DE BANDUJO A BERMIEGO, PUEBLOS ASTURIANOS CON ENCANTO

Domingo 21 de marzo de 2021

Hoy he tenido turno de noche en el hospital y hasta las 8 de la mañana no he llegado a casa, por lo que hemos elegido tener un domingo tranquilo y dedicarlo a conocer 2 pueblecitos que teníamos pendientes.

Comemos pronto para aprovechar el día al máximo, ya que hasta el fin de semana que viene no cambian la hora por lo que la puesta del sol siempre juega en nuestra contra.

Todos los puntos visitados a lo largo del día están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

BANDUJO

Salimos de Gijón en coche a las 14.30 horas. Nuestro primer destino del día es Bandujo, pueblo medieval del siglo VIII declarado Bien de Interés Cultural en el 2009. Alberga uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Asturias.

Desde Gijón hasta el desvío al pueblo de Bandujo se tardan 45 minutos. Una vez que tomamos la salida, encontramos una carretera rural de unos 9 km, estrecha, por la que en ciertos tramos hay que tener un poco de cuidado para que pasen 2 coches, pero que en general es perfectamente transitable. La zona más estrecha que encontramos es el pequeño pueblo de Proacina, donde apenas pasa un coche muy justo.

Empezamos a quedarnos sin cobertura por momentos. Por eso siempre recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.

Toda la carretera es de subida y, a medida que ascendemos, vamos teniendo cada vez mejores vistas al Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa. Dicho parque natural comprende un territorio de montaña con relieve de pronunciados contrastes, del que se alza, cerca del límite con tierras leonesas, el macizo de Peña Ubiña, la segunda montaña más alta de la región tras los Picos de Europa, con altitudes superiores a los 2.400 metros. También a este parque pertenece la ruta al Refugio del Meicín, la más dura que he hecho hasta ahora, no por los km pero sí por el desnivel, con unos paisajes preciosos y que nos hizo sentirnos todos unos montañeros. 

Antes de llegar a Bandujo tenemos una parada anotada en el Mirador de Proacina. Hay un parking gratuito justo al principio del mirador.

No os quedéis solo con las vistas que encontráis nada más llegar. Os recomiendo tomar un pequeño sendero que sale a mano derecha y que nos dejará unas vistas espectaculares, con el pueblo de Caranga de Abajo de fondo. ¡¡Uaooo!! Menuda forma de empezar el día… Me ha parecido una pasada de mirador.

De nuevo cogemos el coche y seguimos ascendiendo hasta parar en un recodo que nos llama la atención (coordenadas: 43.218977, -6.063242) y que también tiene unas vistas de lujo.

Nuestra siguiente parada es ya por fin el pueblo medieval de Bandujo. Tiene un parking al principio del pueblo en el que, ajustando bastante, podrían entrar 6 coches. Los foráneos NO tienen permitido conducir por las calles del pueblo.

Nosotros tuvimos mucha suerte porque tras solo 5 minutos de espera una furgoneta nos dejó su lugar. Vimos algunos coches aparcados a ambos lados de la carretera antes de llegar al parking que no habían tenido tanta suerte…

Empezamos a recorrer el pueblo a las 16.30 horas. Decidimos caminar primero hacia la parte alta para contemplar la panorámica del conjunto medieval.

Nos sorprende el tamaño del pueblo para lo que teníamos en mente. Según Wikipedia, en Bandujo habitan 43 personas repartidas en 66 viviendas. La aldea tiene una superficie de 10,78 km².

La panorámica del conjunto medieval con el Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa al fondo me tiene encandilada. Es un lugar de lo más pintoresco.

Una vez vista la zona desde la parte alta, estamos deseando bajar a conocerlo de cerca. Existe un camino medieval que antiguamente era la única vía que conectaba Bandujo con Proaza. Es el que tomamos para acercarnos al conjunto medieval.

De camino nos acompañan las ovejas con sus balidos. Parece que están muy comunicativas hoy, jajaja.

En el pueblo cabe destacar por su importancia la casa denominada «El Palacio», de la que destaca su torre. Conocida como la «Torre de Tuñón» o «Torre de Bandujo«, es una de las torres defensivas bajomedievales mejor conservadas de Asturias. Este edificio también sirvió como cárcel y ayuntamiento.

Después de sacar docenas de fotos, ponemos fin a nuestra aventura en Bandujo a las 17.30 horas. Con la tontería hemos estado 1 hora completa recorriendo las callejuelas y contemplando las preciosas vistas.

¡¡Me ha encantado el pueblito!! Es precioso, muy pintoresco, y con unos paisajes espectaculares de fondo.

Ahora que bajamos por la carretera y tengo una mejor panorámica desde este lado del coche, tengo que decir que casi podría tratarse de una carretera escénica, ¡¡menudas vistas!!

BERMIEGO

¿Próximo punto a visitar? El pueblo de Bermiego. Se encuentra a 24 km de Bandujo, unos 40 minutos en coche.

Parte del camino la carretera transcurre por la parte baja del Desfiladero de Peñasjuntas, con una altura grandiosa. Uno de los tramos de la Senda del Oso, la vía verde más transitada de Asturias, idónea para amantes del senderismo y cicloturistas dado el escaso desnivel existente entre los puntos de inicio y fin (145 – 450 metros), va paralela a la carretera que estamos recorriendo, permitiendo adentrarte más profundamente en esas alucinantes paredes verticales. Las peñas se juntan y apenas dejan espacio para el río. De hecho, únicamente se permite paso al río; la senda y la carretera han de hacerlo por túneles perforados en la roca. Con la emoción del momento se me olvidó sacar una foto…

Pasamos por delante del embalse de Valdemurio, que tiene muy buena pinta para dar un tranquilo paseo por la senda que lo rodea. Nuestra idea es hacerlo a la vuelta de Bermiego si nos diese tiempo, aunque no parece que vaya a ser hoy el día porque al estar rodeado de montañas tan altas, el sol no tardará en desaparecer del embalse, quitando gran parte de su encanto además de disminuir aún más las temperaturas. Cuando salí hoy de trabajar a las 8 am el coche marcaba 1ºC, cosa de lo más inusual en Gijón a finales de marzo.

Una vez que tomamos el desvío a Bermiego, de nuevo nos encontramos con una carretera rural de unos 4,5 km, lo suficientemente ancha para que entren 2 vehículos y bien asfaltada en su mayor parte. Las vistas mientras ascendemos sin parar son de lujo. No sabía que el pueblo estaba tan elevado (700 metros de altitud). Vamos a conseguir ganarle la partida al sol después de todo, que ya estaba oscureciendo parte del valle.

Tras una serie de pronunciados zig zags, llegamos al pueblo de Bermiego.

Hay un parking relativamente amplio (con respecto al de Bandujo por lo menos) y gratuito a la entrada del pueblo. No me quedó claro si está permitido acceder al interior del pueblo con el vehículo pero NO lo recomiendo para nada vista la estrechez de sus calles.

¿Y por qué queríamos visitar Bermiego? Porque en este pueblo se encuentra el tejo de Bermiego teixo de Bermiego o teixu l’ iglesia. Declarado Monumento Natural por el Principado de Asturias, con sus más de 1.000 años obtuvo el premio al «árbol más longevo» en 2008 al ser uno de los árboles más viejos de toda la península ibérica y uno de los más bellos de Europa. Además de su monumentalidad, se encuentra en un paraje de gran belleza muy bien conservado, a unos 746 metros de altitud, con unas espléndidas vistas del Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa. ¿No suena mal, verdad? Jajaja.

Dejamos el coche en el parking habilitado para ello y vamos callejeando, siguiendo las indicaciones hacia el «Monumento Natural del Teixu de Bermiego».

La cobertura desaparece durante gran parte del trayecto.

Por el camino no puedo parar de sacar fotos del paisaje que nos rodea. Estamos viendo el valle de Quirós. Me encanta la visión de las montañas nevadas al fondo.

Cuando llegamos al tejo, con sus casi 15 metros de envergadura (diámetro de la copa) y un perímetro de tronco de 6,6 metros, me quedo sin palabras, ¡¡es enorme!! Uaooo… Además tenemos muchísima suerte porque solo hay un chico en el lugar, que se va justo cuando nosotros llegamos, por lo que ¡¡lo tenemos entero para nosotros!!

El tejo o texu en asturiano (Taxus Baccata), es el árbol sagrado de la mitología astur, tiene gran sentido religioso y es muy habitual verlo en ermitas y cementerios de la región. Es un árbol venerado desde la antigüedad por toda la Europa Atlántica, emblema de la fortuna y signo de protección ante la adversidad, forma parte de nuestra historia: poesías, leyendas, costumbres y rituales se gestaron y practicaron alrededor del tejo sagrado, centro de la vida social y espiritual de nuestros pueblos. A su sombra y amparo nuestros abuelos celebraban consejos, fiestas y reuniones.

¡¡¡El lugar me encanta!!! Me transmite muchísima paz… Con ese árbol tan espectacular, las preciosísimas vistas que nos rodean, la imagen de la iglesia con el pueblo de Bermiego al fondo… Y todo para nosotros solos… No tengo palabras… Nos quedamos allí unos 30 minutos, sacando todas las fotos del mundo mundial desde todos los posibles ángulos… Jajaja.

Con mucho pesar abandonamos el lugar. ¡¡¡¡Me ha gustado muchísimoooooo!!!! Pero aún hay una grata sorpresa esperándome… El sol empieza a ponerse dejando unas imágenes de escándalo en mi retina (y en mi móvil, jajaja), con la vista del tejo y la iglesia al fondo.

A punto de estallar de felicidad pues está siendo un día de lo más completo y es que además, ¡¡¡ADORO LOS ATARDECERES!!!, nos encontramos con un cartel que indica «molinos».

Dudamos por un momento, pero decidimos acercarnos a ver lo que nos encontramos y… ¡¡¡¡uaoooooo!!!! La visión por una parte del molino con los saltos de agua y justo enfrente del río con ese espectacular atardecer de fondo con el único sonido del agua correr es el culmen perfecto para un día maravilloso.

Llego al parking desbordando alegría por los 4 costados. Hemos estado en Bermiego 1 hora 10 minutos, de los que he disfrutado cada segundo.

Al llegar al estacionamiento, me fijo con más intensidad en el cartel informativo que vimos al llegar y vemos que hay señalizado más de un molino. De hecho es verdad que en el cartel indicativo especificaba «molinos» y no «molino».

No sé cómo nos los hemos pasado de largo… Pero el sol ya casi se ha puesto y mi móvil ha fallecido repentinamente, pues estaba tan ensimismada contemplándolo todo que no me había dado cuenta de que me estaba quedando sin batería… Es verdad que siempre que voy de aventura me llevo conmigo mi batería externa, pero no esperaba que el día de hoy fuese a ser tan intenso y que no fuese a soltar el móvil en ningún momento. Con respecto a la batería externa (cuyo link ya no está disponible en Amazon), estos son los requisitos básicos que tiene que tener una batería externa para mí:

  • Amplia capacidad: 15.000 – 20.000 mAh.
  • Lo más ligera posible: ≈ 230 gr.
  • Mínimo 2 puertos de carga: mínimo 1 de ellos de carga rápida 2.0 (mínimo 5V).

PLAN DE DÍA ENTERO

Nosotros solo teníamos medio día y además aún no se ha producido el cambio de hora por lo que el atardecer juega siempre en nuestra contra pero, si tenéis un día completo para ir de aventura, os voy a proponer lo que para mí sería un PLAN DE ENSUEÑO:

  1. Ruta a la Cascada del Xiblu por el Hayedo de Montegrande: la versión corta (10 km ida y vuelta) para que os dé tiempo a todo lo demás.
  2. Visita a Bermiego y su tejo de 1.000 años de antigüedad.
  3. Visita al pueblo medieval de Bandujo.

Posdata 1: todos los puntos visitados a lo largo del día están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

Posdata 2: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *