17. OPINIÓN PERSONAL, PRESUPUESTO FINAL Y DATOS DE INTERÉS

OPINIÓN PERSONAL:

Y así concluye nuestro viaje a Japón. La verdad es que me da mucha pena que se acabe ya el viaje porque es un país que me ha enamorado tanto por sus maravillosos paisajes como por la amabilidad y paciencia de su gente. No me suele gustar repetir destinos porque hay muchos países en el mundo por conocer pero en este caso me da la sensación de que repetiré más temprano que tarde. 200% recomendado y además que quede claro que no es para nada tan caro como la gente (y yo misma) solemos pensar.

Cambiaría sin dudar mi itinerario para hacer un total de 2 noches en Koyasan y 3 en Miyajima. Sé que la gente o directamente no suele ir o meten como mucho 1 noche, pero después de las vivencias que tuve allí yo necesitaría mínimo ese número de noches para poder disfrutarlo al 100%.

Después de este maravilloso viaje tengo que decir que adoro Japón y que es un destino imprescindible. No puedo decir que haya sido el mejor de viaje mi vida, porque ya hace unos viajes que no puedo decidir cuál ha sido el mejor, pero que ha sido un viaje que me ha marcado y llenado muchísimo eso sí que lo puedo decir. Como ya dije a lo largo del diario mi top 3 de lugares en Japón son:

1°. Koyasan: mínimo 2 noches.
2°. Miyajima: mínimo 3 noches.
3°. Kioto: mínimo 7 noches.

Así es como yo organizaría los días en esos lugares si volviese a organizar el viaje y tuviese días de sobra.

Tokio es la parte que menos me gustó, en parte por cómo transcurrió esa parte del viaje con mi familia pero también ha sido la parte que menos me llamaba la atención ya desde España y la parte que menos cosas especiales ha tenido para mí.

Echaré de menos la amabilidad de la gente, la puntualidad, los obentos, el descubrir un rincón maravilloso en cada esquina, los viajes en tren con vistas espectaculares (que no se me han hecho para nada largos pese a que hicimos un montón [27]).

Si el momiji nos ha alucinado tanto y solo estaba empezando, no me puedo ni imaginar cómo puede ser cuando está en su máximo esplendor. Sin duda si repitiese viaje a Japón elegiría las mismas fechas o como mucho la segunda quincena de noviembre.

Además hemos tenido muchísima suerte con el clima puesto que:

  • Solo llovió la tarde – noche de Koyasan, lo cual fue un punto extra para nuestra visita al cementerio.
  • El resto de días hizo sol e incluso calor para ir en manga corta.
  • Solo 3 días tuvimos frío de verdad.

Después de haber hecho Nara y Fushimi Inari, nunca haría los 2 el mismo día:

  • En realidad los había organizado juntos para aprovechar el JR Pass, pero es una tontería porque ambos billetes son económicos como para pagarlos fuera del JR:
    • Kioto – Nara (ida y vuelta): 1.440 yenes (≈ 12€).
    • Kioto – Fushimi Inari (ida y vuelta): 300 yenes (≈ 2,6€).
  • Duración:
    • Dedicamos a Nara más de 5h y nos faltó bastante tiempo para poder ver todo lo que quería, y hacerlo con calma.
    • Dedicamos a Fushimi Inari 3h y tuvimos que irnos antes de lo que hubiésemos querido porque ya estaba anocheciendo y no nos daba tiempo a hacer con luz el loop por la montaña.

Volvería sin duda a mandar las maletas desde Takayama y desde Kioto para evitar esos traslados en concreto, que son muchos, en tren (algunos llenos hasta arriba de gente) con tantísimo equipaje (nunca podré ser mochilera, lo sé).

Recomiendo solicitar a alguno de los «guías» gratuitos pero teniendo muy claro que realmente no son guías, sino acompañantes con los que la experiencia permite conocer un poco su cultura. Aunque Junji nuestro guía de Himeji sí que fue guía como tal porque se traía muy currada la explicación, pero realmente esa no es su labor, sino acompañarnos en uno de nuestros días en Japón.

¡¡¡¡Este viaje ha sido el de los asientos top gratuitos!!!! 

Todos los sitios que descubrimos a lo largo del viaje están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps, con todos los datos actualizados.

CIFRAS:

  • Mis gastos totales del viaje incluyendo vuelos, seguro, hoteles, etc… han sido de 2.463,26€. (Los míos, ya que luego cada uno se ha gastado su dinero en distintas cosas)
  • Me gusta desglosar en cada viaje los gastos en comida, transportes, etc… Pero en este caso no me es posible ya que no siempre estuvimos los 4 juntos y a veces el pago de la comida era de 2, a veces de 3 y a veces de 4, y así es imposible de calcular.
  • Había calculado gastar unos 700€ por persona desde que cogiésemos el taxi en Gijón y finalmente gasté 733,02€: oleeeee, ajustando al milímetro. 
  • Me traigo 1.500 fotos y vídeos. 
  • Hemos cogido los siguientes transportes (seguro que me dejo alguno por el camino):
    • Tranvías: 2
    • Ferrys: 2
    • Aviones: 5
    • Cable car o teleférico: 6
    • Taxis: 8
    • Buses: 10
    • Metros:14
    • Trenes (incluida la línea Yurikamome y la Yamanote): 27

IMPRESCINDIBLES:

Consejos imprescindibles:

  • La app Tokyo Subway Navigation es perfecta para utilizar el metro en Tokio, tanto para organizar los itinerarios como para indicar cuál es la parada más cercana a nuestra ubicación actual.
  • El bono de metro de 72h de Tokio merece completamente la pena si no se tiene el JR Pass activado.
  • El JR Pass es un regalo teniendo en cuenta el precio de un único traslado largo sin JR Pass → Calculando por lo bajo, los traslados que realizamos con el JR Pass hubiesen costado SIN EL PASE unos 57.480 yenes por cabeza (≈ 476€) VERSUS los 234€ que realmente nos gastamos en el propio pase… ¡Prácticamente el doble de lo que nosotros pagamos!
  • El internet con la tarjeta de JR ha ido perfecto y rápido en todo momento (incluso en las zonas rurales). La instalación fue muy sencilla siguiendo las instrucciones que adjuntaba la tarjeta. ¡Repetiría sin dudar! 
  • De los hoteles repetiría todos sin dudar excepto el de Tokio, que era minúsculo y muy incómodo en cuanto a espacio aunque solo se viaje con equipaje de mano.
  • No volvería a cargar con gel, champú ni acondicionador porque en TODOS los hoteles hemos tenido botes GRANDES de los 3.
  • Los 7/11, Family Mart y demás son un recurso imprescindible.
  • Llevar clínex suficientes para secarse las manos en los baños y para usar como servilletas a la hora de comer. En la mayoría de lugares para comer no hay servilletas al uso. A veces lo único que hay es una única toallita húmeda pequeña, otras veces a eso se añaden las típicas servilletas de los bares que más bien resbalan en vez de limpiar.
  • Moverse en transporte público es facilísimo.

Vocabulario imprescindible:

  • Kon’nichiwa: hola.
  • Sayōnara: adiós.
  • Arigatōgozai ma (♪ arigato gosaimaaaa ♪): muchas gracias.
  • Gomen’nasai: disculpe, lo siento.

Mis sitios imprescindibles en las distintas ciudades y pueblos que conocí:

Imprescindibles en Tokio (mínimo 5 noches):

  • Templo Zojoji.
  • Torre de Tokio iluminada.
  • Día en Odaiba hasta el anochecer.

Imprescindibles en Takayama:

  • El propio trayecto en tren desde Toyama.
  • Visitar Shirakawago madrugando.
  • Templo Hida Kokubun-ji.
  • Museo Takayama Showa Kan.
  • Apartamento Good Morning House Takayama.

Imprescindibles en Hiroshima: nada.

Imprescindibles en Miyajima (3 noches):

  • Templo Daisho – in.
  • Subida en teleférico al Monte Misen.
  • 34.294612, 132.323506: punto mágico.

Imprescindibles en Himeji:

  • Castillo de Himeji por fuera.
  • Jardines Koko – En.

Imprescindibles en Kioto (7 noches):

  • Pagoda del Templo Toji.
  • Fushimi Inari.
  • Templo Eikando.
  • Puente antiguo sobre el riachuelo Shirakawa (35.005595, 135.774765): hay que verlo tanto de día como de noche.
  • Calles Sannenzaka, Ninenzaka y alrededores de noche (antes de las 18 horas).
  • Templo Kinkaku-ji.
  • Templo Ryoan-ji: por su entorno, no por su jardín zen.
  • Templo Ninna-ji.
  • Ishibei-koji Alley: callejones más bonitos de Kioto.
  • Santuario Kasuga-Taisha: en Nara.
  • Templo Kiyomizu-dera: iluminado de noche.

Imprescindibles en Koyasan (imprescindibles 2 noches):

  • Paseo que une el Templo Kongobuji con el Complejo Danjō-garan (34.213172, 135.582594): paseo durante el momiji.
  • Complejo Danjō-garan: de día y de noche.
  • Manihouto (34.212919, 135.590393).
  • Cementerio Okunoin: de noche y con una buena linterna.

Imprescindibles en Osaka:

  • Templo Isshinji Tennoji.
  • Callejuela Hozenji Yokocho.
  • Canal Dotonbori y alrededores.

COSAS QUE ME LLAMAN LA ATENCIÓN:

  • La cantidad de trabajadores que hay para cualquier tipo de trabajo.
  • Los japoneses llegan a parecer autistas por el modo en que ignoran a los demás, aunque vayas en kart disfrazado por el medio de Tokio, ni te miran.
  • En el metro no se oye a nadie hablar, todo el mundo está en su mundo con sus móviles.
  • Mucha gente incluidos jóvenes no hablan nada de inglés. Pero nada es 0. De hecho cuando la respuesta a la pregunta “¿do you speak english?» sea «a little» temeros siempre lo peor porque suele ser que no habla nada de nada.
  • La comida falsa en los escaparates parecen representaciones auténticas.
  • Muchísimos japoneses con sus mascarillas.
  • La amabilidad y paciencia de la gente.
  • Encontrar una papelera puede convertirse en toda una aventura.
  • La exagerada puntualidad de los trenes.
  • No se ve a nadie hacerse arrumacos en público.
  • Todas las ciudades están totalmente adaptadas para la vida de los ciegos, es una pasada la cantidad de marcas que hay por todo el suelo por todas las zonas. Nunca he visto nada igual.
  • ¡¡¡Las arañas!!! No entiendo por qué no lo mencionan en ninguna parte cuando son enormes y se encuentran a puñados en zonas de naturaleza… Ojo con salirse de los caminos sin mirar bien primero…
  • Todo el mundo habla como cantando siempre al final y alargando las últimas sílabas.
  • Los WC Toto Washlet, con sus múltiples botones, sus chorritos y sus asientos calefactados. Echaré tanto de menos esos asientos calefactados en pleno invierno…
  • Cada cisterna es un mundo. A veces hay que hacer malabares para encontrarla.
  • Es habitual que no haya enchufes en los baños y que los grifos sean compartidos para la ducha y el lavabo.
  • Las bañeras son muy profundas.
  • En los hoteles no tienen pequeños botes unidosis de jabón y champú como es habitual, sino botes grandes como los que podemos tener en nuestras casas.
  • El arroz blanco siempre viene como argamasa pero supongo que será para facilitar el comerlo con palillos.
  • Hay máquinas de bebidas en cualquier esquina y en cualquier lugar recóndito que menos te esperes.
  • En los hoteles ponen montones de toallas, cepillos de dientes, esponjas… Ellos son tan respetuosos que no se les pasa por la cabeza el que la gente pueda cogerlos o aprovecharse.
  • Los parkings de las casas van ajustados al milímetro. Yo creo que miden el parking antes de comprar el coche.
  • Como conducen al revés que nosotros, no hemos conseguido acostumbrarnos a mirar correctamente a la hora de cruzar.
  • Me llaman la atención las puertas automáticas que hay justo para el acceso del metro, para impedir que la gente se caiga o se tire. No las había visto ningún otro país.
  • Las chicas suelen caminar como si fuesen patizambas. Maki, nuestra guía de Kioto, nos explicó que es por influencia del Manga, ya que el caminar así les hace sentirse más guapas. Desde fuera parece que van a tropezar y caer en cualquier momento.
  • Adoro las pagodas y los jizos de piedra. 
  • Tienden a llevar a los perros vestidos y en carritos como si fuesen bebés.
  • A las japonesas les gusta disfrazarse o vestirse de modo particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *