RUTA A LA CAMPA TORRES (Gijón)

Jueves 17 de septiembre de 2020

Para hoy había programado la Ruta del Azabache en Tazones, pero se preveía un diluvio y un granizo universal por lo que tuvimos que cancelar esa idea… En vista de que hoy por la mañana no llovía, busqué una alternativa para hacer algo por nuestra propia ciudad, Gijón, por si la cosa se iba poniendo chunga a lo largo de la mañana, estar cerca de casa.

Elegí una ruta que sabía que no iba a ser la más bonita del mundo teniendo en cuenta que atravesaba la zona industrial de Gijón, pero que creí que podría estar bien teniendo en cuenta que eran unos 12 km y que era una ruta circular. Íbamos a subir a la Campa Torres. Ubicada en el Cabo Torres, a 7 km del centro de Gijón, donde se encuentra el Parque Arqueológico – Natural de la Campa Torres que, inaugurado en 1995, forma parte de los museos arqueológicos de Gijón junto con las Termas Romanas de Campo Valdés y la Villa Romana de Veranes.

El Parque Arqueológico – Natural de la Campa Torres es el recinto fortificado marítimo de mayores dimensiones de toda la costa de los astures. Su origen, según sus investigadores, se sitúa en torno a los siglos VI – V a.C. y estuvo ocupado por gentes dedicadas principalmente a la metalurgia (cilúrnigos). Posteriormente, en el siglo I d.C. fue romanizado. Con la fundación de la ciudad romana de Gijón en el actual barrio de Cimavilla, a comienzos del siglo II d.C., el castro se fue despoblando gradualmente hasta su desaparición.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa. Para pasarlo a Maps.me solo tenéis que seguir estas instrucciones.

Además os dejo un mapa de Gijón con un montón de datos prácticos.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • Hay un parking amplio y gratuito al inicio de la senda.
  • Es uno de los parkings habilitados en Gijón para aparcar caravanas.
  • Coordenadas: 43.54414, -5.69566.

Tipo de ruta:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero el otro día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no. (LINK informativo sobre cómo diferenciar un buen sendero)

Dicho todo esto, la ruta a la Campa Torres es:

  • Circular:
    • Distancia: ≈ 12 km (ida y vuelta).
    • Dificultad baja: siguiendo el mapa, la ruta no tiene pérdida ninguna.
    • Punto de inicio de la ruta: 43.544449, -5.696695.

NUESTRA RUTA:

De mi casa al parking, que está al otro lado de la ciudad, tardamos solo 15 minutos en coche. El aparcamiento es enorme y tiene un montón de sitios libres.

Iniciamos la ruta a las 13.35 horas ya que hemos querido dar margen de sobra a ver si de verdad empezaba a llover todo lo que estaba anunciado. Por ahora el día que nos acompaña es nublado pero con un calor y una humedad importantes.

El primer tramo de la ruta es el menos vistoso de todos, ya que recorre la Avenida Eduardo de Castro que deja a mano derecha el puerto de Gijón, también conocido como El Musel.

A la izquierda encontramos el Hospital de Jove en lo alto de una cima, con su entrada a través de un bonito camino de palmeras.

Hospital de Jove sobre la casita verde

A los 20 minutos de iniciar el camino ya se puede apreciar el punto en el que nos desviaremos de la carretera general para iniciar el ascenso, que no finalizará hasta llegar a la Campa Torres.

Tras una pronunciada curva llegamos a un lavadero con una pared de fondo llena de preciosas flores moradas.

Aprovechamos para sacar unas cuantas fotos pues hasta ahora no había nada excesivamente bonito que fotografiar. 🙈

A mano derecha seguimos teniendo las vistas del Musel, que no es que sean mis favoritas, pero ahí están.

El ascenso se va haciendo más pronunciado a través de un camino asfaltado por el que no nos coincidió que pasase ningún coche.

Llegamos a una zona de casitas llamativas por sus colores, sus jardines y sus vistas.

Donde la casa de la bandera pirata llena de gatitos fue el único sitio en el que el mapa me dio lugar a dudas, pues creía que había que seguir el sendero que se ve en la foto, pero la realidad es que antes de esa casa hay que girar a la izquierda para ascender la cuesta hasta sortear las vallas.

Una vez sorteadas las vallas que se ven al fondo, comienza la subida más empinada de toda la ruta. ¡Menudo desnivel!

Vallas a sortear

La subida finaliza al llegar a la casa que se ve al fondo. Ojito que nosotras hicimos la ruta con mi perrita Chispa y salió un perro suelto a toda velocidad de esa casa y, aunque el dueño dijo que no hacía nada, por suerte me dio tiempo a coger a mi perra en cuello por si acaso… Había varios perros grandes en esa casa.

Al llegar arriba del todo encontramos el contraste de los camiones de Repsol con las ovejas paciendo tranquilamente.

Seguimos avanzando ya en llano, en línea recta, hasta llegar a la Campa Torres con sus bombonas gigantes de butano por una parte (…)

Museo – centro de recepción de visitantes (izquierda) + Bombonas

y su itinerario arqueológico a través de 13 puntos de observación en los que se identifican los elementos más significativos del poblado (foso, contrafoso, muralla y viviendas), junto con sus respectivos carteles explicativos.

Hay un parking gratuito en la propia Campa Torres por si se quiere acceder en coche hasta aquí.

Las vistas en días despejados son espectaculares. Hoy, aunque hemos tenido la suerte de que la lluvia nos ha respetado, hay bastante niebla y no se aprecia el paisaje en su máximo esplendor. Y eso que la Central Térmica de Aboño está ahí perenne para ensombrecer el paisaje… Pero forma parte de él y no hay por qué no mostrarlo.

Nuestras vistas
Vistas en un día despejado (foto extraída de la web Viajes y Rutas)

A partir del parking solo se permite llevar a los perros atados para evitar que estropeen los yacimientos ubicados al aire libre.

Nuestra idea era comer en el Faro del Cabo Torres y luego dar una vuelta por los yacimientos. Al acercarnos hasta el camino que lleva al faro vemos una cadena que impide el acceso al mismo.

«Prohibido el paso vehículos y transeúntes»

Tomamos la rampa de la izquierda para observar el faro desde la distancia, aunque no es que se pueda observar gran cosa…

Faro del Cabo Torres
Faro del Cabo Torres

Así que nuestro gozo en un pozo… Eso sí, de la que veníamos fichamos unas mesas ideales para hacer un picnic, justo delante de 2 reproducciones: una de una casita romana (a la izquierda) y otra de una cabaña indígena (a la derecha).

Contraste de las cabañas con las bombonas de butano al fondo, entre medias

Reponemos fuerzas y descansamos un rato contemplando el paisaje. La única que no descansa es Chispina que siempre está ojo avizor a ver si le cae algo de comida… jajaja.

Es cierto que el paisaje no es el más bonito del mundo, pero tiene su interés. En lo alto del museo hay un mirador para contemplar el Musel en su máximo esplendor, dentro de lo que la niebla nos permite.

Todas las fotos grupales que veis las sacamos con mi palo de selfie + trípode (con mando a distancia) de Amazon, que descubrí en mi viaje al Gran Cañón del Colorado y que me enamoró desde el primer momento.

Como no me gusta nada tener que andar cargando con el palo de selfie en la mano compré en AliExpress (LINK AliExpress) por 4,04€ una funda para guardar en principio linternas que yo uso para meter mi palo de selfie. Se puede colgar del cinturón o de la riñonera y el palo encaja a la perfección. ¡¡¡Me resulta muy muy útil!!! Os dejo el link de mis Productos imprescindibles a la hora de viajar por si les queréis echar un vistazo. 😉

Antes de retomar el camino de vuelta echamos un ojo a los yacimientos romanos ubicados al aire libre así como a sus carteles explicativos.

La ruta de vuelta no la hacemos por el camino principal de la Campa Torres, sino por unos escalones en piedra que hay enclavados en el césped para contemplar los yacimientos desde otra perspectiva.

Una vez que abandonamos la Campa Torres lo hacemos a través de la carretera principal, no del camino por el que vinimos. Es el tramo más monótono del día.

Pero nos permite saludar a algún que otro animalillo…

Avestruz

Además de descubrir el restaurante A Caldeira, que tiene comentarios bastante variopintos en TripAdvisor además de unas vistas espectaculares. Merece la pena acercarse aunque sea a tomar algo solo por contemplar las vistas…

Ha salido un sol de espatarrar y hace un calor mortal… ¿¿¿Dónde está ese supuesto diluvio y granizo universal???

El resto del camino lo hacemos tranquilamente a través de una de las zonas rurales de Gijón,

hasta llegar al barrio de la Calzada que nos lleva directamente hasta mi coche, al que llegamos a las 17.20 horas, después de 4 horas de ruta.

Obviamente no ha sido la ruta más bonita de mi vida pero teniendo en cuenta que pensábamos que nos íbamos a quedar sin aventura por ese supuesto diluvio universal, hemos disfrutado bastante de la senda de hoy.

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Para el día de hoy no son imprescindibles los bastones de trekking aunque yo los llevo siempre porque me ayudan un montón. Los que yo uso son los más básicos del Decathlon (LINK Decathlon). Los tengo desde el 2018, me costaron solo 4,99€ cada uno y me van de lujo.
  • No es necesario llevar pantalón largo ya que no se atraviesa ninguna zona de zarzas ni ortigas.
  • Llevando mi mapa personalizado de Google Maps o de Wikiloc (para aquellos que estéis suscritos) la ruta no tiene pérdida ninguna. Siempre recomiendo llevar descargado el mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Ha habido cobertura en todo momento.
  • Tardamos un total de 4 horas en hacer toda la ruta, caminando un total de 2 horas 50 minutos según Wikiloc y habiendo recorrido un total de 11,48 km.
  • Os dejo el link de la ruta en Wikiloc.
Powered by Wikiloc

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *