Single Blog

  • Home
  • 1. CASCADAS Y LAGOS ASTURLEONESES – CASCADA PIMPANÓN, LAGUNA Y MIRADOR DEL CASTRO, CASCADA DE LUMAJO
  • Volver
  • 1. CASCADAS Y LAGOS ASTURLEONESES – CASCADA PIMPANÓN, LAGUNA Y MIRADOR DEL CASTRO, CASCADA DE LUMAJO

    Lunes 6 de junio de 2022

    Ayer estuve de «domingo jurásico» por Lastres y el Museo del Jurásico (MUJA), y hoy me voy a explorar un poco más en profundidad la zona central de Asturias.

    Hace mucho que tenía ganas de hacer la ruta del Valle de Lago al Lago del Valle, en Somiedo. Mientras organizaba el itinerario con el Google Maps, descubrí un par de puntos unos kilómetros más allá de la frontera de Asturias con León que llamaron enormemente mi atención. Pronto quedó establecido el planning para hacer la parte de León hoy lunes y la parte de Asturias mañana. 

    Todos los puntos visitados a lo largo del día están recogidos en este mapa de «Castilla y León»: ver mapa. Para poder utilizarlo basta con pinchar en el enlace azul de «ver mapa», NO en el propio mapa.

    Para PASARLO A LA APP MAPS.ME (que es la que me guía en todos mis viajes y rutas por mostrar mucho mejor los senderos que Google Maps y por funcionar a la perfección sin conexión) solo tenéis que seguir estas instrucciones.

    CASCADA PIMPANÓN

    Hoy me voy de aventura con mi prima y mi amiga más antigua de la infancia. Salimos en coche de Gijón, nuestra ciudad, a las 10.15 horas.

    Elegimos ir por autovía de peaje ya que son solo 5€ y supuestamente nos ahorrábamos cuarenta y cinco minutos, teniendo planificado un trayecto en coche de hora y media.

    Por el camino pasamos por el precioso y siempre llamativo embalse de los Barrios de Luna, donde encontramos un mirador para sacar unas fotos rápidas. Eso sí, no hay que olvidar que la belleza que ahora podemos contemplar viene derivada de una gran tragedia. «Dieciséis pueblos y barrios del valle del Luna desaparecieron o se vieron profundamente afectados por la construcción del embalse. Bajo las aguas quedaron: Arévalo, Campo de Luna, La Canela, Casasola, Cosera, Lagüelles, Láncara de Luna, Miñera, Mirantes de Luna, El Molinón, Oblanca, San Pedro de Luna, Santa Eulalia de las Manzanas, Trabanco, Truva y Ventas de Mallo. La inundación se produjo de forma progresiva, según avanzaban los trabajos en el muro de la presa. En 1951 se inició la primera fase, que anegaría la vega del río hasta la altura del puente de San Lorenzo. Las localidades del ayuntamiento de Láncara soportaron la última fase de inundación. Algunos pueblos se vieron afectados directamente, quedando anegado todo el caserío; en otros, la afección fue parcial aunque, al perder la vega agraria en la que se basaba buena parte de su economía, sin tierras y sin su forma de vida, los vecinos optaron también por la expropiación«.

    Todas las fotos grupales que veréis a lo largo del post las sacamos con mi palo de selfie + trípode (con mando a distancia) de Amazon (cuyo link ya no está disponible). Lo descubrí en mi viaje al Gran Cañón del Colorado y me enamoró desde el primer momento.

    Aunque como comentaba, la planificación inicial era de una hora y media en coche, finalmente tardamos más de dos horas en llegar a nuestro destino. El Google Maps como siempre, hace de las suyas, y en vez de dirigirnos al pueblo de Rabanal de Arriba por una carretera adecuada, nos desvía por la avenida de Constantino Gancedo que de «avenida» solo tiene el nombre. En realidad se trata de un camino estrecho y lleno de baches que nos conduce a una especie de mina abandonada. El trayecto acaba en un sendero en el que una señal indica que solo se puede acceder por 4×4. Preguntamos a un lugareño que afortunadamente pasa por la zona y nos muestra por dónde continuar. Lo que se olvida de comentarnos es que ese camino de Meles por el que nos ha enviado es estrechísimo. En ciertos puntos apenas entra mi coche de ancho. No volvería a meterme por ahí ni de broma. Buscando la alternativa en el Maps, os diré que tenéis que subir por la carretera Llamas-Rb.

    En la foto inferior os dejo en negro las carreteras a evitar y en azul el acceso correcto.

    Una vez que llegamos a la plaza del pueblo de Rabanal de Arriba a las 12.30 horas, donde tenía marcado que debíamos aparcar, descubrimos que solo hay hueco para un coche, que por suerte es el mío, porque no hay nadie más. Entre la carretera por la que hemos subido y la ausencia de aparcamiento, por ahora no me está convenciendo nada esta aventura. 

    Tomamos un pequeño aperitivo mientras cambiamos los playeros por las botas de monte impermeables porque ha estado lloviendo y no tenemos ni idea de con qué nos podemos encontrar.

    A las 12.50 horas nos ponemos en marcha. Os dejo mi track de Wikiloc para que no tengáis pérdida ninguna.

    Powered by Wikiloc

    Caminamos unos metros por la Carretera Larga hasta acceder a un verde sendero que a mano derecha nos deja bonitas panorámicas del embalse de Las Rozas.

    Por ahora hemos visto dos indicaciones un tanto deficientes de la cascada. Por suerte, como no hay que desviarse del sendero principal, no hay problema.

    Menos mal que hemos traído las botas impermeables porque por momentos el camino se transforma en un barrizal. 

    Me parecen muy bonitas las vistas que tenemos del valle que nos rodea, al estar todo tan verde.

    Aunque el desvío a la cascada sí que está claramente señalizado, casi nos lo saltamos al ir hablando como cotorras. 

    Un estrecho sendero nos conduce cuesta abajo hasta un precioso molino rodeado de musgo con un pequeño salto de agua a su lado. 

    No encontramos ninguna señalización que indique «cascada», por lo que en un principio creemos que ese pequeño salto de agua es a lo que llamaban cascada Pimpanón. No veo nunca fotos de aquello que voy a visitar por lo que solo me baso en lo que leo para formarme mis propias imágenes.

    El entorno es idílico por lo que sacamos montones de fotos.

    Decidimos continuar río arriba a ver con qué nos encontramos. En pocos metros descubrimos otros dos molinos, aunque el que mejor conservado está es el primero de los tres.

    Puesto que no vemos nada que nos llame especialmente la atención, regresamos al molino inicial y, en este caso, vamos río abajo ya que hemos visto que sale un sendero que se aproxima al río, marcado con una barandilla de madera. 

    Molino inicial rodeado en rojo

    Suerte que hemos decidido investigar, aunque se haya puesto a llover de forma muy ligera, porque encontramos una pequeña cascada con una poza adorable que tenemos entera para nosotras y que encuentro maravillosa. El entorno es fantástico porque lo tenemos entero para nosotras y, aunque no hace sol y la cascada no es especialmente alta, el paraje me parece de diez. Yo creyendo que el pequeño salto de agua al lado del molino era la cascada Pimpanón y resulta que la teníamos unos metros más allá. 

    Decidimos hacer aquí nuestro picnic del día. 

    Cuando nos ponemos en marcha con la idea de regresar al coche, propongo avanzar un poco más río abajo a ver si encontramos alguna otra pequeña cascada. Cuál será nuestra sorpresa cuando nos encontramos por fin con la verdadera cascada Pimpanón: un salto de agua enorme que baja bien cargado en una alta caída. ¡¡¡Guaooooo!!! Qué flipe… No contaba con ella para nada, menuda sorpresa. ¡¡¡Me ha gustado muchísimo!!!

    La señalización está excesivamente mimetizada con el entorno

    Aunque la cascada es alucinante, resulta de lo más inaccesible. Solo podemos asomarnos un poco y con riesgo, para sacar un par de fotos puntuales. No encontramos forma de acceder a su base. Es una lástima, porque la estampa sería espectacular. 

    A las 15.10 horas, después de dos kilómetros y medio de trayecto, decidimos iniciar la vuelta al coche. En la poca distancia que llevamos recorrida hemos contemplado hermosas panorámicas del valle, tres molinos, y varios saltos de agua además de una cascada muy alta. Como puntazo extra, no nos hemos cruzado con una sola persona. Ha sido una ruta de lo más sorpresiva y ¡¡¡me ha encantado!!!

    Llegamos al coche a las 15.45 horas. A modo de COMENTARIOS Y CONSEJOS VARIOS, decir que:

    • Para esta aventura me resultaron muy prácticos los bastones de trekking. Los que yo tengo son los más básicos del Decathlon. Los tengo desde el 2018, me costaron solo 4,99€ cada uno y me van de lujo.
    • Las botas de monte impermeables son básicas porque había bastante barro.
    • No hay ninguna fuente por el camino.
    • Diría que la ruta tiene una señalización un tanto escueta. Por ello yo siempre aconsejo llevar descargado el mapa de Google Maps PASADO A LA APP Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps. Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro.
    • No nos hemos cruzado con una sola persona, y eso siempre es un lujo. 
    • Tardamos un total de 2 horas 50 minutos en hacer toda la ruta, caminando un total de 1 hora 30 minutos según Wikiloc y habiendo recorrido un total de 4,5 km.
    • Os dejo el track de la ruta en Wikiloc.
    Powered by Wikiloc

    LAGUNA Y MIRADOR DEL CASTRO 

    Para subir hasta nuestro próximo destino, la laguna y mirador del Castro, sí que había leído que el trayecto era a través de una senda por la que lo más recomendable era subir en 4×4, pero quise arriesgarme y ver si sería apta para ir con mi coche. La pista, de casi dos kilómetros, toda cuesta arriba, es de grava con bastante roca suelta y más baches de los que me gustaría, pero por la que yendo despacio, subimos sin mayor problema. Os dejo el vídeo de una parte de nuestro ascenso y ya vosotros tendréis que decidir si queréis meter o no vuestro vehículo por ahí.

    Una vez que llegamos a la laguna, dejamos el coche donde mejor nos cuadra. No hay un parking habilitado como tal, pero sí bastante sitio para estacionar el vehículo sin problema.

    Foto sacada a la vuelta del mirador

    No nos detenemos mucho a contemplar la laguna puesto que, como no he visto fotos del mirador, en mi mente me he imaginado que tendrá unas vistas alucinantes de la misma.

    Según explican los carteles informativos que encontramos por la zona: «a lo largo del periodo Cuaternario se han sucedido algunos episodios fríos durante los cuales gran parte del agua del planeta aparecía en forma de hielo. Cuando esta se formaba sobre los continentes, fluía por los valles como si de un río se tratase, dando lugar a los glaciares. Durante el último de estos episodios fríos o glaciaciones, el valle de Lumajo estuvo ocupado por una lengua glaciar que se alimentaba del hielo acumulado en una amplia superficie situada en la cabecera del valle. Al moverse, el glaciar arrancaba fragmentos de rocas y los arrastraba para acabar depositándolos en zonas próximas a su extremo frontal. Dos de estas acumulaciones de materiales transportados por el glaciar o morrenas, actúan a modo de diques y retienen el agua de la laguna del Castro o de Villaseca de Laciana, un buen ejemplo de laguna yuxtaglaciar. La laguna, con sus 1,42 hectáreas, representa un testimonio de la acción de los glaciares durante el Pleistoceno. Diversos estudios han datado la laguna estableciendo su edad en más de 35.000 años«.

    A las 16.30 horas nos ponemos en marcha. El camino hacia el mirador está perfectamente indicado y no tiene pérdida ninguna. De todas formas os dejo mi track de Wikiloc para que os hagáis una idea del recorrido. 

    Powered by Wikiloc

    No contábamos con que hubiese sido buena idea llevar los bastones de trekking, puesto que es todo cuesta arriba a través de un camino de piedras. 

    Las vistas a nuestras espaldas mientras ascendemos por el sendero me parecen preciosas. 

    Una vez que llegamos al mirador me quedo bastante decepcionada. A la izquierda apenas se puede ver nada por culpa de la maleza, y a la derecha vemos el pueblo de Villaseca de Laciana, pero ni rastro de la laguna del Castro. Es lo que tiene no ver fotos de los sitios antes de ir, que a veces te llevas un chasco.

    Desde mi punto de vista NO merece la pena hacer el tramo en coche por esa pista para 4×4 teniendo en cuenta las panorámicas que se obtienen desde el mirador.  

    Cuando llegamos a la laguna, descubrimos un montón de vacas que antes no estaban, incluida una que ha decidido posicionarse junto a mi coche, jajaja. 

    Descendemos por la orilla donde descubrimos varias ranas saltimbanquis que pegan enormes brincos hasta el agua. Al principio no teníamos ni idea de lo que eran porque son muy rápidas y solo escuchábamos múltiples mini chapuzones a nuestro paso.

    Pese a que tenemos unas cuantas fotos bonitas de la zona, yo no repetiría esta visita.

    CASCADA DE LUMAJO 

    Tardamos solo quince minutos en llegar a nuestro tercer destino del día, la cascada de Lumajo, el tesoro del Valle de Laciana.

    No hay un parking habilitado como tal, pero sí un apartadero para dos vehículos a menos de doscientos metros del acceso a la cascada.

    Dicho acceso no es que sea super visible, pero basta con que os fijéis un poquito puesto que además de haber un cartel indicativo, hay un espacio en el quitamiedos cerrado con una cuerda y una torre de alta tensión justo detrás.

    Según explica el panel informativo: «aguas abajo del pueblo de Lumajo, el río Almuzarra en busca del río Sil salva un gran desnivel y dibuja una impresionante cascada de casi veinte metros de altura. La distinta naturaleza de las rocas que constituyen el subsuelo de este paraje ha provocado que ofrezcan grados de resistencia muy dispares. Por ello la erosión ha afectado más a unas que a otras, generando un gran resalto que ahora el río se ve obligado a vencer«.

    A las 18.20 horas atravesamos la zona de la cuerda. Os adjunto mi track de Wikiloc para facilitar un poco vuestro itinerario.

    Powered by Wikiloc

    A los pocos metros cruzamos una puerta hecha con un somier, cuyo objetivo es impedir el paso del ganado. 

    A partir de ahí no tenemos muy claro por dónde ir puesto que no hay señalización. Giramos a mano derecha, lo que nos permite visualizar desde la distancia la altísima cascada. ¡¡Guaooo, es espectacular!!

    Una vez que satisfago mi apetito fotográfico, desandamos camino porque no tenemos para nada claro por dónde acceder al río.

    Un estrecho y oscilante tablón es el «puente» que marca nuestro camino.

    Resulta que tenemos que bajar paralelas a dos estrechos arroyos, a veces teniendo que ir por el mismo cauce, a veces por entre altas hierbas que nos impiden ver por dónde pisamos, salvando un intenso desnivel.

    Nos echamos unas buenas risas en el descenso, sin tener claro si estamos yendo por el buen camino. Menos mal que nos hemos traído los bastones y las botas impermeables porque ambos son TOTALMENTE IMPRESCINDIBLES.

    Menos de cuatrocientos metros después de haber salido del coche y sin contar con ello para nada, llegamos directamente… ¡¡¡al paraíso!!! Nos recibe una cascada impresionante y altísima que tenemos entera para nosotras. ¡¡¡Es alucinanteeee!!! ¡¡¡Menudo lugar!!! ¡¡¡Qué maravilla!!!

    Sacamos todas las fotos del mundo mundial, y alguna más por si acaso. Hemos tenido que hacer unas buenas peripecias para ubicarnos en la roca base para las fotos, lo que incluye que mi amiga se ha caído resbalando por la roca y mi prima ha metido el pie hasta el tobillo en el agua, jajajajaja. Ha sido de lo más gracioso… Las andanzas que hemos vivido para sacar las fotos con el trípode, vuelta a cruzar el río una y otra vez, no las sabe nadie, jajaja. 

    Ha sido de lo más divertido y el lugar me ha parecido de diez. ¡¡No puedo más que recomendarlo!! Hemos vivido toda una aventura entre que conseguimos llegar hasta la base de la cascada y luego buscando las ubicaciones adecuadas para las fotos perfectas, jajaja.

    Llegamos al coche después de una maravillosa hora y veinte de aventura. De verdad que ha sido una experiencia buenísima, de muchas risas y un paisaje de ensueño y os la recomiendo enormemente. Eso sí, pese a que las tres llevábamos botas impermeables, las tres llegamos con los pies mojados en mayor o menor medida. 

    POLA DE SOMIEDO (ASTURIAS)

    A las 19.40 horas nos ponemos en marcha de nuevo. Atravesamos el puerto de Somiedo rumbo a nuestro hotel en Pola de Somiedo, ya en Asturias.

    Las panorámicas que tenemos desde el coche subiendo y bajando el puerto son brutales, de dejarte sin palabras. Los verdes valles que nos acompañan son Asturias en estado puro, ¡¡¡¡me encantan!!!!

    Encontramos un mirador con vistas a la aldea La Peral que ¡¡¡es todo un espectáculo!!! Madre mía, parece que estemos recorriendo el Rivendel de los elfos del Señor de los Anillos…

    Aldea la Peral

    Llegamos a Pola de Somiedo a las 20.30 horas. Hemos reservado en la pensión Casa Miño dos habitaciones dobles a través de Booking. Una reserva la hicimos hace dos semanas y la otra ayer, por 46 y 50€ respectivamente, aún cuando son habitaciones iguales. Además no sabíamos que si hubiésemos reservado directamente con el hotel, nos hubiesen incluido el desayuno de forma gratuita. Mecachissss…

    Aparcamos sin problema junto al restaurante del hotel, frente a la Oficina de Turismo

    Las habitaciones están geniales, perfectas para nuestra estancia de una noche. 

    Mi prima y mi amiga bajan a cenar al restaurante del hotel, pero yo estoy bastante cansada porque he dormido mal, así que prefiero quedarme redactando el post con las aventuras del día y picotear algo ligero en la habitación.

    GASTOS DEL DÍA

    • Picnic: 19,2€.
    • Peaje: 5€
    • Hotel: 96€.

    TOTAL: 120,2€

    POSDATAS

    Posdata 1: todos los puntos visitados a lo largo del día están recogidos en este mapa de «Castilla y León»: ver mapa. Para PASARLO A LA APP MAPS.ME (que es la que me guía en todos mis viajes y rutas por mostrar mucho mejor los senderos que Google Maps y por funcionar a la perfección sin conexión) solo tenéis que seguir estas instrucciones.

    Posdata 2: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

    Posdata 3: me encantaría que dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.

    Puedes seguirme en mi INSTAGRAM para estar al día de todas mis aventuras.

    ¿Os gustaría conocer más escapadas por Castilla y León? Os dejo un listado (y algunas fotos ejemplificativas) por si queréis echar un vistazo.

    Riaño
    Las Médulas
    Mogarraz
    Ponferrada

    Dejar un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.