vistas de los montes y esa cascada de cuento con los saltos de agua… ¡¡¡Ha sido maravilloso!!! Una lástima no poder hacer el itinerario circular, pero me sirve como excusa para tener que venir otro día. 

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • La ruta está perfectamente señalizada. No tiene pérdida ninguna.
  • Para mí son imprescindibles los bastones de trekking. Las botas de monte impermeables quizás no las considero imprescindibles aunque yo siempre prefiero llevarlas.
  • Recomiendo traer pantalones largos ya que por la zona de helechos hay riesgo de arañarse o de coger una garrapata.
  • Hemos visto solo una fuente, la fuente de los Arellales con su caño de madera donde además hay una mesa de madera de picnic.
  • La cobertura ha sido inexistente durante todo el camino por lo que recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado al Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Aunque hasta que empezó el verano estaba habituada a no cruzarme con más de 10 personas en mis aventuras, en este caso pese a que nos cruzamos con bastante gente eran personas puntuales desperdigadas que no daban ninguna sensación de agobio como sí me ocurrió en la Ruta de Poncebos a Bulnes por el canal del Tejo.
  • Tardamos un total de 5 horas 20 minutos en hacer toda la ruta, caminando un total de 3 horas 40 minutos según la app Samsung Health y habiendo recorrido un total de 11 km.
  • Desde el pueblo de Tarna tardamos 1 hora 25 minutos en llegar a Gijón.

GASTOS DEL DÍA (por persona):

  • Desayuno: 4€.
  • Gasolina: 7,66€

TOTAL DEL VIAJE (por persona): 41,91€

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Todas las fotos grupales que veis las sacamos con mi palo de selfie + trípode (con mando a distancia) de Amazon, que descubrí en mi viaje al Gran Cañón del Colorado y que me enamoró desde el primer momento.

Como no me gusta nada tener que andar cargando con el palo de selfie en la mano compré en AliExpress (LINK AliExpress) por 4,04€ una funda para guardar en principio linternas que yo uso para meter mi palo de selfie. Se puede colgar del cinturón o de la riñonera y el palo encaja a la perfección. ¡¡¡Me resulta muy muy útil!!!

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

2 comentarios en “3. TABAYÓN DEL MONGAYO (Tarna – Asturias)

  1. He visualizado con interés tu reportaje. Me alegra saber de ti gracias al Facebook. Intentaré seguirte a partir de ahora, por lo que si es posible, solicitaré de tu amistar en ese medio citado con anterioridad. Si me permites y para tu información (ya de por si exhaustiva), los puentes que describes son: el primero el que salva las aguas del arroyo Requexada y el segundo, se denomina: Pandu la Escoba. Por otra parte comunicarte, aunque ya creo que lo ha hecho otro compañero; si que pudisteis hacer la ruta circular, ya que el desprendimiento (argayu) está muy cerca del pueblo de Tarna, pudiendo salir a la carretera antes y hacer el tramo final (tal vez dos kilómetros escasos), caminando a la vera de la misma. Un placer haber dado contigo para a partir de ahora poder seguir tus andanzas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *