2. RUTA DE LA CASCADA DEL CIOYO (Castropol)

Viernes 5 de junio de 2020:

Todos los puntos visitados a lo largo de esta pequeña escapada están recogidos en este mapa de «Asturias variado»: ver mapa.

Nacho y yo hemos trabajado de noche por lo que nos tomamos las cosas con calma, comemos en casa y no salimos de Gijón hasta las 14.50 horas. Nos acompaña un sol espléndido, espero que tengamos suerte con el clima pese a las previsiones climatológicas.

A las 16 horas atravesamos en coche el pueblito de La Roda (43.53333, -6.88333), que tiene muy pinta para dar un paseo a pie, con todos los arbustos de entrada a las casas muy bien cuidados y con muchas flores, y con buenas vistas del mar y la montaña al fondo. Nosotros no paramos porque queremos llegar lo antes posible a la cascada. Entre que estamos cansados por haber trabajado de noche y que queremos aprovechar el buen tiempo, preferimos dejar nuestra visita a La Roda para otro momento.

Una vez atravesado el pueblito de La Roda ya empieza a desaparecer la cobertura por momentos. De hecho una vez que iniciamos la ruta a la Cascada del Cioyo no hubo cobertura en ningún momento. OJO

Después de La Roda recorremos 15 km por una carretera algo estrecha (aunque 2 coches entran bien) y con un montón de curvas; pero muy bonita, entre bosques y montañas, con el riachuelo bordeando el camino.

Luego la carretera se ensancha otra vez.

Una vez que vemos la primera indicación hacia la Cascada del Cioyo, el camino se vuelve a estrechar bastante. Me ha gustado mucho el camino hasta aquí.

Había leído en TripAdvisor que apenas había indicación para llegar hasta la cascada y que era fácil perderse, pero con Google Maps y los carteles de la carretera se llega a la perfección.

Poco antes de llegar a nuestro objetivo encontramos un estupendo mirador para ir abriendo boca (43.420849, -6.946383). Hay que estar un poco al loro porque no está indicado y sino os lo saltareis, pero en realidad no tiene pérdida porque ya está metido en mi mapa personalizado de Google Maps. Tiene un pequeño recodo donde aparcar el coche.

Además, si os fijáis en la foto, en el árbol hay clavada una pequeña señal en blanco con 2 triángulos negros.

Rodeando ese árbol por la izquierda se llega a este bonito mirador.

Continuamos unos metros hasta llegar al parking, perfectamente señalizado, a las 16.30 horas. Hemos tardado 1 hora y 40 minutos en llegar desde Gijón.

Cambiamos los playeros por las botas de monte y caminamos a hasta la antigua escuela de El Vilarín para echar un ojo. Hay un segundo aparcamiento al lado de la escuela.

En la entrada del desván había un búho blanco precioso asomando la cabeza. No pude sacarle una foto porque me emocioné toda llamando a Nacho para que lo viese y, obviamente, el búho se fue volando del susto… 🤦

El inicio de la ruta hacia la cascada está perfectamente señalizado.

Además hay 3 carteles explicativos.

Por fin iniciamos la ruta a las 16.45 horas. Nada más empezar ya encontramos un primer tramo de cuerda gruesa para ayudarnos en nuestro descenso.

Finalizado este primer tramo de cuerda, encontramos una bifurcación. Para llegar a la cascada hay que seguir todo recto.

En el cartel indicativo especifica que la dificultad de la ruta es alta y yo diría que sí que es alta o moderada – alta, puesto que hay bastante desnivel y tramos estrechos, además de tener que ir sorteando piedras y raíces. Recomiendo hacer la ruta con un bastón de trekking por persona. Yo llevé 2 y uno se lo tuve que dar a Nacho para poder agarrarme a la cuerda. Pero sí que un bastón es recomendable para darnos apoyo.

Aunque no tiene pérdida, incluso a lo largo del descenso vemos algún que otro cartel indicativo.

Cuando llegamos a la zona baja del río encontramos múltiples saltos de agua. Me encanta toda esta zona.

La primera visión de la cascada ¡me ha encantado! ¡¡¡Espectacular!!! ¡¡¡Menuda altura!!! ¡¡Vaya pasada!! Y es que además estamos completamente solos… Nos hemos cruzado solo con 2 parejas pero que ya iban de vuelta. 

Nos quedamos un buen rato sentados contemplando la laguna y la cascada, y oyendo el agua caer. El lugar es absolutamente idílico.

Hay mucha humedad y sopla bastante el viento, por lo que tenemos que ponernos los anoraks y aún así hemos pasado mucho frío.

Hemos tardado 30 minutos en llegar hasta la cascada. El camino se hace perfectamente, con un poco de paciencia. Recomiendo llevar botas de monte y un palo de trekking y con eso se hace sin problema ninguno.

Me ha encantado tanto… Con la laguna a los pies de la cascada, que debe estar congelada teniendo en cuenta el frío y el viento que hacía, el sonido permanente del agua al caer, el musgo en las rocas, todo verde a nuestro alrededor… ¡Un paisaje de ensueño!

Ha cumplido completamente mis expectativas. La pena es que no hiciese sol, pero el resto fue de 10. 

Iniciamos la vuelta a las 18 horas, después de estar 45 minutos relajados disfrutando de la naturaleza.

La subida se nos ha hecho un poco dura pero corta hasta llegar a la bifurcación que mencionaba al principio, la que se encuentra al final del primer tramo de cuerda. Al llegar a ella observamos que en el poste de madera está indicado en boli que si tomamos el camino de la derecha nos encontraremos con 2 cascadas, así que hacia allí nos dirigimos…

Hemos llegado a una especie de meandro y,

mirando hacia el meandro a mano izquierda, siguiendo el descenso del río, hemos encontrado un tobogán de agua que no me esperaba para nada y que ¡¡me ha encantado!! Un sitio ideal para hacer un picnic y mucho menos frío que la laguna de la cascada del Cioyo.

Para llegar hasta el meandro y el tobogán no hay un sendero como tal, hay que ir atravesando la naturaleza pero no hay dificultad ninguna.

Eso sí, una vez pasado el tobogán de agua continuamos bordeando el río pero este camino ya no es apto para cualquiera. Como digo no hay ningún sendero establecido y hay zonas bastante estrechas quedando a la derecha pequeños acantilados o precipicios, por lo que hay que tener mucho cuidado. Hay zonas en las que hay que saltar algún tramo porque el suelo se nota un poco inestable bajo nuestros pies.

Aunque no es que sea nada súper complicado, solo hay que tener un poco de cuidado. Pero merece la pena porque este camino conduce a una maravillosa cascada, menos alta que la anterior pero en un paraje tan solitario y difícil de acceder que es totalmente de ensueño.

Reconozco que yo a cada lugar maravilloso al que llegábamos ya quería quedarme allí pero no por pereza, sino para disfrutarlo al máximo, pero Nacho, al que le encanta explorar, siempre me insistía para que siguiésemos investigando. Y menos mal… Porque continuamos más allá de la cascada y ¡oh Dios mío! Por este camino se llega a la parte alta de la cascada del Cioyo, a su nacimiento. Madre mía, espectacular, no tenía ni idea… Es que además íbamos caminando y cada vez era más bonito y cuando de repente nos dimos cuenta de dónde estábamos fue como… ¡¡¡¡guaooooooo!!!! ¡¡¡Menuda belleza!!! Hay que venir sí o sí, el agua sonando sin parar, el musgo verde fosforito, los frondosos árboles enfrente, varias mini cascadas, la cascada gigante… Guaooooo, no tengo palabras…

Aquí arriba no hace nada de frío. Si estuviese el cielo azul creo que sería el paraíso… Nunca había estado en un lugar así. Este sí que es el sitio idóneo para hacer un picnic. 

Hemos estado unos 45 minutos disfrutando de todo lo que nos rodea, tumbados sobre la roca. A las 19.30 horas abandonamos nuestro maravilloso descubrimiento.

En esta segunda senda no nos hemos cruzado con nadie. Ha sido un completo lujo venir aquí… Menudas sensaciones…

Llegamos al parking a las 20 horas, media hora después de haber salido del principio de la cascada y 2 horas y 45 minutos después de haber iniciado la ruta. Habiéndonoslo tomado con muchísima calma y parándonos un buen rato para contemplar todos aquellos puntos de ensueño.

Ha sido una ruta espectacular con muchísimas sorpresas y paisajes totalmente mágicos y pasa a convertirse en una de mis favoritas. Menudo lujo tener estos sitios «al lado» de casa. 

A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

  • Muy recomendable hacer la ruta en el mismo orden que nosotros: primero la de la cascada del Cioyo y luego la de su inicio. Así se podrá además disfrutar de un picnic en una zona mucho más cómoda y donde no hace frío.
  • Recomiendo hacer la ruta con botas de monte y no con playeros.
  • Llevar 1 bastón de trekking por persona.
  • Llevar ropa de abrigo en la mochila porque al llegar a la cascada del Cioyo hace bastante frío.
  • Mejor pantalón largo ya que hay que atravesar zonas de maleza. Además había aviso por plaga de garrapatas.
  • De hecho 6 días después salió publicada esta noticia en Castilla y León:
  • No hemos visto ni un solo mosquito, por lo que en esta época (junio) no es necesario echarse spray antimosquitos.
  • No hay ninguna fuente por el camino. Venir aprovisionados.
  • No hay cobertura en toda la ruta ni en parte del camino hasta ella. Importante llevar descargado el mapa de Google Maps pasado al Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.
  • Solo nos encontramos con 6 personas en toda la ruta, y eso siempre da puntos extra.

A la hora de irnos tuvimos que usar el Maps.me porque no había cobertura para conectar con Google Maps.

El camino hasta Boal transcurrió por 2 tipos de carreteras. Os pongo un vídeo de cada una para que os hagáis una idea. No son de gran calidad entre otras cosas porque se ven las caquitas del parabrisas 😂, pero sirven como orientación:

  • La primera: un camino estrecho y lleno de curvas muy pronunciadas mientras nos adentrábamos y atravesábamos valles, rodados de verdes montes.
  • La segunda: una carretera comarcal normal, con vacas como compañeras de ruta.

Ha sido un camino lleno de verde, verde por todas partes, un verde intenso y vivo. ¡Me ha encantado!

A medida que nos acercamos a Boal empezó a meterse una niebla cada vez más densa. No sabía que este pueblo se encontraba a unos 450 metros de altitud. Llegamos a las 20.35 horas y vamos directos al alojamiento, el Hotel Restaurante Prado, que como ya dije nos costó 36€ la noche en habitación doble con baño privado, con una puntuación en Booking de 9,1.

La entrada al restaurante del hotel está en la parte delantera, la que se ve en la foto; y la entrada al hotel como tal está en la parte trasera. Hacemos el check in sin incidencias. El hotel está genial, perfecto para lo que necesitábamos.

No tiene ascensor pero el recepcionista me subió la maleta (de mano) mientras Nacho aparcaba el coche, gratis, a escasos metros del hotel.

Aunque estábamos cansados y nos daba pereza volver a salir, bajamos a cenar al restaurante del hotel, que es el número 1 (de 2) en TripAdvisor (LINK TripAdvisor).

Pedimos un caldo de pollo, una ración de croquetas (12 unidades) y un cachopo de jamón y queso. El caldo y las croquetas (de jamón creo, no lo acabé de tener claro del todo) desde mi punto de vista estaban bastante flojos. El cachopo estaba bueno. Entiendo que estando en la Fase 2 del Desconfinamiento por el Coronavirus no tendrán apenas ningún cliente por lo que la cocina no estará muy activa. De hecho éramos los únicos clientes. Pagamos 20,7€ en total.

A las 22 horas estamos de vuelta en el hotel, exhaustos (recordar que los 2 trabajamos de noche) pero felices con todo lo que hemos vivido hoy y con todo lo que nos queda mañana, que se supone que es el plato fuerte…

GASTOS DEL DÍA:

– Aprovisionamiento Alimerka: 12,15€. – Hotel: 36€.
– Cena: 20,7€.

TOTAL: 68,85€

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

··· Para acceder a la etapa 3 – BOAL – RUTA VIESGO DE LOS MIRADORES DEL RÍO NAVIA, pinchar en este enlace ···

2 comentarios en “2. RUTA DE LA CASCADA DEL CIOYO (Castropol)

  1. Maravilloso blog para aventureros/as que quieran adentrarse en las tierras Asturianas. Bien explicado y completo resumen de sus viajes, rutas y experiencias. Fotos maravillosas que invitan a viajar hasta el lugar donde se tomaron. Gracias por compartir tus experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *