VAL DE SAN LORENZO (Castilla y León)

Domingo 20 de septiembre de 2020

Este es el primer viaje que hago en solitario. Tan solo pasaré una noche fuera de casa pero es la primera vez que lo hago sola. ¿Mi destino? Val de San Lorenzo en Castilla y León. Se trata de una escapada breve para desconectar y pensar un poco rodeada de paz y tranquilidad.

Reservé el hotel el mismo día del viaje ya que por culpa del Covid no quería cogerlo antes… Después de leer las reseñas elegí la Posada de Toribia (LINK Booking). No tuve que pagar con antelación ni dejar la tarjeta de crédito como resguardo.

Lo de viajar ligera de equipaje no es lo mío aunque solo vaya a pasar una noche fuera. Madre mía… 🙈 Pero es que entre que daban lluvia y frío y calor, al final tenía que llevar un poco de todo… 😂 Os dejo el link de mis Productos imprescindibles a la hora de viajar por si les queréis echar un vistazo. 😉

Haría el trayecto en mi coche. No me gusta conducir y no estoy acostumbrada a coger el coche más que para tramos cortos, pero eso es algo que quiero empezar a cambiar porque adoro viajar y no quiero tener que depender de nadie para poder moverme… Me gusta sentirme independiente al 100%.

Elegí ir por la autopista de peaje aunque tuviese que pagar, pero de esa forma me ahorraba unos 40 minutos según Google Maps. Coloqué mi móvil en su imán de soporte sobre la rejilla de ventilación del coche y ya estaba lista para emprender el camino.

Con Google Maps en el móvil se llega a cualquier parte sin problema ninguno. ¡La verdad es que es un lujazo!

Tardé 2 horas de reloj en llegar de Gijón a Val de San Lorenzo, eso sí, después de pagar los 2 peajes correspondientes. No sabía que eran tan caros esos peajes… Madre mía, casi 20€ por ir de Asturias a León…

  • 13,50€.
  • 5,15€.

Me pilló el diluvio universal nada más entrar en la provincia de León, cosa muy rara porque lo normal es que sea a la inversa y que en León haga un sol espectacular y en cuanto se pasa el túnel del Negrón entres en el infierno en cuanto al clima se refiere. Os pongo un vídeo como ejemplo para que sepáis a qué me refiero (el vídeo es muy esclarecedor aunque el chico es bastante mal hablado…).

Gracias a Google Maps llegué sin dificultad ninguna hasta el pueblo donde me iba a alojar, Val de San Lorenzo.

Aparqué justo delante del ayuntamiento, en una de las 4 únicas plazas habilitadas para ello. El resto estaban ocupadas por la terraza del Bar José. Ya sabéis que debido al Covid todos queremos tomar las consumiciones en las terrazas en vez de en el interior de los bares, por lo que los ayuntamientos han permitido ampliar las terrazas…

La posada que había reservado se encuentra a 1 minuto caminando del ayuntamiento. Es tal cual la describen en los comentarios y por algo tiene una puntuación de 9,6 en Booking. ¡Me encantó!

La habitación con baño privado está genial y la terraza me dio mucha vidilla al hacer el viaje yo sola. 💯 Todo está pulcro a más no poder y las medidas contra el Covid me han parecido muy correctas.

Me traía una ensaladita para comer con calma en la habitación, ya que la idea era hacer una escapada breve y low cost a poder ser.

Después de comer pregunté a los dueños de la posada qué podía visitar y me dijeron que lo más habitual y lo que suele hacer la gente del pueblo es ir dando un paseo de Val de San Lorenzo (donde está la posada) hasta Val de San Román, ubicado a unos 2,5 km. Ojo que te dicen que el camino parte de la iglesia pero no de la iglesia que se ve desde la terraza de la posada. Por lo visto esa no es la iglesia «oficial» del pueblo. Os dejo el trail de Wikiloc para que no haya pérdida ninguna:

Powered by Wikiloc

Como digo, fui atravesando Val de San Lorenzo por distintos caminos empedrados y senderos hasta atravesar un puente, donde toca girar a la izquierda. Con la app Maps.me (mi favorita siempre para guiarme) no tiene ninguna dificultad encontrar el camino.

Por ese sendero se llega a la iglesia «oficial» de Val de San Lorenzo.

Ahora solo hay que seguir por la carretera (apenas transitada) hasta llegar a Val de San Román, un pueblito pequeño y donde solo me crucé con 5 personas.

Estaba disfrutando tanto del relajante paseo que aunque ya había llegado al supuesto final del camino, decidí adentrarme por sendas más en plena naturaleza siguiendo siempre mi app Maps.me, de la que estoy enamorada, por si no quedó claro a lo largo de los diversos post.😍 Me encantaron los diversos senderos que me encontré, todos para mí y mis pensamientos… Fueron momentos en los que sentí mucha paz interior, me sentía como en calma.

Una de las zonas que más me gustó, y más porque el sol empezó a apretar de repente sin avisar, fue una arboleda surgida como en medio de la nada. Después de las fotos de rigor me senté en el murete que rodeaba a la arboleda simplemente a contemplar los árboles completamente relajada.

Si es que en este día que tenía yo hoy un poco melancólico, parecía que la naturaleza estaba ahí para hacerme feliz, con sus colores y sus frutos (…)

(…) los pájaros cantando y los árboles susurrando mientras «llovían» hojas amarillas… Me ha encantado este paseo a solas conmigo misma… Ha sido muy zen todo.

La vuelta decidí hacerla por donde me cuadró para seguir disfrutando de esos maravillosos senderos en plena naturaleza. Como digo hay un montón de caminos variados para elegir. ¡Qué bien me vino este paseo!

Al final con la tontería caminé 7 km en 1 hora 50 minutos. 🙂

Llegué a Val de San Lorenzo muerta de hambre y a punto de presenciar el diluvio universal así de repente. Pero no pasa nada, me encargué una hamburguesa para llevar en el Bar José y esperé fuera chapoteando en los charcos con mis botas de agua mientras me la preparaban. El bar estaba lleno de gente por la lluvia y con esto del Covid cuanto menos estemos dentro de bares abarrotados mejor.

Me dirigí a mi posada y allí en la terraza de la habitación pude disfrutar de mi hamburguesa (que estaba deliciosa) mientras contemplaba cómo iban cambiando los colores del cielo hasta hacerse de noche.

GASTOS DEL DÍA:

  • Peaje 1: 13,50€.
  • Peaje 2: 5,15€.
  • Hamburguesa: 7€.

TOTAL: 25,65€

Lunes 21 de septiembre de 2020

El desayuno (incluido en los 45€ del hotel) se sirve hasta las 10.30 horas por lo que mi idea era no madrugar. Pero no siempre uno tiene lo que desea y últimamente duermo fatal así que a las 8.30 horas ya estaba despierta. Qué rollo… Aún así me hice la remolona todo lo que pude porque no tenía ningún plan para la mañana ni ninguna prisa.

El desayuno se sirve con todas las medidas anti Covid necesarias. Incluye zumo de naranja exprimido delante de mí, 2 magdalenas caseras, tostadas con tomate o mermelada, café o Colacao. ¡Todo excelente!

Después de desayunar recogí mis bártulos y pagué mi estancia con tarjetade débito. La idea que tenía para esta escapada exprés era algo muy breve y sin planes, así que di una última vuelta por el pueblo y me subí al coche para otras 2 horas de vuelta hasta mi casa, pagando los correspondientes peajes y «comiéndome» toda la lluvia y niebla que quise y bastante más… Esta vez tuve mala suerte con el clima tanto en Asturias como en el León. 🤦‍♀️🤦‍♀️

Así finaliza mi primera y breve experiencia viajando sola. No ha estado mal, no me he sentido sola como había imaginado y no será la última vez que lo haga…

GASTOS DEL DÍA:

  • Hotel: 45€.
  • Peaje 1: 5,15€.
  • Peaje 2: 13,50€.
  • Gasolina: 27,10€.

TOTAL DEL VIAJE: 116,40€

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *