3. MUNIELLOS, RESERVA INTEGRAL DE LA BIOSFERA

Martes 16 de junio de 2020

Todos los puntos visitados a lo largo de esta pequeña escapada están recogidos en este mapa de «Asturias variado»ver mapa.

A partir de las 7 horas no consigo dormir más pues los pajaritos cantan sin parar y yo tengo el sueño muy ligero. Además tengo ganas de levantarme para ir organizándolo todo, así que tampoco me preocupa mucho. 

He dormido genial, las camas son muy cómodas y hasta que los pájaros no se despertaron, no se oyó ni un ruido…

Cuando abro la ventana… está diluviando… Dan lluvia para todo el día, vaya mal…🥺🥺 Además hay solo 10º hay ahora mismo…

Vistas de Moal desde nuestra ventana

Que yo entiendo que lo de Asturias «paraíso natural» y que siempre esté verde no puede venir de la nada, pero jo, vaya mala suerte… Que ya hemos pasado de la mitad de junio… Un poquito de sol nos vendría genial… Porque desde que empezó a llover en nuestra escapada de la semana pasada (LINK), apenas ha parado desde entonces… Pero… al mal tiempo buena cara, así que desayunamos con todo lo que compramos ayer en Cangas del Narcea y nos preparamos, que venía súper prevenida contando con que lloviese. Al menos yo, porque Nacho no se ha traído ni chaqueta ni botas de monte… 😂

Aunque ya lo he comprobado, reviso de nuevo que llevemos nuestros DNI y la reserva de Muniellos impresa porque sino no nos dejarán entrar.

Salimos de Moal a las 9.15 horas. Los 4,5 km que lo separan del Centro de Recepción de Visitantes de Tablizas son muy bonitos, un precioso sendero que parece un mar de verde. Lástima de lluvia…

Justo antes de llegar encontramos a mano derecha unas coloridas colmenas de Miel Capricho. La actividad apícola se desarrolla en varios de los «cortines», construcciones tradicionales hechas en piedra para prevenir el ataque del oso a las colmenas.

Tardamos 10 minutos en llegar al Centro de Recepción de Visitantes de Tablizas. La valla aún está cerrada (la chica ya me había advertido por teléfono que la abría a las 9.30 horas). Tenemos delante 2 coches esperando.

Recordar que solo pueden entrar un máximo de 20 personas al día. Me parece muy mágico un bosque con el acceso restringido… 😍 Tiene que estar todo súper virgen… 

Ya desde mitad de camino de Moal a Muniellos perdemos la cobertura (y así permanecerá durante la mayor parte de la ruta).

La chica llega puntual y tras abrir la valla la seguimos hasta aparcar los coches justo delante del Centro de Recepción de Visitantes.

Se siente todo muy natural y lo único que enturbia un poco el momento es que al bajar del coche toca ponerse la mascarilla, pero son cosas del Coronavirus… 😷😷 Es increíble cómo cada vez que hacemos una ruta en un lugar remoto conseguimos olvidar por completo que estamos en pleno Estado de Alarma por una pandemia global…

Vamos entrando por turnos en el edificio para ir entregando los DNI y las solicitudes. Una vez que todo el mundo está registrado, entramos todos a la vez al interior con las mascarillas puestas y sin poder mantener ninguna distancia de seguridad.

La chica que nos atiende, Reyes, es muy amable y nos da una explicación detallada que adjunto a continuación,

siempre basándose en el mapa que tenéis aquí debajo.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • Hay un parking gratuito de mediano tamaño.
  • Coordenadas: 43.035593, -6.681378.

Tipo de ruta y características:

  • Realmente solo hay una ruta pero que se puede hacer de 2 formas, entera o solo la mitad:
    • RUTA PROPIAMENTE DICHA = RUTA LARGA:
      • 20 km.
      • Nivel de dificultad: alto.
      • Ruta circular.
      • Sube hasta las lagunas y baja por el río.
      • Desnivel: 680 metros (casi íntegros al principio de la ruta).
      • Los primeros 4 km son fuerte subida y mantenida.
      • Luego es un sube y baja constante con un camino muy estrecho y mucha piedra + raíces en el suelo.
      • Si se inicia la ruta, hay que hacerla entera. Está desaconsejado desandar la ruta para no bajar la fuerte subida inicial, porque es peligroso.
      • Contraindicada para gente con vértigo por haber una zona de pequeño precipicio que hay que pasar sujeto a unas cuerdas.
      • Tiempos:
        • 7 horas – 7 hora y media andando.
          • 4 horas hasta las lagunas.
          • ≈ 3 horas de descenso.
        • Fonculebrera: llegar máximo en 1 hora y media (≈ 11.30 horas).
        • Si se llega a las lagunas, como muy tarde hay que iniciar el descenso a las 14.45 horas.
        • Si se va justo de tiempo, NO subir a las lagunas porque lleva mínimo 1 hora (30 minutos subir + 30 minutos bajar) más lo que se quiera estar allí.
    • RUTA «CORTA»:
      • 14 km.
      • Nivel de dificultad: moderado (alto si llueve).
      • Ruta lineal.
      • Se sube y se baja por el río.
      • Más cómoda:
        • No lleva el agobio del tiempo.
        • Permite disfrutar más del bosque.
        • Se puede dar la vuelta en cualquier momento.
      • Los primeros 600 metros son un tramo adaptado para personas de movilidad reducida.
      • Tras el cartel que indica «Las Lagunas – 90 minutos aprox», comienza la subida. (PUNTO A TENER MUY EN CUENTA)
      • También se llega a las lagunas. Si se llega a las lagunas, como muy tarde hay que iniciar el descenso a las 14.45 horas.
  • El regreso de la ruta, que es el mismo para ambos trayectos, es una bajada muy complicada: empinada y resbaladiza, el río baja por medio del sendero, hay muchas piedras sueltas. Aquí está el mayor índice de caídas.
  • Aspectos varios:
    • Superficie: 5.700 hectáreas.
    • Es una ruta que lleva habilitada más de 50 años con un máximo de 20 personas por día.
    • Que Muniellos sea una Reserva Natural Integral indica que es una figura de protección de elevada categoría dentro del Principado de Asturias.
    • Una de las máximas de la Reserva es la menor intervención posible del hombre en ella, por lo que el mantenimiento de los caminos es el mínimo. Quitan lo justo para que se pueda pasar.
    • En las zonas altas del camino hay cobertura.
    • En esta época solo está habilitada la visita a la primera laguna, La Isla.
    • Hay que especificar cuál de las 2 rutas se eligen antes de iniciarlas.
    • El horario de la Reserva es de 9.30 a 18 horas por lo que como muy tarde la ruta debe estar finalizada sí o sí a las 18 horas.
    • El horario condiciona mucho la ruta a elegir.
    • Hay que avisar a la chica del Centro de Recepción de Visitantes de Tablizas de que nos vamos antes de marcharnos.

NUESTRA RUTA:

Una vez escuchada la explicación tenemos clarísimo que vamos a elegir la ruta corta por 3 motivos:

  • El hecho de tener que cumplir horarios de forma estricta hace que probablemente no pueda disfrutar de la ruta.
  • No sé si físicamente estoy preparada para hacerla.
  • Tal y como llueve sería una locura meterse en ese berenjenal y más cuando una vez que se inicia hay que acabarla sí o sí.

Iniciamos ruta a las 10 de la mañana en punto. Todos los trámites han llevado 30 minutos exactos.

Los primeros 600 metros del sendero son un tramo adaptado para personas con movilidad reducida, a través de una pasarela de madera con rejilla en el suelo para evitar resbalar.

A continuación empieza el sendero como tal, llano, lleno de verde y siempre acompañado del caudaloso río, a veces a mano izquierda, a veces a mano derecha (hay que cruzar varios puentes a lo largo de la ruta).

Me encanta que tanto los árboles como las rocas estén tan llenos de suave musgo.

Con lo que me gusta a mí sacar fotos, tengo que tener mucho cuidado cada vez que quiero hacer una porque si me despisto ya tengo alguna gota en la cámara y podrían salir mal todas las fotos sin darme cuenta… Cada vez que quiero sacar una foto tengo que avisar a Nacho para que me tape con el paraguas y limpiar la cámara con un paño de microfibra como medida preventiva por si se me ha pasado por alto alguna gotita. Un rollo total… 😕😕

Suerte que en esta foto me di cuenta de milagro de que ya se me había colado una gota, porque sino todas las fotos podrían haber salido parecidas…

Foto con una gota traidora
Foto sin nada de agua

Reconozco que pese a la intensa lluvia estoy disfrutando del día porque el entorno es precioso y aunque no hay una luz que permita apreciar la belleza en su totalidad, sí que podemos hacernos una idea de lo que puede ser hacer esta ruta con sol.

Como el río baja tan cargado y con tanta fuerza, a lo largo del camino encontramos un montón de preciosas mini cascadas.

También vemos un par de árboles con distintos tipos de hongos.

Después de 1 hora y media de caminata, llegamos al cartel de la foto, y a partir de aquí el terreno cambia. Se inicia una subida (que durará prácticamente hasta las lagunas) llena de rocas sueltas y resbaladizas en las que por momentos hay que sortear algún riachuelo y en otros el propio riachuelo es el sendero a seguir. Hay que venir con calzado impermeable y antideslizante sí o sí. Hemos visto gente que venía en simples playeros y no sé cómo se las habrán apañado… 🤷🤷

Cada vez el ascenso se me hace más pesado por tener que ir mirando permanentemente al suelo para evitar resbalar, torcerme un tobillo o meter el pie en una poza… Ya no estoy disfrutando tanto de la ruta… 😫

Os muestro un vídeo de una calidad un poco pésima porque lo tenía que grabar mientras soltaba unos de mis bastones de trekking quitándome un punto de apoyo muy necesario y además no podía levantar la vista del suelo. No se aprecia muy bien pero el agua va bajando a lo largo de todo el sendero.

Cuando veo este árbol hueco doy saltos de alegría porque por fin encuentro un lugar en el que poder sentarme a comer sin estar mojándome todo el rato…

El ascenso se me está haciendo bastante costoso con tanta piedra suelta y resbaladiza y tanto riachuelo por el camino… Y además sigue lloviendo sin parar…

2 horas y 50 minutos después de haber iniciado la ruta llegamos al punto en el que se encuentran la ruta larga, la «corta» y el desvío a las lagunas.

Ayer al bajar la cuesta para conocer el Texo de Lago me empezó a doler de repente un poco la rodilla, pero como solo me dolía al bajar y no al subir y fue algo puntual, no me acordé más del tema.

Al llegar a este cruce me empieza a doler de nuevo la rodilla, pero esta vez subiendo (ayer solo fue al bajar la cuesta). Como leo en el cartel que para las lagunas quedan solo unos 10 minutos (en realidad pone que quedan 30 minutos pero yo no veo bien de lejos…), me da mucha rabia iniciar ahora la vuelta cuando queda tan poco. Me da un poco de miedo que el dolor de la rodilla vaya a más sabiendo todo lo que me queda por bajar, pero estando ya tan cerca del final, es una pena… Compruebo la distancia con el Maps.me que traigo descargado de casa (el Google Maps no funciona porque no hay cobertura) y aunque en el mapa indica que son 30 minutos a pie hasta las lagunas, no me digas por qué no le doy mucha importancia y decido que seguro que el cartel del parque lleva más razón que el Maps.me.

Una vez pasados 10 minutos (cuando yo creo que estamos a punto de llegar), nos cruzamos con unos chicos que nos informan de que aún quedan 20 minutos para llegar hasta la primera laguna y que el sendero incluye vadear una cascada bastante cargada de agua. En ese momento se me cae el mundo a los pies y decido que no voy a seguir más. Me da mucha rabia no llegar al final estando tan cerca pero cada vez me duele más la rodilla y estoy empezando a agobiarme por cómo voy a desandar todo el camino, como para seguir subiendo…

Hemos llegado hasta este punto: 43.014248, -6.734757, son las 13.10 horas y llevamos caminados 8,65 km según la app Samsung Health.

Sigue lloviendo sin parar y estas son las vistas que tenemos del mayor robledal de España…

Iniciamos así el descenso que para mí se convierte en una tortura total. No puedo doblar la rodilla derecha por lo que la tengo que llevar estirada como si tuviese una pata de palo y además me falla por momentos, por lo que voy al paso de la tortuga intentando no caerme cada 5 minutos. Empiezo a agobiarme muchísimo viendo que aún me quedan 8 km para finalizar esta ruta que se está convirtiendo en la peor de mi vida. No solo por la lesión repentina en la rodilla, sino porque desde que pasamos el cartel de «Las Lagunas – 90 minutos» no hemos hecho más que subir y subir teniendo que tener muchísimo cuidado de forma constante sin obtener ninguna satisfacción a cambio, es decir, no ha dejado de llover ni un minuto y los paisajes que vimos pasado el famoso cartel no han diferido nada de los que habíamos visto previamente.

La bajada se me hace eterna. No es lo mismo caminar 8 km disfrutando que hacerlos sufriendo. No paro de buscar el cartel de los 90 minutos sabiendo que a partir de ahí finaliza la bajada, pero no llega nunca… Es más, Nacho acaba engañándome y diciéndome que ya lo pasamos para que me anime. Lo cierto es que funciona y voy con energías renovadas. De repente pasamos el cartel y mi nuevo objetivo es ver aparecer la pasarela de madera que pondrá fin a este desastre de aventura…

Cuando ya casi no puedo más y pienso que no puede faltar mucho pero no acabo de localizar la (maldita) pasarela de madera que marca el fin de la ruta, decido mirar el mapa a ver cuánto queda. ¡Mal hecho! Veo que aún faltan 40 minutos y casi me da un mal… Yo que ya estaba yendo lo más rápido que podía (por suerte en llano la rodilla no me estaba doliendo) pensando que estábamos llegando al final, pierdo toda la energía de golpe y tengo que comerme media tableta de chocolate para poder arrancar otra vez, ¡vaya bajón! ¡Qué horror de día!

Acabamos por fin la ruta a las 16.10 horas, 6 horas y 10 minutos después de haberla empezado. Nos recibe Reyes desde el Centro de Recepción de Visitantes quién nos pregunta por nuestra experiencia y yo no puedo disimular porque se me ha hecho eterna, ha sido horrible, pensé que no llegaba nunca… No la he disfrutado nada casi desde pasado el famoso cartel de los 90 minutos…. Reyes nos indica que hoy ha sido el peor día desde hace tiempo para conocer Muniellos.

Nos ofrece pasar al Centro a cambiarnos de ropa pero tras darle las gracias pongo pies en polvorosa porque nuestra casa rural está a solo 10 minutos y quiero irme de Muniellos YA.

Tan mal lo hemos pasado (sobre todo yo) que teniendo en cuenta mi dolor de rodilla + el pronóstico de lluvia para mañana, y que mi idea era hacer mañana por la mañana la senda del Bosque de Moal, aún teniendo pagada la noche de hoy en la casa rural (50€), decidimos recoger todas nuestras cosas y regresar a Gijón una vez que nos hemos dado una ducha calentita.

No me había pasado algo así nunca con ninguna ruta… Todo el rato lloviendo, todo el rato teniendo que mirar para el suelo para no retorcer un pie… Eso hace que no se pueda disfrutar del paisaje y mucho menos si hay que cumplir unos horarios supuestamente estrictos. Tengo clarísimo que la ruta larga no es para mí, no ya por el esfuerzo físico, que supongo que podría con él, pero porque no podría disfrutar nada y mucho menos podría pararme cada poco a sacar fotos como a mí me gusta… Yo no sé si alguna vez el terreno está seco para no tener que ir tan pendiente del suelo, pero viendo los lugares tan preciosos que hay en Asturias, para mí no merece la pena regresar a Muniellos tal y como tenía en mente para ver los colores del otoño. Supongo que en octubre el tema de las piedras resbaladizas y los riachuelos por en medio del sendero estarán similares a como los he conocido hoy, y no tengo ningún interés en repetir… Y eso que nosotros tenemos suerte porque somos de Asturias y podemos venir «cuando queramos». Pero imagínate alguien que viene de muy lejos y ha reservado el acceso con meses de antelación y se encuentra con este panorama… Me reitero diciendo que creo que con los sitios tan espectaculares que hay en Asturias, arriesgarse a venir un día concreto sin posibilidad de cambio, pudiendo tener una experiencia tan desastrosa como la nuestra… No sé si yo preferiría pasar de Muniellos y buscar otro destino dentro de Asturias que se pueda adaptar a nuestras necesidades si el día amanece lloviendo…

Además a día de hoy solo se puede acceder a la primera laguna, La Isla. Veo fotos al llegar a casa (nunca veo fotos antes de iniciar una aventura) y diría que es «cuqui» pero que no merece la pena el esfuerzo de llegar hasta ella. No sé si en directo y con un día de sol cambiaría mi parecer.

Foto de Google Imágenes

Es cierto que esto es algo que pasa muchas veces (como ayer con el Mirador Da Paciega) que cuando tienes muchas ganas de conocer un sitio, te creas unas expectativas muy altas y eso hace que de vez en cuando te lleves un chasco de cuidado… Que no digo que el sitio no sea precioso con buen tiempo, por supuesto, tendría que estar ciega, pero así lloviendo o habiendo llovido en días anteriores yo lo que recomendaría es hacer la ruta hasta el famoso cartel de los 90 minutos y luego dar la vuelta o meterse en el berenjenal pero teniendo muy claro lo que se va a encontrar.  

De hecho mirando el Samsung Health pone que de 6 horas y 10 minutos de ruta estuvimos parados casi 1 hora y 20 minutos, pero yo salí con la sensación de haberme sentado unos 20 minutos como mucho…

La idea de que una de las máximas de la Reserva sea la menor intervención posible del hombre en ella por lo que el mantenimiento de los caminos es el mínimo, quitan lo justo para que se pueda pasar, me parece excelente. Pero el hecho de que la mayoría de los puentes están súper resbaladizos porque las rejillas antideslizantes están rotas; algunos tenían las tablillas sueltas (además de resbaladizas); e incluso uno de los puentes tenía roto un pilar haciendo que el puente estuviese inclinado (además de resbaladizo) me parece fatal, deberían tener un mínimo mantenimiento. Eso sin contar con que un par de puntos del camino tenían un acceso bastante dificultoso por lo que sería ideal poner un par de mini puentes en ambas zonas…

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Es imprescindible llevar calzado impermeable y antideslizante, y mucho mejor si son botas para poder llevar sujetos los tobillos.
  • Para mí son también imprescindibles los bastones de trekking.
  • No hay ninguna fuente en todo el camino. Venir aprovisionados.
  • No hay cobertura en prácticamente toda la ruta ni en parte del camino hasta ella. Importante llevar descargado el mapa de Google Maps pasado al Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Hemos visto muchas babosas negras (algunas bastante grandes), así que ojito con dónde pisáis.
  • Recomiendo 100% dormir en Moal si se va a visitar Muniellos, para evitar un madrugón innecesario. Como alternativa o si se quiere un lugar de más ambiente elegiría Cangas del Narcea tal y como me había recomendado mi compañera de Urgencias, natural de Moal.
  • Hemos quedado muy contentos con nuestra casa rural, Casa Pasarón. ¡La recomendamos!

Antes de poner rumbo a Gijón damos un paseo por Moal, elegido Pueblo Ejemplar de Asturias en 2018 por «su síntesis de cultura, naturaleza y deporte». Cada año la Fundación Princesa de Asturias concede a un pueblo asturiano el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias (tiene como ámbito única y exclusivamente el Principado de Asturias), dentro de los Premios Princesa de Asturias. La concesión de este galardón implica una recompensa económica de unos 25.000 euros además de un aumento del turismo.

El fin de semana pasado conocimos Boal (con «B»), Pueblo Ejemplar de Asturias en 2014 (LINK). En este caso Moal (con «M») nos parece un pueblo menos llamativo, aunque disfrutamos dando un paseo entre sus casitas.

Como comentaba antes, la idea original era hacer mañana la Ruta Bosques de Moal, que parte del propio pueblo de Moal. Vemos un cartel indicativo en el que especifica que de aquí sale una segunda ruta, la Ruta Entorno del Río Tablizas. Tendremos que dejarlas para otra ocasión…

A las 19 horas cogemos por fin el coche. De camino a casa pasamos por 2 zonas que nos llaman mucho la atención:

  • Unos cientos de metros en los que las laderas tienen muy marcados los distintos estratos de la roca (43.296804, -6.424595). Nos llamó muchísimo la atención 😍 (no pude sacar foto).
Foto extraída de Google Maps
  • Varios km de preciosas gargantas con el Embalse de la Barca en medio dando lugar a unos paisajes espectaculares (43.307485, -6.319575). ¡Muy muy bonito! Nos ha gustado mucho, nos parece muy recomendable para visitarlo.

Lo malo es que está diluviando sin parar y no podemos apreciarlo como nos gustaría, pero se ve precioso incluso desde el coche. 

GASTOS DEL DÍA:

  • Gasolina: 41,30€.

TOTAL DEL VIAJE: 213,58€

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

2 comentarios en “3. MUNIELLOS, RESERVA INTEGRAL DE LA BIOSFERA

  1. Sigo tus rutas y descripciones desde hace poquito tiempo pero me encantan. Para nada domino todo lo relacionado con internet más allá de redes sociales, lectura, búsqueda de datos e informaciones y me encanta que alguien pueda dedicar tanto tiempo (supongo) y tan bien hecho, con tantos datos e información como tu. Gracias por ello.
    Vivo en Madrid pero soy de la zona de Cangas del Narcea y me ha dado mucha pena que no hayas podido disfrutar de Muniellos, hice dos veces la ruta corta, la que mencionas, con buen tiempo y aunque es verdad que muy incómodo el pedregal si pude disfrutarlo. Supongo que no llevar paraguas, impermeable, no tener que limpiar gafas y demás….todo cuenta. No te animo a volver puesto que no te ha dejado buen sabor de boca pero hay otras rutas por allí que con un dia más claro tienen unas vistas preciosas. Por ejemplo Vallado-Siero- Cibea (mi pueblo)-Vallado. Un saludin

    1. Holaaa! Muchísimas gracias por tus palabras!!! 🤗🤗 Me apunto la ruta que me recomiendas!!! La verdad que lo de Muniellos fue una lástima… Pero hay tantísimas rutas maravillosas por Asturias que por ahora no tengo pensado repetirla… Quién sabe si en un futuro me anime de nuevo… 😜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *