11. PLAYA ANCÓN

Jueves 3 de mayo

Suena el despertador a las 8.50 horas. Antes de desayunar recorremos la casa de Jorge Méndez entera. Es una pasada porque tiene un montón de recovecos y es muy colorida. Escaleras por aquí, terrazas que aparecen por allá… Solarium y piscina…

Desayunamos lo mismo que en el resto de casas. El personal es muy amable y atento. En esta casa trabaja bastante más gente de la que hemos visto en el resto de casas. Tal y como habíamos pedido, nos tienen preparados 2 sándwiches de jamón y queso (5 CUC) para llevar a la playa.

Yuniel llega puntual a las 10 horas. Hoy en un principio teníamos preparado Topes de Collantes y Playa Ancón aunque luego lo cambiamos por el Valle de los Ingenios y la Torre de Iznaga. Finalmente lo sustituimos solo por Playa Ancón para pasar un día de relax total. Como ya teníamos apalabrado el día con Alberto y Yuniel, a Alberto ya le pagué ayer y hoy se fue a La Habana y a Yuniel le di por la mañana los 110 CUC que teníamos acordado. Es cierto que por 5 CUC cada una podríamos haber ido a Playa Ancón, pero como ya lo teníamos contratado, pues es lo hay. Disponemos de chófer para nosotras solas para hacer lo que queramos.

Antes de llegar a la playa paramos en el Hotel Brisas de Mar para aprovechar un poco el wifi. Además compramos allí un par de tarjetas de Etecsa de 1 hora cada una, por 2 CUC en total. Aún nos quedan tarjetas, pero como el día que nos vamos de vuelta a España tenemos que estar 3 horas en el aeropuerto y nos hemos enterado de que hay wifi, las hemos comprado por si acaso.

A las 11 horas llegamos a Playa Ancón. Como ayer llovió muchísimo las zonas de acceso están inundadas, por lo que Yuniel nos deja lo más cerca posible y atravesamos el enorme charco a pie.

Estamos en la zona de Marlin Marina Trinidad, justo delante del Hotel Ancón.

Hay un montón de hamacas y sombrillas enormes (abarcan 4 hamacas) y muy tupidas. Aunque hemos traído sombrilla propia, decidimos pagar los 2 CUC por persona y aprovechar lo que nos ofrecen. La playa es muy larga y es la típica de arena clara y agua transparente (similar a la Playa Rancho Luna). Además no hay mucha gente, por lo que se está muy tranquilo. Tras media hora de snorkel, apenas he visto un pez y muchas algas. Eso sí, el agua sigue siendo completamente transparente aunque te metas mar adentro, no como en Cayo Levisa.

El señor de salvamento, que lleva una camiseta de Cruz Roja, recorre varias veces la playa ofertando una excursión para hacer snorkel. Vale 10 CUC por persona y tiene una duración de unos 45 minutos haciendo snorkel + 5 minutos de ida y 5 de vuelta. Resulta que la de la agencia de ayer me había dicho que era el mismo lugar de snorkel que íbamos a ver mañana con la excursión a Cayo Iguana, pero el señor me dice que la excursión no es en el mismo lugar, ya que en la de mañana lo veremos a más profundidad y la excursión de Playa Ancón nos llevaría al arrecife que está más cercano a la superficie, dentro del mar. Por lo visto no hay un horario cerrado sino que salen a las horas en punto varias veces al día (hoy 4 veces por ejemplo), dependiendo del clima, y cuando consiguen llenar la lancha con 4 a 6 personas. Nosotras como lo vamos a hacer mañana parecido, no nos animamos.
También hay la posibilidad de alquilar un patín de agua por 5 CUC/hora así como kayak de 1 o 2 personas por 2 o 4 CUC respectivamente.

Quedamos con Yuniel a las 14 horas para ver si queremos seguir en la playa o queremos marchar. Como estamos muy a gusto, a las 14 horas le decimos que nos reencontraremos de nuevo a las 16.30 horas. Y a esa hora lo alargamos de nuevo hasta las 18 horas.

Él está junto al taxi hablando con otros taxistas y nos dice que no tiene ninguna prisa.

Muy a menudo pasean por la playa ofreciendo cocos, bebidas e incluso pizza. Nosotras nos hemos traído nuestra comida y bebida, así que no compramos nada.

Hoy me he olvidado de echarme el spray antimosquitos y de ponerme la pulsera de Parakito y me vengo con 4 súper ronchas de regalo, y eso que no hemos visto ni un solo bicho, pero están, está claro. (No sé de qué bichos serán las picaduras pero no me alivia el picor la pomada que traigo por lo que finalmente solo consigo aliviarlo [CONSEJO] con unos parches de hidrogel tipo Compeed que traía para las rozaduras del calzado).

Justo al lado tenemos una familia de franceses y puedo practicar un montón de rato el francés, con lo que a mí me gusta… ¡¡¡Qué ilusión!!! Por cierto, que me cuentan que han ido a repostar y en la gasolinera no quedaba gasolin, por lo que pensaban que no llegaban hasta la siguiente. A partir de ahí repostan siempre que el depósito está a la mitad. Así que ojo la gente que va a alquilar un coche, (CONSEJO) mejor repostar cada vez que el depósito esté a la mitad.

A las 18 horas nos vamos ya de la playa, y a las 18.20 estamos en casa de Jorge Méndez. Nos despedimos con pena de Yuniel pues ya no le volveremos a ver. Ha sido un gran chófer, muy atento y profesional. ¡¡¡¡¡Totalmente recomendable!!!!!! (yuniel.figueroa@nauta.cu))

Después del día de playa, nos tiramos en la piscina de Jorge y luego subimos un poco a secar al solarium. Por el camino contamos 5 terrazas, a las que se llega a través de escaleras recónditas… ¡Esta casa es un laberinto! Es como la peli de David Bowie “Dentro del laberinto”.

A las 20.30 horas tenemos reservada la famosa langosta de Casa de Jorge Méndez, tan afamada en TripAdvisor.

La verdad es que tengo que reconocer que nos llevamos un buen chasco pues está insípida y un poco pasada… Además todos los acompañantes son verduras, que a mí no me gustan, aunque eso ya es problema mío… No decimos nada puesto que el personal es muy amable, y nos da un poco de cosa teniendo en cuenta que no va a llevar a ninguna parte. De hecho al final de la cena acabo comiendo 2 bollos de pan de leche que me sobraron del desayuno porque me he quedado con hambre.

Tras esta experiencia regular, aunque estamos cansadas volvemos hacia la zona de la Plaza Mayor, teniendo que usar la linterna en diversas calles por la falta de alumbrado. La zona está repleta de gente. Está claro que donde está el wifi, está el ambiente o viceversa. Acabamos en la Casa de la Música. Pagamos 1 CUC de entrada por cada una y 2,25 CUC por un refresco y una cerveza. Me llama la atención que las latas de bebida en Cuba, incluyendo la Coca-Cola “internacional”, son de 335 ml, en vez de 330 como en España.

La verdad es que me gustó mucho más el espectáculo de ayer, aunque aquí hay muchísimo más ambiente, pero lo de ayer era como más cercano y más divertido. Además tengo detrás un tío fumando un habano que no me para de ahumar.

A las 22.30 horas ya estamos de nuevo en la casa particular, que mañana toca madrugar de nuevo.

GASTOS DEL DÍA:

– Chófer: 110
– Sándwiches x 2: 5
– Tarjetas Etecsa 1h x 2: 2
– Alquiler hamacas y sombrillas: 4
– Cena casa Jorge Méndez: 24
– Casa de la música entrada: 2
– Casa de la música consumiciones: 2,25
– Casa particular Jorge Méndez: 35

TOTAL – 128,25 CUC (≈ 116€)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *