6. FIN DEL VIAJE + GASTOS TOTALES

Viernes 7 de septiembre

¡Hoy es el último día! Nos levantamos sin ninguna prisa. Tengo muchísimas agujetas…

Cerramos las maletas y vamos a desayunar, como siempre, a Leitaria Baiana. Adoro una especie de croquetones que tienen de pizza que están deliciosos… ¡Ñaaamm! Los he desayunado cada día y encargamos 6 para llevar al aeropuerto, además de 2 sándwiches. Total: 25,4€.

Hacemos el check out y dejamos allí guardadas las maletas. La verdad es que hemos quedado encantados con la pensión. Está genial ubicada y aunque la habitación era pequeñita, tenía todo lo necesario. Además está muy limpia y el personal es muy amable. Por lo tanto, 100% recomendable! 

Vamos dando un paseo y decidimos despedirnos de Lisboa en el mirador de Santa Luzía, en el que estuvimos ya el otro día y que, aunque no es el más guapo, tiene un montón de encanto con los árboles llenos de flores moradas, las vistas al mar, y siempre música de fondo de músicos espontáneos.

La verdad es que cuanto más tiempo paso en el Lisboa, más me gusta. Es cierto que no se por qué tendemos que compararlo con Oporto, que es precioso con su puente al atardecer… pero Lisboa tiene un aire entrañable que me ha hecho disfrutar mucho de estos días…

A las 14.30 horas recogemos las maletas de la pensión y hacemos el mismo camino que el primer día, pero a la inversa. Metro línea azul hasta la parada de San Sebastián donde hacemos transbordo y cogemos la línea roja hasta el aeropuerto. La tarjeta Viva Viagem se ha quedado a cero pero nos ha sido suficiente para: ida y vuelta en metro al aeropuerto, ida y vuelta en tranvía 15 al Barrio de Belem, ida y vuelta en tren a Sintra. Tardamos 35 minutos en llegar al aeropuerto.

Creo que es el aeropuerto más automatizado que he conocido hasta ahora. Tras imprimir las tarjetas de embarque, metemos la maleta a facturar en la cinta de equipaje. Como pone que esperemos a que nos imprima el resguardo pero no imprime nada, toco el botón rojo pensando que es el que sirve para llamar a un ayudante, pero resulta que es el botón de emergencia por lo que se paran todas las cintas y empieza a sonar una alarma mientras hay una luz rotativa roja… Mientras todo el mundo me miraba y Nacho se alejaba sutilmente de mí y me señalaba con el dedo… Fue bastante bochornoso… Jajaja. Al final ni esperamos por el resguardo ni nada, porque además ya nos lo había dado al imprimir los billetes.

Comemos lo que hemos comprado para comer, que está muy bueno. Al final no son sándwiches realmente sino bocadillos de tortilla, pero nos valen igual. Pasamos el control de equipaje, donde no mandar sacar los líquidos aparte, y esperamos a saber la puerta de embarque justo a la entrada de la zona VIP, en el segundo piso, donde aunque no tenemos comida gratis, tenemos zona acolchada con la moqueta y mucho más espacio que abajo, que está llenísimo de gente. 

Una vez que ya hemos montado en el autobús para subir al avión, nos mandan bajar y volver de nuevo al aeropuerto… Por lo visto nos van a cambiar de avión… Nos hacen esperar más de media hora sin ninguna explicación y, una vez que por fin nos montamos en el avión, nos hacen esperar otro tanto antes de despegar. Por lo visto ha habido niebla todo el día y ha habido un montón de retrasos… Nos dan un bocadillo para cenar. Aterrizamos a las 22.10 horas, 1 hora y media después de lo previsto. 

Había cogido el parking con tiempo de más por si acaso, pero me finaliza el plazo a las 22 horas. Pese a sacar el coche 20 minutos más tarde, me cobran lo estipulado en un principio: 33.15€.

GASTOS DEL DÍA:

– Leitaria Baiana: 25,4€.
– Ale Hop colgante gafas: 8€.
– Enganche gafas mercería: 3€.
– Propina guitarrista: 2€.
– Agua x 2: 0,68€.
– Parking AENA: 33,15€.

TOTAL: 72,23€.

GASTOS TOTALES DEL VIAJE (entre los 2):

994,64€. La verdad es que me parece muchísimo dinero para 4 días… Cuando hice los cálculos totales, flipé…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *