SENDA DEL PEÑAFRANCIA O DEL PEÑA FRANCIA (Gijón)

Jueves 28 de mayo de 2020

¡¡Por fin!! Primera ruta post – confinamiento por el Coronavirus y primera ruta además con una amiga, ¿qué más puedo pedir? 🙂 🙂 Hoy he elegido hacer la senda del Peñafrancia, que parte del mismo Gijón (mi ciudad). Resulta que yo no la conocía y haciendo el post sobre «Asturias, paraíso natural» mis amigas me hablaron de ella.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta ruta están recogidos en este mapa de «Asturias variado»: ver mapa.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA:

Parking:

  • Hay un parking enorme y gratuito al principio de la ruta, el perteneciente al estadio de fútbol el Molinón. Apto también para caravanas en una zona concreta (la que corresponde a las coordenadas que adjunto a continuación).
    • Coordenadas: 43.534389, -5.635695.
    • OJO con aparcar los días previos a un partido, porque multan y se lleva el coche la grúa. Ponen unos carteles a la entrada del parking con los días prohibidos.
  • La calle donde se encuentra el inicio de la ruta también está habilitada para aparcar, gratis.
    • Coordenadas: 43.531571, -5.634487.

Tipo de ruta:

Yo siempre había pensado que las rutas lineales son aquellas en las que se hace la ida y la vuelta por un mismo camino mientras que las circulares eran en las que la ida se hace por un camino y la vuelta por otro diferente, volviendo tanto en las lineales como en las circulares al mismo punto de partida. Pero el otro día un experto montañero me sacó de mi error y me explicó que las rutas LINEALES son aquellas que se inician en un punto y se terminan en otro, mientras que las rutas CIRCULARES son aquellas que se inician y finalizan en un mismo punto, independientemente de que la vuelta se haga por el mismo camino o no. (LINK informativo sobre cómo diferenciar un buen sendero)

Dicho todo esto, la senda del Peñafrancia es:

  • Circular: siendo la ida y la vuelta por el mismo camino.

Características de la ruta:

  • Distancia: 13,6 km (ida y vuelta).
  • Dificultad:
    • Dificultad mínima a la hora de realizarla: es completamente llano excepto un par de cuestas cortas. Se puede hacer en bici sin problema.
    • Dificultad media a la hora de seguir las indicaciones: desde mi punto de vista la ruta no está muy bien señalizada por lo que puede llevar a equivocarse. Es importante seguir siempre las indicaciones que ponen «Deva» o «Senda» y, en aquellos cruces en los que no haya nada especificado, mantenernos en el sendero por el que veníamos sin tomar ninguna desviación
«Deva»
«Senda»
  • Punto de inicio de la ruta:
    • Coordenadas: 43.533216, -5.634663.
    • Está señalizada con un cartel.
Inicio de la senda a la derecha. Se ve el inicio de la zona de parking a la izquierda
  • Se identifica fácilmente pues se encuentra muy cerca de una rotonda con 2 esculturas formadas por una familia de padre, madre y niño con bicicleta apoyados en una barandilla, y el tronco de un árbol hueco. Basta con mirar hacia el río como la familia y caminar a mano izquierda.

NUESTRA RUTA:

Al iniciarse el sendero en la propia ciudad de Gijón, mi amiga Mery y yo llegamos caminando hasta el punto de partida. Para aquellos que vayáis en coche tenéis en los «Datos prácticos de la ruta» la información relativa a los aparcamientos.

Como dije, la senda se inicia exactamente en las siguientes coordenadas: 43.533216, -5.634663. Es una ruta muy cómoda de hacer, apta para cualquier forma física y que se puede hacer perfectamente en bici. De hecho para mi gusto había demasiadas bicicletas a lo largo del camino a excesiva velocidad en muchas ocasiones, por lo que había que andar con un poco de cuidado.

Acumulación de ciclistas

Creo que podría dividirse el trayecto en 3 partes para poder explicar lo siguiente:

  • Mis favoritas fueron el primer y el último tercio ya que son las zonas que más naturaleza tenían, acompañadas en muchos momentos del río, cosa que para mí siempre da puntos extra. Además en el último tercio descubrí un lugar que no conocía y que pasa a ser mi sitio favorito de Gijón con mucha diferencia.
  • La parte del medio fue la que me resultó menos atractiva, por estar menos metida en la naturaleza, aunque tenía buenas vistas de la Universidad Laboral (se trata del edificio más grande de España con sus 270.000 m²).

PRIMERA PARTE. La ruta se inicia con un bonito paseo arbolado que obliga a pasar por debajo de varios puentes. Bajo uno de esos puentes está instalado un campamento rumano pero no hay peligro ninguno.

Campamento rumano

Es poco después de esos puentes cuando encontraremos las 2 únicas cuestas del trayecto, cortas y que se pueden hacer a pie en caso de ir en bici y no estar en buena forma física.

Una de las dos cuestas

Empieza aquí una de las partes más bonitas de la senda, con más zonas arboladas acompañadas del río a mano derecha.

Nosotras elegimos el sendero de la derecha (me dijo mi amiga Mery que los 2 llevan al mismo sitio)

SEGUNDA PARTE. El segundo tercio de la ruta pasa entre otros por detrás del campo de golf del Tragamón

Campo de golf del Tragamón con la Universidad Laboral al fondo

y por el área recreativa de Los Maizales, un lugar con una pinta excelente para venir de picnic a pasar el día.

En esta segunda parte de la ruta las zonas que recorremos son más abiertas, sin senderos arbolados.

Universidad Laboral

TERCERA PARTE. Esta es para mí la mejor de todas, sobretodo por el maravilloso descubrimiento que hice, pero vamos poco a poco… La zona volvió a convertirse en un sendero arbolado con el río corriendo a nuestro lado, cosa que siempre me encanta.

Íbamos tranquilamente caminando y aparecimos de repente en un área recreativa en la que no había estado nunca y que me pareció preciosa e ideal por varios motivos:

  • Tiene unas 4 mesas y bancos de madera para picnic pero lo suficientemente espaciadas para tener un poco de intimidad. También hay una buena porción de césped por si esas mesas están ocupadas.
  • Hay una fuente de agua potable.
  • Está bordeada por un riachuelo con un par de pequeños puentes que llevan a 2 propiedades privadas.
  • Hay zonas de sol pero también de sombra, ideales para gente con la piel tan blanquita como yo.
  • Entre los árboles que dan sombra hay un espectacular ciprés de Lawson que no sé qué tenía pero que me «atrapó» según lo vi.
  • Para encontrar este área recreativa en el mapa basta con poner en Google Maps «Ciprés de Lawson, Gijón». Coordenadas: 43.516109, -5.607787.
Ciprés de Lawson
Ciprés de Lawson

Después de conocer este área recreativa (cuya belleza no se consigue apreciar en las fotos) ya me sentía feliz planificando un picnic en cuanto tuviese de nuevo un día libre pero, cuál será mi sorpresa cuando al atravesar los muros para continuar con la ruta descubro un punto que me pareció mágico, idílico, espectacular… No podía creerme que ese sitio estuviese a pocos km de mi casa y yo nunca hubiese oído hablar de él… Se trata de un pequeño recoveco en el que hay un antiguo lavadero, un puente, un riachuelo con el sonido permanente del agua corriendo, un montón de cañas de bambú y una única mesa de madera con bancos para hacer… ¡¡¡¡el picnic más maravilloso del mundo!!!! El problema es que obviamente es un sitio muy goloso y la mesa ya estaba ocupada por una familia… 🙁 🙁 🙁 🙁 Por más que intenté sacar fotos decentes, con esa familia justo en medio era completamente imposible… Saqué las que pude pero no quedé para nada a gusto y el resto de la ruta no podía parar de pensar en volver con Nacho al cabo de 2 días para enseñárselo y para rezar que estuviese libre, poder disfrutar de su magia y sacar todas las fotos del mundo. Así que 2 días después allí me planté de nuevo. Se puede acceder perfectamente en coche ya que se encuentra a pocos metros de la carretera general y hay una pequeña zona donde estacionar los vehículos (43.516642, -5.606829). Al llegar a mi punto mágico no podía haber tenido más suerte porque había una familia ocupando la zona pero que se estaba marchando en ese mismo momento. ¡¡¡Qué ilusiónnnn!!! ¡¡¡Saqué 200.000 fotos por lo menos!!! Jajjajaj. Me sentía muy feliz por poder tener ese pequeño rincón entero para mí. A los 5 minutos de haber llegado y estar sacando fotos vino un señor a preguntarme si íbamos a usar la mesa, para quedársela él sino… Casi me da un ataque… Le dije que en cuanto acabase de sacar fotos nos íbamos a instalar en la mesa y por suerte no insistió más, menos mal… Os dejo a continuación algunas de las fotos que saqué ese día ya que como digo las que saqué el día que conocí el lugar eran pésimas por salir la familia en todas las fotos… Como siempre las fotos nunca representan del todo la realidad, pero espero que os puedan transmitir un poquito de lo que a mí me hicieron sentir.

Volviendo al día en que hice la ruta… Después de esta maravillosa experiencia el camino sigue siendo precioso, con la entrada a la finca del Conde Revillagigedo a mano izquierda,

más paseos arbolados de esos que me tienen enamorada,

pasando por delante de la Parroquia de San Salvador de Deva,

para llegar por fin a la «meta». La senda finaliza en la fuente y el lavadero de Deva, un lugar con mucho encanto, ideal para descansar antes de iniciar el camino de vuelta.

Nosotras estuvimos un buen rato remojando los pies, aunque menos de lo que nos hubiese gustado porque el agua estaba congelada… Pero poco a poco se le iba pillando el gusto y cada vez dolían menos los pies al meterlos en el agua.

Renacuajos sobre las rocas

Y que conste que no éramos las únicas que disfrutamos remojándonos un poco… 😉

Una vez finalizado el descanso, se puede iniciar la vuelta por el mismo sitio ya que se trata de una ruta lineal por lo que la ida y la vuelta siguen el mismo trayecto, o acercarse hasta el merendero Casa Yoli (LINK TripAdvisor), que se encuentra a solo 250 metros del lavadero de Deva y de quien se rumorea que tiene una de las mejores tortillas de Gijón. Aún estoy pendiente de probarlas, pero será más pronto que tarde porque adoro la tortilla de patata (poco hecha, por supuesto).

Casa Yoli
Merendero Casa Yoli

Cuando iniciamos el camino de vuelta, como ya estaba todo visto y fotografiado, traté de avanzar lo más deprisa posible para intentar llegar a tiempo de contemplar el atardecer desde la playa, pero ya veíamos que no nos iba a dar tiempo porque el sol se estaba poniendo entre los árboles…

Me dio mucha pena porque desde el fin del confinamiento por el Coronavirus trato de no perderme ningún atardecer en mis días de descanso, ya que me encanta ver los diversos colores en el cielo y además me transmiten mucha paz, pero es cierto que el día anterior había visto un atardecer espectacular desde la Playa del Rinconín – escalera 24 (la única escalera en la que se permiten perros durante todo el año), así que había cubierto mi cupo de atardeceres para un par de días por lo menos. 😉

Atardecer del día anterior
Atardecer desde la Playa del Rinconín – Escalera 24

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Mucho ojo con el tema de las indicaciones para poder seguir la ruta de forma adecuada. Recomendaría llevar el itinerario descargado por ejemplo en Wikilok (mi ruta en Wikiloc), porque sino puede ser sencillo desviarse de la ruta original.
  • Aconsejo echar protección solar y llevar una gorra porque hacía un día de lujo y en muchos momentos el sol nos pegaba de pleno.
  • Se puede hacer perfectamente en playeros sin necesidad de llevar botas de monte.
  • No hemos visto ni un solo mosquito, por lo que en esta época (mayo) no es necesario echarse spray antimosquitos.
  • Hemos visto mínimo 4 fuentes a lo largo del camino, así que no es necesario ir muy cargados de bebida.
  • Nos encontramos con bastantes personas a lo largo de la ruta, muchas más de las que me había encontrado en ninguna otra ruta hasta ahora y muchas más de las que me hubiesen gustado, ya que me gusta poder hacer fotos sin gente entorpeciendo por en medio. Supongo que al estar en la propia ciudad es mucho más fácil que haya siempre bastante gente.
  • Si me pareció que había excesivas personas, de los ciclistas ya mejor ni hablamos… Porque había demasiados para mi gusto y a velocidades excesivas teniendo en cuenta que comparten camino con los viandantes…
  • Tardamos unas 4 horas y media en hacer toda la ruta, a ritmo tranquilo y parando a sacar 1.000 fotos.
  • Os dejo el link de la ruta en Wikiloc (hecha en octubre, solo IDA).
Datos de la ruta hecha en octubre, solo IDA
Powered by Wikiloc

Ha sido una ruta preciosa, sobre todo el primer y el último tercio si la dividimos en 3 partes teniendo en cuenta su belleza… Pero es que cada vez me doy más cuenta de que cualquier senda arbolada con un arroyo al lado ya me tiene enganchada. Y ese punto mágico que descubrí de camino… Pasa a formar parte de mi Top Ten de Gijón, es más, no he podido dejar de pensar en él y mi idea es dentro de 2 días ir a hacer un picnic allí a ver si consigo esa mesa para mí sola. (Con esto del Coronavirus, el primero que llegue se la queda, que hay que mantener las distancias de seguridad, jajajaj)

Como colofón final, aunque no conseguimos llegar para ver el atardecer, sí conseguimos llegar a tiempo para comerme un delicioso y bien merecido helado de frambuesa y chocolate contemplando nuestra maravillosa playa de San Lorenzo. Exhausta (y eso que aún me quedaba volver a casa en bici) pero feliz. 🙂

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *