7. CHIANG MAI (parte 3): elefantes

Viernes 4 de noviembre:

¡Por fin ha llegado el gran día! ¡¡¡Vamos a ver elefantes!!! Leí mucho sobre el tema antes de decidirme por un sitio puesto que a Nacho y a mí nos encantan los animales y no queríamos ir a ningún sitio en el que se promoviese el maltrato. Después de mucho mirar, me decanté por Ran Tong (web) por 2 motivos:

  • El primero es que cumple con el objetivo de evitar el maltrato según todos los comentarios de TripAdvisor (LINK TripAdvisor).
  • El segundo es que leí que tenían guía en español y aunque más o menos nos apañamos con el inglés, prefería que el guía fuese español para centrarme más en los elefantes y no en la traducción de lo que nos estaba contando.

Nos levantamos a las 7h puesto que han quedado en recogernos en el hotel entre las 8 y las 8.30h. A las 7.50, cuando aún estamos desayunando, aparecen para venir a recogernos.

Pido el ticket del pago de ayer en la recepción pero solo consta el pago del hotel y no la fianza de los 1.000 THB por la llave. Les cuesta un montón dar tickets… Y darlos en condiciones mucho más… 

Adjunto la opinión que he puesto en TripAdvisor de esta excursión:

  • Ha sido una experiencia alucinante e irrepetible. 
  • Vinieron a buscarnos 10 minutos antes de la hora al hotel y nos pillaron terminando de desayunar, pero esperaron amablemente.
  • Recogimos a 2 grupos más de personas y paramos en el hotel del dueño del centro conservacionista para pagar la excursión y para recoger a nuestro guía Patricio, un mexicano muy amable que hizo que la experiencia fuese aún mejor. 
  • De ahí ya nos dirigimos al centro tras una parada a medio camino para baño y 7/11.
  • Al llegar nos prestaron a todos unos pantalones y unas camisetas, también podías coger sombreros si querías.
  • Patricio nos explicó cómo funcionaba el centro. De ahí nos dirigimos a dar nuestra primera vuelta en los elefantes, que se debe dar descalzos y sin ningún tipo de bolsas ni nada, excepto gafas de sol si se necesitan. Al principio me sentía súper inestable y vulnerable pero poco a poco le vas cogiendo el tranquillo y empiezas a disfrutar.
  • Hay un fotógrafo del parque al que luego le puedes comprar las fotos por 500 THB. También le puedes dar tu cámara al mahout (el cuidador del elefante) y te saca mil fotos sin problema. Tras el paseo, por llano, fuimos a relacionarnos con otros elefantes, sacar fotos, etc.
  • Comimos una sopa con fideos y pollo que estaba buena aunque picaba.
  • De nuevo otra vuelta sobre el elefante pero ahora por una zona más empinada. Fue muy divertido aunque por momentos me sentía algo inestable. Este paseo finaliza en un baño con los elefantes, de unos 10 minutos, donde disfrutas un montón y te ríes también.
  • Fin del baño, foto grupal, pequeña merienda con Oreo y zumo y a revisar las fotos que nos hicieron. No eran muy espectaculares pero las compramos igual para contribuir un poco a la economía del parque. Además le dimos una propina de 100 THB a nuestro mahout porque fue muy amable con nosotros y nos sacó con nuestro móvil unas 50 fotos (de gran calidad, por cierto). 

Tras una ducha ligera damos por finalizada la experiencia.

RESUMEN: experiencia única y súper recomendable en un lugar donde se ve que aman a los animales y no les maltratan para nada, buscando solo su felicidad después de una vida dura de maltratos. Si habláis español acordaros de solicitar a Patricio como guía, sin coste extra alguno.

La furgoneta nos deja en nuestro hotel. Recogemos la ropa limpia por la que nos han cobrado 160 THB. Se supone que cobraban 60 THB por kg (pasamos mucho de pesarlo antes a ver cuánto era y lo damos por válido).

Al llegar a Chiang Mai y aún con barro en el pelo decidimos dar una vuelta por la ciudad para ir conociendo los distintos templos. Debo decir que después de ver 2 o 3 templos desde el principio del viaje, el resto nos parecen casi iguales, pero en Chiang Mai hay algunos que son muy antiguos y que nos encantan.

Wat Chiang Man
Wat Chiang Man
Cables de la luz

En uno de los templos paramos a hablar con una pareja de españoles a los que invitamos a unirse a nosotros de noche.

Aprovecho para comprarme uno de esos pantalones flojitos y coloridos tan típicos de Tailandia por 100 THB, que es el precio más barato que hemos visto hasta ahora durante el viaje.

A las 20h quedamos en la puerta Tha Phae Gate para llevar a cabo los planes. Parte del grupo se irá a ver un combate de Muay Thai de 21 a 23h por 350 THB por cabeza y el resto nos iremos a cenar y prontito para la cama. Las entradas las compramos en la oficina de la hermana de One, el conductor del songtew de ayer, donde nos hace un descuento de 50 THB (en el propio estadio cuestan 400 THB según la chica). De paso aprovecho para recordarle que mañana tenemos reservado un tour con su hermano, por si acaso.

Preparo la maleta antes de acostarme ya que aunque mañana el vuelo sale a las 17.35h, pasaremos la mañana entera fuera de excursión y tenemos que dejar hecho el check out.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *