4. CANTABRIA – CUEVAS DEL SOPLAO, COMILLAS

Jueves 2 de septiembre de 2021

Cuando nos despertamos vemos que está lloviendo bastante. ¡¡¡Suerte que nuestra primera actividad del día es bajo tierra!!! Hoy vamos a visitar las Cuevas del Soplao en la versión aventura. ¡¡¡Tengo muchas ganas de esa experiencia!!! En las entradas que ya sacamos online pone que hay que estar 10 minutos antes en la oficina pero dos chicas distintas por teléfono nos dijeron que había que estar 30 minutos antes, por lo que cumpliremos con esa segunda opción por si acaso…

Así que a las 8.45 horas bajamos a desayunar. El desayuno está incluido en el precio de la habitación (75€). No es el desayuno más variado del mundo pero para lo que nosotros necesitamos está bien: tostadas, sobaos, mermeladas, tomate, zumo de naranja recién exprimido, café y Colacao. El resto del comedor aún está vacío y eso nos va perfecto en tiempos de pandemia.

Hacemos el check out sin incidencias y nos acercamos hasta la Panadería Puentenansa a comprar provisiones para el picnic de hoy. La tortilla de patata (poco hecha) tiene una pintaza estupenda.

A las 10 horas arrancamos el coche. La lluvia y la niebla nos acompañan. Por suerte la temperatura es muy agradable.

En el pueblo de Celis tomamos el desvío para las Cuevas del Soplao siguiendo las indicaciones de Google Maps, pero sin ver ningún cartel físico indicativo, cosa que nos llama mucho la atención teniendo en cuenta lo turísticas que son las cuevas. Teníamos miedo de habernos equivocado de camino porque nos lleva por un sendero asfaltado muy estrecho y muy cuesta arriba. Solo entra un coche de ancho y había riesgo de que las ruedas patinasen al estar el asfalto mojado y ser tan empinada la zona. Al final nos arriesgamos y en menos de 1 km ya salimos a una carretera normal, menos mal… Os recomiendo que busquéis una alternativa al sendero azul de la foto inferior, porque si viene un coche enfrente no hay un apartadero en el que pararse.

En las Cuevas del Soplao hay 2 parking:

  • Parking Turismo de Aventura:
    • Coordenadas: 43.29648, -4.41104.
    • El más pequeño.
    • Es el parking que nos correspondería pero está lleno.
  • Parking Visita Turística:

Hay un tercer tipo de visita a las cuevas, la Entrada Minera, pero el acceso a la cueva está al otro lado de la montaña, ¡¡ojo!!

Aparcamos sin problema en el enorme parking correspondiente a la Visita Turística a las 10.15 horas.

Como vamos bien de tiempo nuestra primera parada es el Mirador del Soplao sobre el valle de Celis, pegado al parking grande, con unas panorámicas preciosas. ¡¡Qué bonito!!

Caminamos hasta el otro parking ya que justo delante se encuentra la oficina correspondiente al Turismo de Aventura, ¡nuestra entrada! Para ir a dicha oficina basta con seguir las señales VERDES pintadas en el suelo. En la taquilla nos indican que la realidad es que hay que estar solo 10 minutos antes pero por teléfono dicen que hay que estar 30 por si hay algún problema durante el acceso por la carretera. 

Aprovechamos para sacar unas fotos de la entrada de la cueva, ubicada justo junto a nuestra oficina.

Entrada a la cueva
Oficina Turismo Aventura
Grupo anterior al nuestro

A la hora establecida nos dirigimos a la oficina. Esta es la información que nos dan al llegar:

  • Por teléfono nos habían indicado que nos darían katiuskas para calzarnos por lo que no teníamos que traer ningún calzado especial, pero el chico de la oficina nos indica que lo recomendable es que traigamos nuestras propias botas de trekking impermeables.
  • En el suelo hay arcilla bastante compacta pero HOY no hay agua por lo que la gente que no quiere katiuskas podría entrar en playeros, aunque no es recomendable.
  • Recomiendan camiseta de manga corta y sudadera pues en el interior hay 12° de forma permanente con un 95% de humedad. No entrar con chubasquero ni nada plástico debido a la humedad interior.
  • Nos adentraremos 1,5 km (3 km ida y vuelta en 2 horas 30 minutos).
  • Hay taquillas gratuitas en los vestuarios de la oficina. También hay baños.
  • Hay que traer guantes de estilo jardinero o similar (NO de látex). Nosotros los traíamos de casa pero sino se pueden comprar allí mismo.

Toca dejar todas las pertenencias en el coche o en las taquillas gratuitas ya que no se puede entrar con bolsos ni sacar fotos, por lo que no tiene sentido llevar el móvil.

Nos dan un mono blanco muy finito para no mancharnos y un casco con una potente linterna frontal para alumbrarnos en el interior de la cueva.

Nuestros guías Guillermo y Lorena son muy agradables y nos hacen la visita muy amena.

Estamos dentro de las cuevas de 11.30 a 14 horas de reloj. Ha sido una experiencia espectacular, maravillosa, de lo más instructiva y entretenida, me ha gustado muchísimo y os la recomiendo al 200%. Hace 9 años había hecho la Visita Turística pero, una vez hecha la Visita de Aventura, os recomiendo totalmente esta segunda opción… ¡¡¡Ha sido alucinante!!! Ya solo ver las espectaculares formaciones geológicas te deja con la boca abierta porque son absolutamente impresionantes; pero poder hacer un poco de espeleología saliendo de la zona turística con la única luz de nuestras linternas me ha gustado muchísimo; el apagar todos nuestras luces y quedarnos a oscuras en silencio a la mitad de la ruta fue una experiencia sobrecogedora y que me transmitió mucha paz; además en ese mismo lugar nos pasaron varios trozos de estalactitas y varias formaciones más para analizarlas de cerca y fue una pasada. ¡¡Me ha encantado la aventura!!

Pese a ser la persona más friolera que conozco, entré solo con una camiseta de manga corta y una sudadera de algodón y no pasé frío en ningún momento.

Cuando organicé el itinerario del viaje barajé la posibilidad de subir hasta el Cuetu Ubón al salir de la cueva, un mirador de los Picos de Europa. Os adjunto la información que encontré sobre él:

  • Se llega andando desde las Cuevas del Soplao.
  • El comienzo del camino está junto al parking grande de las cuevas (parking de la Visita Turística) y viene bien señalizado. 
  • Ida: 1,7 km – 25 minutos.
  • “Bonitas vistas estropeadas por las torres de comunicación”.
  • NO ir si no está el cielo despejado, tiende a haber niebla.

Pero hoy sí que hay niebla, ya son las 14.20 horas y el hambre empieza a apretar, por lo que nos ponemos en marcha en busca de algún lugar bonito donde hacer nuestro picnic de hoy. ¡¡Me muero de hambre!! 

La primera área recreativa que encontramos de camino a nuestro próximo destino, Comillas, se encuentra en el pueblo de Roiz. Todo el tramo hasta aquí rodeado de verde por todas partes es precioso.

Aparcamos en Roiz a las 14.40 horas. Dejamos el coche a menos de 100 metros de la zona de picnic. El Área recreativa de las Cuevas (43.328615, -4.350928) es exactamente lo que veníamos buscando, con salto de agua incluido. 

Una hora después arrancamos el coche de nuevo. Llegamos a Comillas en 15 minutos. Comillas, al igual que Taramundi en Asturias, pertenece a la iniciativa Pueblos Mágicos de España. Según indican en su web, la filosofía de la iniciativa Pueblos Mágicos se basa en un razonamiento que cumplen muchos pueblos, pero que se obvia la mayor parte de las veces en las “clasificaciones” de “pueblos con encanto, pueblos singulares, pueblos más bonitos”, basándose principalmente en la monumentalidad y la belleza del conjunto de su paisaje urbano. Pueblos Mágicos busca pueblos “vivos”,  pueblos con características propias que los hacen únicos y de ellos emana una “magia” especial. Hay muchos pueblos bonitos, con encanto, históricos, con gran patrimonio; pero hay pueblos singulares, pueblos que te llenan el alma con su gastronomía, con sus tradiciones, con sus fiestas, con un atardecer especial, con algo que los hace únicos. Pueblos que guardarás en tus recuerdos más gratos, que compartirás con tu familia, tus personas más queridas y cercanas. Son Pueblos Mágicos.

Por ser un lugar muy turístico, los parkings están llenos a reventar. Aparcamos en el parking público ubicado al lado de hotel Solatorre, enorme y bien asfaltado (no como muestra Google Maps).

Google Maps
Foto real

A las 16.20 horas iniciamos el paseo por Comillas. Hay demasiada gente por todas partes para mi gusto.

La primera visita que hacemos es a la zona del Palacio y la Capilla -Panteón de Sobrellano y al Capricho de Gaudí. Para que no deis vueltas sin sentido como hicimos nosotros, que os quede claro que del Palacio de Sobrellano NO se puede acceder al Capricho de Gaudí, solo a su parte exterior. El Capricho tiene una entrada independiente y exclusiva por estas coordenadas: 43.38372, -4.29166; mientras que al Palacio de Sobrellano y a su Capilla – Panteón solo se puede entrar y SALIR a través de este punto: 43.384677, -4.294047, aunque mirando el mapa dé la sensación de que se puede entrar o salir por otros puntos.

Después de perder un buen rato para aclararnos con todo el asunto de las entradas y salidas, accedemos al recinto del Palacio de Sobrellano. La visita por el exterior es gratuita.

Para ponernos un poco en situación… «Antonio López y López fue el primer Marqués de Comillas. Nació en Comillas en 1817, en el seno de una familia humilde. Con 14 años emigró a Cuba y terminó casándose con la hija de un comerciante CATALÁN. Con la dote de esta y su visión para los negocios empezó diversas iniciativas muy lucrativas. Uno de estos negocios fue una naviera, que llegó a ser aliada del gobierno en las campañas bélicas en África y en Cuba. A través de este negocio, y de la fundación del Banco Hispano Colonial, llegó a tener una relación muy estrecha con el rey Alfonso XII, que en 1878 le concedió el marquesado de Comillas. Este marquesado y su relación, por matrimonio, con Cataluña fueron la chispa para que el recién nombrado Marqués de Comillas quisiera llenar Comillas de majestuosidad y hacerla una villa digna de un rey, por lo que se trajo a los arquitectos más importantes de Barcelona como Doménech i Montaner, Joan Martorell y el mismísimo Gaudí«.

El Palacio, la Capilla – Panteón y el parque de Sobrellano fueron construidos entre 1881 y 1888 a petición del primer Marqués de Comillas.

Capilla – Panteón y Palacio de Sobrellano
Palacio de Sobrellano

Desde los jardines de Sobrellano hay una buena panorámica de la Universidad Pontificia. «Fundada en Comillas en 1890, se trata de una de las universidades de mayor renombre de España. En ella se han formado o han impartido clase un gran número de directivos, empresarios, políticos, juristas, investigadores y altos cargos de la Administración española​. La universidad es especialmente relevante en el ámbito empresarial. Del Ranking Forbes 50 mejores CEO (Consejero Delegado o Director Ejecutivo) de España 2018​, 10 eran alumnos de Comillas«.

Universidad Pontificia

Pese a que los edificios son impresionantes, no disfrutamos mucho con la visita. Hay demasiada gente y el hecho de haber dado vueltas como tontos nos ha puesto un poco de mala leche.

Queríamos visitar el Capricho de Gaudí pero no sabíamos que no tenía acceso desde el Palacio de Sobrellano, por lo que solo podemos verlo por fuera y decidimos dejar la visita al interior para el final del día. «La Villa Quijano, popularmente conocida como El Capricho, es una de las pocas obras que Gaudí proyectó fuera de Cataluña. El edificio cayó en el abandono tras la Guerra Civil, estado en el que siguió pese a su declaración como Bien de Interés Cultural en 1969. En 2009 el edificio se convirtió en museo«.

Damos una vuelta por la villa visitando los distintos puntos que tenía marcados en mi mapa. La verdad es que tenía grandes expectativas para este pueblo, que no se están cumpliendo para nada. Excepto la Casa del Duque de Almodóvar del Río que me ha parecido muy bonita para una foto rápida, el resto no ha despertado apenas mi atención.

Casa del Duque de Almodóvar del Río
Casa del Duque de Almodóvar del Río
Fachada Molucas
Letras Comillas

Sobre el cementerio leí que «es uno de los cementerios más bonitos de España. Está situado en lo alto de una colina, tiene vistas al mar y en su interior están las ruinas de una antigua ermita gótica. Además, la portada del ángel se ha convertido en todo un icono del cementerio«. A no mí NO me pareció una visita imprescindible.

Cementerio gótico
Arcángel del cementerio

Llegamos a la entrada correcta del Capricho de Gaudí a las 18.30 horas. Intentamos sacar el ticket sobre la marcha en la taquilla. Cuesta 7€ independientemente de elegir la visita guiada (45 minutos) o no. Con ambas se puede recorrer tanto el interior como el exterior del edificio. No hay hueco libre hasta dentro de una hora y no nos apetece esperar, así que nos quedamos sin visitar el Capricho de Gaudí…

Abandonamos Comillas después de casi 3 horas en la villa, con una sensación regular. Diría que los tres monumentos más característicos de Comillas deben estar siempre llenos de gente lo que para mí siempre enturbia cualquier visita. A la universidad no nos apeteció subir por este mismo motivo. El resto de cosas que vimos por el pueblo no me llamaron mucho la atención, y lo que más ilusión me hacía visitar, me quedé sin verlo por no haber sido previsora. Comillas no cumplió para nada las expectativas que tenía de ella…

Paramos en el Mercadona de Cabezón de la Sal para aprovisionarnos para el picnic de mañana. De camino pasamos por nuestra primera visita de mañana: el bosque de secuoyas de Cabezón de la Sal que está a reventar de gente pese a ser ya las 19.20 horas. No me gustan nada las visitas llenas de gente, qué bajón…

Del Mercadona tardamos solo 10 minutos en llegar al hotel. Hoy dormimos en la Posada Trisileja. La noche con desayuno nos sale por 40,5€, la más económica (con diferencia) de todo el viaje.

Aparcamos delante de la Escuela Nacional, enfrente de la iglesia y de la misma Posada Trisileja. También se puede aparcar sin problema donde la iglesia. Hay parking abundante en torno a la posada.

La habitación está genial y la cama es de 180 cm, ¡qué bien!

Reservamos el desayuno para las 9 am pues hay otra pareja que ya ha reservado a las 9.30 am y quieren desayunar solos por el tema de la pandemia. Me parece perfecto y nosotros también solicitamos desayunar solos.

La chica de recepción nos recomienda el restaurante Los Abetos en Villanueva como lugar para cenar, así que hacia allí nos dirigimos. A las 21 horas ya estamos en el restaurante. Pese a que el pueblo alrededor parece fantasma, el restaurante tiene bastante gente además de un camarero de barra de lo más desagradable que queda compensado con la amabilidad de la camarera del comedor. Están desbordados siendo solo dos personas para tanto trabajo.

Pedimos 2 hamburguesas peregrino que tardan solo 15 minutos en servirnos. El plato es muy abundante, la hamburguesa es enorme y viene con patatas y 4 croquetas caseras deliciosas. La propia hamburguesa estaba excelente, ¡¡qué rica por favor!! Las patatas normales, sin más, pero en conjunto fue un plato de 9,5.

GASTOS DEL DÍA:

  • Panadería Puentenansa: 7,9€.
  • Panadería Zubiaga: 5,25€.
  • Mercadona: 7,25€.
  • Posada Trisileja: 40,5€.
  • Los Abetos: 18,6€.

Total: 145,85€

Todos los puntos visitados a lo largo de este viaje están recogidos en este mapa.

Posdata 1: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Posdata 2: me encantaría que dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.

Puedes seguirme en mi INSTAGRAM para estar al día de todas mis aventuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *