9. GALICIA – CASTRO CALDELAS, MIRADOIRO DA RIBEIRA SACRA, MIRADOIRO DO PE DO HOME, MIRADOIRO DE PENEDOS DO CASTRO, O BAMBÁN DO SOLPOR, MIRADOIRO DE VILOUXE, PASARELAS DEL RÍO MAO

Sábado 19 de junio de 2021

¡De nuevo he dormido de lujo! Qué cama tan cómoda.

A las 9.30 horas ya estamos en el Café Bar Rubio, donde se sirve el desayuno del hotel. Pedimos el mismo menú que ayer, puesto que estaba todo riquísimo. Hoy además nos ofertan como novedades croissant y napolitana de chocolate.

Hacemos el check out a las 10.30 horas. Hemos quedado encantados con nuestra estancia en el hotel y con la amabilidad de su personal, además el desayuno estuvo de 10 los 2 días. ¡¡Muy recomendable hospedarse en este lugar!!

Nos ponemos en marcha para visitar el pueblo en el que nos alojamos, Castro Caldelas, elegido uno de los Pueblos más Bonitos de España. Hoy parece que vamos a tener mejor clima que ayer, veremos a ver si hay suerte.

La villa de Castro Caldelas está situada en el corazón de la Ribeira Sacra ourensana, en una colina que domina la ribera del río Edo. Entre estrechas y empedradas callejuelas, el pueblo luce galerías blancas y casas blasonadas con escudos que muestran el esplendor medieval. La Plaza del Prado es la principal entrada al casco antiguo y las empinadas calles llevan a la fortaleza, símbolo glorioso de la historia de Castro Caldelas. El castillo, construido en el siglo XIV, cuenta con 3 torres cuadrangulares en su muralla exterior y un patio de armas en el que al fondo se divisa el aljibe (depósito grande para recoger y conservar el agua, especialmente de lluvia).

El pueblo me parece coqueto con su castillo y sus callejuelas empedradas, pero después de visitar otros «Pueblos Más Bonitos de España» como Peñalba de Santiago o Cudillero, a mí Castro Caldelas no me despertó la misma sensación que esos 2 pueblos que me dejaron enamorada. Es cierto que hoy hay niebla por la periferia y no podemos contemplar las panorámicas que seguro se pueden ver desde aquí en días despejados, pero aún así, a mí no me hizo ese tilín que esperaba.

A las 11 horas arrancamos el coche rumbo a nuestro primer destino de hoy, los miradores que no pudimos visitar ayer a última hora por la niebla.

Llegamos al Miradoiro de Cabezoá 30 minutos después. Aunque la carretera está libre de niebla, el mirador está completamente tupido por la misma (de nuevo…). Una pena pero, es lo que hay así que, continuamos. 

Al llegar al Miradoiro da Columna no solo nos lo encontramos lleno de niebla sino que empieza a llover… ¡Qué mala suerte!

Esta carretera rodeada de verde por todas partes ¡¡me encanta!! En muchas zonas las copas de los árboles se juntan en la zona superior haciendo maravillosos túneles arbolados a lo largo del camino.

A las 11.50 horas estacionamos para visitar nuestra siguiente tanda de miradores. Parece que vamos a tener suerte porque la niebla nos queda por encima. Aparcamos en un apartadero de la carretera (42.402217, -7.639734). Desde aquí ya podemos atisbar el Miradoiro da Ribeira Sacra, allá arriba en lo alto de la ladera (señalizado en la foto con un círculo rojo en medio a la izquierda).

Toca por tanto caminar ladera arriba para llegar a nuestro objetivo. Son solo 500 metros los que separan nuestro coche del primer mirador, pero tiene pinta de que la subida es bastante intensa. Antes de ascender, la ruta (que iniciamos a las 11.50 horas) empieza con un descenso a través de un precioso y verde sendero que nos lleva a vadear un río.

Una vez cruzado el río toca ascender y ascender por sinuosos y estrechos caminos, pero sobre todo los definiría como empinadísimos y resbaladizos caminos… ¡Menudo desnivel!

Llego con la lengua fuera 25 minutos después. ¡Menudo sendero! No es apto para cualquiera ni de coña. Además no está señalizado… Por lo visto hay varias alternativas para llegar arriba. Os dejo mi trail de Wikiloc para que no tengáis pérdida.

Powered by Wikiloc

Según encontré luego en Internet, el mirador tiene 2 accesos:

  • Desde el pueblo de Alberguería (Nogueira de Ramuín), a través del sendero que comienza al pie del cementerio parroquial. Ruta de 1,5 km. Más largo pero más recomendable que la segunda opción (la que nosotros hicimos).  
  • A través de la carretera que une el pueblo de Loureiro (Nogueira de Ramuín) con el embarcadero de Santo Estevo. En el punto kilométrico 2,4 se inicia un sendero de unos 500 metros de longitud hasta el primer mirador. El camino cuenta con un desnivel ascendente considerable. 

Las vistas que nos encontramos al llegar arriba merecen totalmente la pena el esfuerzo, ¡qué maravilla! El Miradoiro da Ribeira Sacra junto con el banco con el eslogan «o mellor banco da Ribeira Sacra», es una pasada. Aprovechamos para sacar un montón de instantáneas. ¡¡¡Me encanta!!!

Y las sorpresas no acaban aquí, pues seguimos ascendiendo rumbo a otros 2 miradores: Albariza do Vello (albariza: antigua construcción que servía para proteger a las colmenas de los osos) y Miradoiro de Pe do Home. Desde el coche hasta el último mirador Wikiloc nos marca 1 km.

Aparte de que los miradores son espectaculares, sobre todo el Miradoiro do Pe do Home, las nubes que se mueven veloces dejan fantásticos cambios de luces que me tienen enamorada.

¡¡¡200% recomendable subir hasta aquí!!! Eso sí, si es con bastones de trekking y un poco de agua, mejor que mejor. Además en los 2 primeros miradores hemos estado solos los 2 y eso siempre da puntos extra. ¡¡Qué privilegio!!

A las 13.10 horas iniciamos el descenso, extasiados de tanta belleza. Tardamos 20 minutos en llegar al coche. La bajada la hemos hecho por otro camino, el que encontramos sobre la marcha, un poco menos empinado que por el que subimos. ¡¡¡Me ha gustado muchísimo muchísimo esta aventura!!! Eso sí, como digo, no es apta para cualquiera y es recomendable subir con botas de monte y bastones de trekking, además de bebida. Le pongo un 10 a esta ruta con esos preciosos senderos y esos maravillosos miradores.

Nos ponemos en marcha de nuevo rumbo a nuestro próximo mirador, el Miradoiro de Penedos do Castro, ubicado a 10 minutos en coche de donde nos encontramos. 

Dejamos el coche en una pequeña explanada y vamos dando un paseo por un precioso sendero (adoro los senderos llenos de verde) de 350 metros de longitud.

El sendero acaba en unas enormes piedras desde las que se obtienen unas panorámicas maravillosas del río Sil y del Parador de Santo Estevo. ¡Qué maravilla de lugar! Además es todo para nosotros solos y para los pájaros que no dejan de trinar mientras escuchamos la bandera ondear con el viento. ¡¡Qué pasada de lugar!! Emana paz… ¡¡¡Me gusta muchísimo!!!

Al final hemos estado 45 minutos disfrutando del paraje. A las 14.30 horas arrancamos el coche de nuevo.

A 5 minutos se encuentra O Bambán do Solpor. Aparcamos en un recodo de la carretera. De nuevo estamos nosotros 2 solos. Cuando descubro lo que venimos a ver… ¡¡¡¡¡¡Me encanta!!!!!! ¡¡¡¡¡¡Es un columpio con vistas a la Ribeira Sacra!!!!!! Es verdad que después de los miradores que hemos recorrido, estas vistas son de bajo nivel para mí, pero la tontería del columpio nos hace mucha ilusión y nos tiramos 15 minutos haciendo el tonto.

Según leí por Internet, «este reciente mirador se ha convertido en un nuevo foco de atracción de visitantes en la Ribeira Sacra. Un columpio (bambán en gallego) desde el cual se puede apreciar una de las puestas de sol (solpor en gallego) más bonitas de la Ribeira Sacra«.

A las 14.50 horas arrancamos el coche de nuevo y 10 minutos después encontramos una maravillosa y verde área recreativa (42.413546, -7.679803)
perfecta para nuestro picnic de hoy. ¡¡¡Me encanta el lugar y las vistas que tenemos mientras comemos!!! ¡¡¡¡Me siento feliz!!!! Además de menú tengo la pizza que me sobró ayer, así que ¡¡¡la felicidad es máxima!!!

He disfrutado muchísimo de nuestro picnic en un lugar tan mágico. En 35 minutos nos ponemos en marcha de nuevo, que aún hay mucho que visitar y hay que aprovechar mientras el tiempo nos lo permita, porque vemos venir unas nubes negras un tanto sospechosas…

Empieza a diluviar a las 15.45 horas así que el siguiente mirador, el Miradoiro de Vilouxe, toca verlo con paraguas. Aparcamos en la plaza del pueblo de Cimadevila. Está señalizado que hay que aparcar aquí porque solo los residentes pueden continuar por el camino con sus vehículos. No hay nadie más aquí aparcado, así que apunta maneras. 

La ruta al mirador está perfectamente señalizada con señales blancas pintadas en el suelo y con carteles y flechas amarillas pintadas en las paredes. No tiene pérdida ninguna.

Caminamos 800 metros desde el coche hasta el desvío para los miradores. Descubrimos que hay 2 distintos por lo que empezamos por el más alejado, el que se encuentra a la izquierda de la señal.

¡¡¡Madre mía!!! Es el mejor mirador con creces de los que hemos visto hasta ahora. ¡¡Una auténtica pasada!!

El mirador que está a mano derecha del cartel indicativo es casi mejor que el anterior. Las vistas son un lujo total y estar nosotros solos y que haya parado de llover, ni te cuento. Solo puedo decir… ¡¡¡¡Guaooo!!!! ¡¡¡VISITA TOTALMENTE IMPRESCINDIBLE!!!

Me encantan los vídeos de nubes grabados a cámara rápida, dan mucho juego.

Volvemos al coche 1 hora 30 minutos después de esta maravillosísima experiencia. Uuufff…

La idea era hacer el Miradoiro da Columna y el Miradoiro de Cabezoá a continuación ahora que ya no hay niebla, pero creemos que va ser imposible mejorar lo que acabamos de ver y aún queremos hacer hoy por la tarde las pasarelas del río Mao. Además, al pasar al lado del Miradoiro de Cabezoá vemos que está lleno de gente y eso siempre quita encanto a cualquier cosa. Suerte que nosotros hemos podido hacer hoy todas nuestras visitas completamente solos.

A las 18 horas aparcamos en un recodo de la carretera (42.374778, -7.498048) para hacer las Pasarelas del Río Mao. Noelia, la guía del crucero, nos sugirió dejar el coche en el parking de la Fábrica de la Luz, edificio de la antigua Central Hidroeléctrica, ahora restaurado como cantina y albergue turístico, pero el acceso a la misma no nos convence así que preferimos quedarnos en la carretera. Una vez estacionados, vamos caminando hasta la Fábrica de la Luz, a donde se accede a través de una bajada bastante empinada. Una vez visto su parking en directo, creemos que la carretera para salir luego a la general no es muy cómoda porque es una carretera empinada, con gravilla y un stop arriba del todo que te impide coger inercia desde abajo del todo para facilitar la subida.

Las pasarelas del río Mao recorren la escarpada orilla del Mao, río que nace en la sierra de San Mamede y que va descendiendo para desembocar en el Sil, en plena Ribeira Sacra, discurriendo aquí entre unos caprichosos cañones, en un valle hermoso en cualquier estación. Una tierra que fue inaccesible hasta que, hace siglos, se construyeron los pataos (terrazas) que se pueden ver en sus laderas.

Iniciamos la ruta a las 18 horas. Traíamos para seguir un trail circular de Wikiloc que iba por las pasarelas del río Mao y volvía por la carretera general. ¡¡NO la hagáis!! Es una porquería. Nosotros no lo sabíamos pero, una vez hecha, descubrimos que lo único bonito de esta ruta son las pasarelas de madera rodeadas de naturaleza por todas partes. Quizás al acabar las pasarelas, que acaban en cuanto se llega a un puente que tenemos que dejar a mano derecha porque hay que seguir de frente, os recomendaría continuar unos 500 metros más para tener alguna panorámica del río Mao poco antes de su desembocadura en el río Sil (la última de las 3 fotos que adjunto a continuación). El resto del camino no mereció la pena para nada. Teníamos que haber vuelto por donde habíamos ido, pero bueno, ahora ya lo sabemos. 

Tardamos 50 minutos en hacer los 3,3 km que duró la ruta y que nos decepcionó sobremanera por lo que os acabo de explicar.

Powered by Wikiloc

A las 19 horas nos ponemos en marcha rumbo a nuestro alojamiento de hoy. Como nuestro hotel de Castro Caldelas estaba lleno para la noche de hoy, tuvimos que buscarnos otro y acabamos eligiendo uno en Puebla de Trives, el Casa Grande de Trives, por el que realmente solo tuvimos que pagar 6,91€ porque el resto lo pagué con un bono que tenía acumulado en Hoteles.com, página que me encanta siempre para reservar mis hoteles por su atención al cliente (son muy resolutivos) así como por la política que tienen de igualar precios (aunque hablemos de cientos de euros).

Llegamos al alojamiento a las 19.40 horas. ¡¡La habitación es una pasada total, nunca había tenido una habitación así, menudo tamaño (38 m2)!!

Nuestra habitación

Y el jardín es enoooooooormeeeee, alucinante… Nunca me hubiese imaginado al caminar por la calle que al otro lado de los muros habría un jardín tan grande perteneciente a una sola casa. Si el jardín es super llamativo, la casa, con su propia capilla incluida, es absolutamente espectacular, vaya alucine. 

Salimos a la calle a las 21.10 horas y aún sigo alucinando con el mobiliario y el lugar donde nos hospedamos. El dueño me explica que la casa era de la familia de su madre que la heredó en torno a 1940.

Hemos elegido para cenar el Café Bar Manolo’s, uno de los dos que nos recomendó el dueño del hotel. El otro era A Cantina do Castro que, aunque tenía mejores opiniones en Google, este de Manolo’s me atrajo más. Pedimos para compartir: media ración de croquetas de pulpo (6 unidades), media ración de mejillones tigres (6 unidades), media ración de pulpo y una porción de tortilla de patata.

En 10 minutos ya teníamos todos los platos encima de la mesa. El pulpo y los mejillones están muy ricos. Las croquetas de «pulpo» me saben prácticamente igual que los mejillones y, de hecho, el relleno tiene el mismo color, pero como los primeros me han gustado, las segundas también. La tortilla… yo no sabía que llevaba pimiento (no me gusta el pimiento) y además estaba muy hecha para mi gusto, así que a mí no puedo decir que me haya gustado, en cambio a mi chico sí que le gustó. El personal muy amable y ágil, increíble lo rápido que iba todo. Pagamos 20,5€ por todo. Me ha gustado el bar aunque si volviese a este pueblo probaría el A Cantina do Castro a ver qué tal.

GASTOS DEL DÍA:

  • Cena Café Bar Manolo’s : 20,5€.

Total: 20,5€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *