3. BANGKOK (parte 1)

Lunes 31 de octubre

Nos levantamos a las 7 de la mañana

Vistas desde el apartamento

y aunque teníamos pensado ir a desayunar a una cafetería al lado del apartamento recomendada por Dirk, resultó que estaba cerrada por lo que acabamos comprando algo en el Seven Eleven y lo vamos comiendo de camino a nuestro destino.

Nos dirigimos al puente Saphan Taksin (a unos 15 minutos del apartamento) para coger un barco. Ya en el embarcadero nos encontramos con Merche y Fernando, unos compañeros de aventuras que conocimos a través de un grupo de WhatsApp.

Cogemos un barco de bandera naranja en el Chao Phraya por 15 THB por persona y nos dirigimos a la parada 8 – Tha Thien.

Primera parada, el Wat Pho o Templo del Buda reclinado. De él tengo anotado:

  • Horario: de 8 a 18h.
  • Entrada: 100 THB (incluye una botella de agua).
  • Barco → Parada de Tha Tien.
  • Se llega cruzando una acera desde el Palacio Real.
  • No es obligatorio pantalón largo.
  • Los pies del buda están en obras.
  • En su interior se encuentra:
    • El Buda reclinado más grande: de 15 metros de alto por 46 metros de longitud en cuyos pies están grabados en nácar los 108 augurios de Buda.
    • La mayor colección de budas en Tailandia.
    • El centro de educación pública más antigua del país.
    • La escuela de masaje tailandés tradicional: 220 THB / la hora.

Aunque en su interior se encuentra la escuela de masaje tradicional tailandés donde te puedes dar un masaje de una hora por unos 220 THB, nosotros no nos lo dimos porque había aún mucho por hacer como para iniciar la mañana pasando 1 hora haciéndonos un masaje.

Lo recorrimos con calma y sacamos un montón de fotos. El Buda reclinado es impresionante.

Nos dirigimos de nuevo al embarcadero en el que nos habíamos bajado, para coger un barco por 3 THB que nos lleve al Wat Arun o Templo de la Aurora:

  • Horario: de 9 a 17h.
  • Precio: 50 THB (1€).
  • Enfrente del Palacio Real, en la otra orilla del río Chao Phraya.
    • El embarcadero para cruzar el río esta justo debajo de Wat Pho. 
    • Precio del barco (3 THB).
  • Con 82 metros de altura, su torre (prang) central es la más alta de Bangkok.
  • Está en obras y no dejan subir a la torre.

La verdad es que no nos mereció nada la pena porque seguía en obras y no se podía visitar por lo que pagamos la entrada de 50 THB para dar una vuelta súper rápida e irnos.

De nuevo nos dirigimos al embarcadero para volver enfrente, a la primera parada inicial (la 8 – Tha Thien).

Por no haber cambiado el dinero en el SuperRich cuando debíamos, perdemos un montón de tiempo buscando luego una casa de cambio. El cambio estaba a 37,8 y decidí cambiar todo el dinero que tenía calculado para excursiones, hoteles, comida y gastos varios (1.200€).

A partir de aquí nos dirigimos caminando hacia Wat Suthat o el Templo del Columpio Gigante:

  • Horario: de 8.30 a 21h.
  • Precio: 50 THB (1 €).
  • Uno de los más bonitos de Bangkok.
  • El columpio se utilizaba de verdad (20 metros de altura), pero se mataba tanta gente que lo prohibieron en 1935.

El columpio en sí no nos impresionó nada de tanto haberlo visto por internet pero el templo nos emocionó porque justo coincidió que era la hora de rezar y fue bastante “zen” todo. 

En este momento nos separamos de Merche y Fernando, puesto que tenemos ganas de visitar cosas diferentes. Nacho y yo nos dirigimos a Chinatown, de la que traigo anotado:

  • Una de las zonas de Bangkok en donde merece la pena meterse por sus calles abarrotadas de gente, llenas de puestos y pequeñas tiendas en donde se vende de todo.
  • Es una de las zonas con más vida de Bangkok.
  • En Chinatown hay actividad durante todo el día, más frenética por la tarde/noche cuando todo el mundo se pone a comer fuera en los numerosos restaurantes que hay. Sin embargo es durante el día cuando hay más actividad en las tiendas que hay en zonas próximas a Thanon Ratchawong. Muchas de esas tiendas son almacenes que generalmente venden al por mayor aunque es posible comprar al por menor. Visitar mejor de noche.
  • En Chinatown no te pierdas Sampang Lane, el Wat Mangkon Kamalawat y el Soi Itsaranuphap.
  • También esta Pahurat (Little India).
  • Desde Chinatown difícilmente volverás en BTS (Skytrain),. La mejor solución es el taxi, que si no lo coges enfrente de ningún lugar turístico no debes tener problema en que te pongan el taxímetro, y si se niegan, pues a por otro.
  • En Chinatown los olores son muy fuertes. Comprar en la farmacia un producto para ponerte en la nariz una especie de Vick Vaporub, los mismos tailandeses lo usan por lo que no se ofenden.

Tardamos unos 30 minutos en llegar caminando. Para mi gusto los olores eran demasiado intensos. Había una zona muy guay llena de accesorios para los móviles pero poco más que nos interesase. Queríamos visitar un templo que tenía apuntado pero estaba cerrado y no conseguimos ver nada.

De aquí ya nos dirigimos al inicio de Chinatown, a visitar el Wat Traimit o Templo del Buda de Oro:

  • Horario: de 8 a 17h, de martes a domingo.
  • Precio: 40 THB (0,8€).
  • En Chinatown.
  • Posee el Buda de oro, de auténtico oro macizo de 18 kilates que pesa unas 5,5 toneladas. La estatua fue construida en Ayutthaya en el siglo XIII y para protegerla de los birmanos que arrasaron la antigua capital tailandesa fue cubierta de estuco lo que motivó que pasara desapercibida durante años, llegando incluso a quedar a la intemperie sin recibir más atención que la propia de una estatua más de estuco. Fue en 1955 cuando al ser trasladada a su ubicación actual, el estuco que recubría la imagen se rompió dejando ver después de tantos años su deslumbrante interior dorado. 
  • El templo en sí no resulta nada llamativo pero merece la pena por ver la estatua, que se encuentra en el 4º piso de un edificio.
  • Al llegar arriba, antes de entrar en el templo, hay un montón de campanas puestas en fila. Se dice que tocar todas las campanas seguidas trae buena suerte.

La visita nos llevó unos 10 minutos, lo suficiente para subir a ver el Buda y marchar.

Visitamos la puerta principal de Chinatown, que la verdad no vale para nada, y cogimos el metro.

Nos bajamos en la parada de Silom para visitar Silom Road:

  • Una de las calles emblemáticas de la ciudad, de varios km de longitud, que puedes tardar en recorrer (sin prisas) 1 hora aproximadamente.
  • Gran concentración de hoteles de 3*, 4* y 5*.
  • En una bocacalle de Silom Road, a la altura de la parada de sky train de Sala Daeng, se encuentra el mercadillo de Patpong,
  • Es la zona mejor comunicada a Bangkok.

Fuimos a comer a un restaurante que había encontrado recomendado por un foro y aunque quedamos encantados, nos costó 30€ por 2 rollitos de primavera, pad thai (el primero que probé y que me encantó) y un arroz con pollo. Toda la atención del personal buenísima, pero a este ritmo nos fundimos todo el dinero en la primera semana. 

Desde aquí fuimos caminando a ver el templo hindú Sri Mariamman o Wat Khaek:

  • Horario: de 6 a 20h.
  • Muy bonito. Exterior muy colorido.
  • Prohibido sacar fotos.
  • Es pequeño y se da una vuelta en pocos minutos.
  • En Chinatown.

Me encantó porque era muy diferente a todo lo que habíamos visto y, no sé, la verdad que me llegó. No dejaban sacar fotos dentro, es pequeñito y se visita en 10 minutos.

Desde aquí fuimos caminando hasta la parada del Skytrain más cercana, hasta la parada del National Stadium para visitar el MBK Center:

  • No es un mercado, es el centro comercial de falsificaciones más grande Asia.
  • Es una buena opción para aquellos que odian el regateo y les encanta el aire acondicionado. 
  • Tiendas de todo tipo y a buen precio. Regatear a tope.
  • La parada del tren elevado es la del National Stadium.
  • Plantas:
    • Planta baja: puestos de comida normal.
    • 1ª y 2ª planta: joyería y electrónica.
    • 3ª a 5ª planta: ropa y souvenirs.
    • 4ª planta: lugar más económico para comprar teléfonos móviles y sus accesorios.
    • 5ª planta: el paraíso para los raritos con la comida (fastfood).
    • 6ª planta: juegos recreativos + “bag deposit” y alquiler de carros de compra en la zona B, de 10 a 22h.

Al principio nos impactó bastante pero luego la verdad es que no le sacamos ningún partido y no compramos nada. Estuvimos alrededor de 1 hora y media dando una vuelta.

Estábamos agotados y notábamos las piernas destrozadas. Buscábamos un lugar donde darnos un masaje pero no nos convencía ninguno en el propio MBK, por lo que cogimos de nuevo el BTS y volvimos a Silom Road donde nos dimos nuestro primer masaje de Tailandia. 225 THB una hora completa por un foot masaje, que incluye masaje de pies y piernas y al final durante 5 minutos te masajean la cabeza, el cuello y la espalda.

Quedamos encantadísimos con la experiencia y aunque no recuerdo el nombre del sitio, lo importante es ver la relación precio y duración, puesto que a partir de eso nos guiaríamos para los próximos masajes.

De aquí nos dirigimos al mercado de Patpong:

  • Mercado nocturno.
  • Horario: de 18 a 1 am.
  • Es una calle llena de puestos en los que venden lo mismo que en los otros lugares. Eso sí, en los locales de esa calle hay bares de chicas de vida alegre.
  • Cosas a mejor precio que el MBK center.

Me sorprendió sobre todo por lo pequeño que es puesto que es una única calle en la que hay puestos divididos a lo largo de 3 filas.

Muy pesados los de las mafias ofreciendo todo el rato el ping pon show. Echamos un vistazo y acabé comprándome una mochila rosa llena de bolsos que me encantó, además con un regateo que me salió genial de pura chorra puesto que en la primera tienda no me quisieron aceptar el regateo y en la de al lado me la aceptaron pensando que era otra mochila la que yo quería y cuando les dije cuál era no les quedó otro remedio que aceptar el precio aunque la mochila fuese más cara. Con lo cual me la querían vender por 1.900 THB y la acabé sacando por 550 THB, jijijiji.

Contaba con acabar aquí el día pensando que el mercado de Patpong sería mucho más grande pero como lo recorrimos en unos 20 minutos, decidimos coger un taxi y dirigirnos hasta Khao San Road:

  • Calle donde se encuentran la mayoría de guest houses y hoteles baratos de la ciudad.
  • Hay un montón de agencias para organizar excursiones.
  • La hora de mayor animación es al atardecer o por la noche.

Cenamos por primera vez en un puesto de la calle y quedé encantada y flipando puesto que tomé lo mismo que había comido al mediodía y en vez de gastar 30€, gastamos 2€ entre los dos, por 2 de rollitos de primavera y 2 pad thai y buenísimo todo (se acabaron los restaurantes para nosotros).

Dimos una vuelta por Khao San Road, que también me sorprendió por su pequeño tamaño. No sé porque me esperaba algo mucho mayor, pero disfrutamos mucho porque había un montón de ambiente.

De aquí tomamos de nuevo un taxi para dirigirnos al apartamento. Decir que ninguno de los taxis que cogimos en Bangkok nos ha costado nunca más de 80 THB, pese a hacer distancias largas por la ciudad.

A la camita que mañana toca madrugar de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *