6. SAN FRANCISCO (parte 2)

Sábado 29 de septiembre:

Suena el despertador a las 7.15 horas. Hoy sí que tenemos el desayuno incluido y aunque no es el mejor de mi vida, por lo menos nos comemos unas magdalenas y unos mujís.

Como teníamos en la habitación nevera con congelador, ayer metí en él nuestras bolsas de hielo que estaban ya medio derretidas, con lo cual hoy vuelvo a tener dos bloques enormes de hielo. Además con la nevera del Decathlon tenemos espacio más que suficiente para todo lo que tenemos que enfriar y guarda la temperatura muchísimo mejor, por lo que nos deshacemos de la nevera de forespán, que va haciendo ruidito durante todo el viaje y nos va poniendo nerviosos. De hecho, estamos encantados con la nevera que trajimos. La teníamos ya de antes porque es la que usamos para ir a la playa, y nos está viniendo de lujo. Como es plegable porque se hincha y deshincha, la pudimos meter en la maleta sin problemas. Y aquí lo que hacemos es meter el hielo en bolsitas de basura, que metemos en el interior de la nevera, además de meter la base de la misma en otra bolsa de basura más grande para evitar mojar el coche cuando se va derritiendo el hielo.

Por cierto, muy recomendable este hotel también.

Nuestra primera visita del día es Muir Woods, del que traigo anotado:

  • WEB.
  • En este parque se encuentran los redwoods (“sequoia sempervirens”), de la misma familia que las secuoyas pero más altos y delgados que estas. De hecho son los árboles más altos del planeta.
  • A 13 km de San Francisco, a través de una carretera bastante mala, con muchas curvas y pendiente.
  • Duración de la visita: unas 2 horas.
  • Entrada: incluida en el pase anual de Parques Nacionales.
  • GPS: 1 Muir Woods Rd., Mill Valley CA.
  • Horario: 8 – 19 horas.
  • Parking:
    • Hay que reservar → Web reserva parking
      • 8$ por vehículo.
      • Mínimo con 90 días de antelación.
    • En la entrada hay zona de aparcamiento. Luego se pasa por taquilla para pagar la entrada y el recorrido se hace andando.
    • También se puede ir en coche y aparcar antes de llegar para coger el shuttle del parque: web informativa.
  • Abrigarse, porque es un sitio húmedo.
  • Los caminos más populares son el camino principal, el Camino Dispea y la Ruta de Ocean View.
  • El sendero está asfaltado por lo que es muy fácil de recorrer.
  • Clima más húmedo que Calaveras Big Trees, por estar al lado del  Océano Pacífico.
  • NO hay cobertura en su interior.
  • Ojo con el roble venenoso (poison oak) y las ortigas (stinging nettle).
  • Para el 2018 se requerirán reservas y estará limitado el nº de personas por día. Para el 2022 todo el estacionamiento en las carreteras de Muir Woods será eliminado.

La entrada está incluida en el pase anual de Parques Nacionales que ya traemos con nosotros desde España. Desde este año hay que reservar el parking online con antelación. Yo lo tengo reservado y pagado (por 8$) para las 9 – 9.30 horas (guardan la plaza durante media hora). Llegamos a las 9.10 horas. El primer parking ya está lleno y nos mandan al segundo, que está un poco más abajo. No esperaba que hubiese tantos coches tan pronto (aunque luego dentro del parque nos cruzamos con pocas personas). Nos piden la reserva del parking para entrar en el parking.

Una vez estacionados nos dirigimos al Visitor Center. A la entrada del parque enseño el pase anual. Me piden el pasaporte para comparar la firma. Compramos el mapa por 1$ (que no vale para nada, no lo compréis) y entramos.

Estamos dentro 1 hora y 20 minutos en total. La verdad es que me esperaba más, no sé por qué y aunque sí que son muy altos, visto unos pocos, visto todos.

El ambiente está fresco pero como no sopla el viento, se lleva bien. Hay baños públicos a la entrada del parque y un par de fuentes (que hayamos visto).

Como vamos muy bien de tiempo dentro del itinerario programado, paramos a repostar en HQ Fuels donde el galón de Regular 87 está a 3,399$ y volvemos a dar una vuelta por Sausalito, pues hemos quedado con ganas de ver bien las casas flotantes. Llegamos a las 11 horas. Hay un parking enorme gratuito, que no lo dije ayer. Todos los muelles tienen un cartel de “propiedad privada, prohibido la entrada”, pero encontramos uno llamado “Liberty” que no tiene ningún cartel prohibiendo el paso, por lo que entramos y podemos ver las casas a 1 metro de distancia. ¡Son impresionantes! Merece muchísimo la pena verlas.

Pilares con botes de pintura

Nuestra siguiente parada es… ¡¡¡El Hamburgers!!! Esta vez encontramos un parquímetro con solo 6 minutos por lo que metemos 1 dólar y medio. Nos pedimos para compartir una hamburguesa con queso y una ración de patatas fritas (que es enorme) por 11,35€. Tenemos unos 10 minutos de espera hasta recoger el pedido. Tengo que decir que aunque la hamburguesa está muy buena, no difiere mucho de la que me tomé ayer por la noche. En el interior de la hamburguesería hay solo 3 mesas pero como hace muy buen día, preferimos comer en el parque que está justo delante del Hamburgers, con unas vistas maravillosas del Golden Gate, el skyline y Alcatraz. Todo el mundo a nuestro alrededor está también comiendo hamburguesas del Hamburgers, jajaja.

¡Nos ha encantado este pueblo! Antes de irnos paramos a hacer unas fotos en un parking con un mirador impresionante que descubrimos por casualidad, ubicado en el 100 de South Street (Cote d’Azur).

Mi idea ahora era ir al hotel de San Francisco a hacer el check in y dejar el coche en el parking, pero tengo anotado que no se puede entrar hasta las 15 horas, por lo que iremos primero hasta Lombard Street.

A las 12.45 horas estamos atravesando el Golden Gate. ¡¡¡Nos encanta!!!

Después de liarnos un par de veces, llegamos a Lombard Street:

  • Es famosa porque uno de sus tramos, el que se encuentra en la colina Russian Hill, tiene tanta pendiente (27º de inclinación) que en 1922 su propietario decidió hacer un rediseño de la calzada incorporando 8 pronunciadas curvas que se combinan con zonas ajardinadas. Este peculiar diseño se ha convertido en uno de los máximos atractivos de la ciudad tanto para turistas a pie que inmortalizan la calle desde todos los ángulos como para turistas en coche que disfrutan del descenso en caravana mientras son inmortalizados. 
  • Está distribuida en 8 giros de 180º, en un corto espacio, con lo que se consigue disminuir considerablemente la inclinación. 
  • Es un lugar turístico donde los haya, con muchas personas dirigiendo a los turistas para que no haya mucho caos en dicha calle.
  • Bajar en coche por ella: mejor a primera hora, que luego se llena y puede haber colas de hasta 1 hora para bajar.
  • Las mejores vistas se obtienen desde abajo (desde la perpendicular Leowenworth Street).

Nosotros aparcamos gratis a 100 metros del principio (en la parte alta). Hay una cola enorme para bajar por ella en coche. Nos subimos a los muros que hay al principio de la bajada y sacamos unas fotos. Las vistas desde aquí son una pasada.

Lombard Street

Llamamos al hotel, el Oasis Inn, para ver si podemos hacer antes el check in y no ponen problema por lo que a las 13.40 horas ya estamos haciendo todos los trámites. Se supone que el hotel está ubicado en una zona llena de homeless pero por ahora solo vemos alguno puntual. Me decidí por este hotel porque era barato (3 noches – 373,56€) para ser San Francisco y barato para tener parking gratuito, y porque está a 15 minutos caminando de la Glide Church, donde vamos a ir mañana por la mañana a ver gospel. La primera impresión del hotel es muy buena. Sacamos todas las cosas del coche y dejamos las guanteras abiertas para mostrar que no hay nada ya que hay varios carteles en el hotel y también en las calles indicando que no se puede dejar nada en el interior, para prevenir robos.

Organizamos las cosas en la habitación, que aquí vamos a pasar 3 noches, y a las 15 horas nos vamos andando hasta la zona de los muelles. Por el camino me encanta fijarme en los edificios con sus escaleras de incendio tan características, es tan americano… jijiji.

Hoy por ahora hace calor, cosa que me llama la atención porque estoy pasando mucho frío casi todos los días. De todas formas a las 18.30 horas tenemos la excursión a Alcatraz y vengo preparadísima porque he leído que la gente pasa muchísimo frío entre el viaje en ferry y el viento helado de San Francisco.

Tardamos 50 minutos caminando tranquilamente en llegar al Fisherman’s Wharf, del que traigo anotado:

  • Es el centro de ocio de la ciudad. Es un centro comercial al aire libre en plena bahía. Ocupa el espacio del antiguo puerto pesquero.
  • Su principal calle, Jefferson Street, está flanqueada por restaurantes turísticos con enormes anuncios de la especialidad gastronómica local: ¡el cangrejo! Es una especie de nécora gigante llamada cangrejo Dungeness.
  • En junio las tiendas y restaurantes cierran entre las 22 y 23 horas.

¡¡Hay muchísimo ambiente!!

Hay una cola enorme para coger el cable car donde tiene lugar el giro del vagón de forma manual entre el cobrador y el operario. Es el último cable car operado a mano del mundo.

Parking Fisherman’s Wharf
Parking Fisherman’s Wharf

Damos una vuelta entrando en las tiendas y empapándonos del ambiente. Vamos a probar el famoso clam chowder (famosa crema de pescado dentro de una hogaza de pan) en Boudin. Elegimos un combo de medio sándwich de pollo y un clam chowder por 12€. El clam chowder tiene un sabor particular, no me disgusta pero no me encanta. El sándwich está muy bueno.

Clam chowder
Boudin

De aquí nos dirigimos al pier 33, pasando por delante del famoso pier 39 pero sin entrar todavía. Llegamos a la zona de embarque de Alcatraz Cruises con 20 minutos de adelanto. Como ya tenemos los tickets impresos es ahí donde tenemos que ir directamente. Tenemos contratada la excursión de las 18.30 horas por lo que hay que estar a las 18 horas, pero nosotros llegamos a menos 20. Pregunto donde tenemos que esperar y… ¡Somos los primeros de la fila! Tras validarnos los tickets nos ofertan sacarnos una foto con un póster de Alcatraz de fondo que se puede comprar a la vuelta (por entre 20 y 30$ + tasas). Le pregunto si me la puede sacar con mi móvil, pero no cuela… jajaja. La verdad es que el póster es de lo más cutre, así que nosotros pasamos.

Se pueden coger unas paletas para espantar moscas, que están por todas partes y son muy molestas. No había leído nada al respecto. Suerte que al llegar a la isla ya no hay.

Moscas en el barco

Empezamos el embarque a las 18.20 horas.

Merece muchísimo la pena hacer el tour a esta hora ya que las vistas de San Francisco y Alcatraz desde el ferry al atardecer son una maravilla,

Alcatraz
Alcatraz
Alcatraz

pero es que verlo una vez anochecido desde Alcatraz es espectacular, no hay palabras… ¡¡¡¡Impresionante!!!!

San Francisco desde Alcatraz

Pero voy poco a poco. Nada más llegar a Alcatraz la gente que no manejamos bien el inglés nos dirigimos a mano derecha, siguiendo el camino hasta que nos entregan las audioguías en español. El resto se queda con uno de los guardas para hacer la visita guiada en inglés.

Empezamos el audio a las 19.10 horas y, con alguna pausa de por medio, acabamos justos justos para coger el ferry de las 20.40 horas. De hecho tenemos que ir corriendo y somos los 2 últimos en subir.

La visita en sí me ha encantado, la audioguía está genial y permite meterse totalmente en el papel. Ver las celdas mientras escuchas las historias, es una pasada.

Narradores: policías
Narradores: reclusos
Celda de la que se fugó un preso a través del agujero de la pared

Y como he dicho, ver San Francisco anochecido es espectacular, irrepetible. El único “pero” es que se nos hizo un poco pesado puesto que aunque no es mucho tiempo, es prácticamente todo el rato de pie, y como vamos con las mochilas más el tute que nos estamos metiendo todos los días, acabamos con un dolor de espalda horroroso… Por lo demás, merece la pena al 100%. Se supone que además en el tour nocturno abren alas como el hospital, que no se pueden visitar durante el día, pero nosotros ni lo buscamos, con la visita de la cárcel en sí ya tenemos más que suficiente. Al pasar por la tienda de regalos, tal y como había leído, pedimos que nos pongan un sello de Alcatraz en el pasaporte. ¡OJO! Recordad lo que puse en la introducción y NO LO HAGÁIS ¡OJO!

Tras llegar a tierra firme, aunque estamos muertos de cansancio, nos dirigimos al pier 39, por el que damos una vuelta. Hay mucho ambiente y las tiendas son muy chulas. Lástima que los leones marinos se vean tan poco por la falta de luz… ¡Habrá que repetir!

Habíamos preguntando en el hotel por la mejor forma de volver desde el Fisherman’s Wharf en transporte público y nos habían dicho que en el bus de la línea 47, pero estamos tan destrozados que no lo vemos claro. Además en mis apuntes tengo anotado que el bus vale 2€ por cabeza y quizás por un poquito más podamos ir más rápido. Cogemos un Uber por primera vez en nuestras vidas. Seleccionamos a través de la aplicación de Uber la opción “Express pool” que por lo que leo en Internet es de reciente implantación. La característica que lo hace más barato es que no te recoge en tu lugar de partida sino que hay que caminar máximo unas 2 manzanas para llegar al punto de encuentro. Lo mismo ocurre con el punto de llegada. Además se comparte con otros clientes. Tardamos menos de 5 minutos en llegar a la zona señalada y el coche tarda unos 2 minutos en aparecer. Está genial porque en el mapa de Uber indica cómo llegar al punto de encuentro exacto y permite ver cómo se va acercando el coche que nos va a recoger, además de decirnos su modelo y matrícula cuando está casi a punto de recogernos. Tras subir el tercer ocupante, tenemos suerte porque cuadra bien y nos dejan en la puerta del hotel. Antes de bajarnos del coche, la aplicación ya me ha cobrado el viaje en la tarjeta que tuve que meter al registrarme en la aplicación (lo había hecho ya en España), 4,74€ en este caso. Y el bus nos hubiese costado supuestamente 4$… ¡Ha merecido un montón la pena!

Llegamos al hotel a las 22 horas. Nos damos una ducha rápida y Nacho ya está durmiendo antes de que yo acabe el diario de hoy. Estoy disfrutando muchísimo de cada día pero como ya sabía, son agotadores (aunque aprovechados al 200%).

GASTOS DEL DÍA:

• Mapa Muir Woods: 1$
• Gasolina HQ Fuels: 23,09$
• Parking Sausalito: 1,5$
• Comida Hamburgers: 11,35
• Oasis inn: 0,85
• Cena Boudin: 12
• Uber: 4,74

TOTAL €: 28,94
TOTAL $: 25,59


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *