10. EL NICHO + TRINIDAD

Miércoles 2 de mayo

Suena el despertador a las 6.50 horas. Qué sueño… Desayunamos bien aunque es cierto que después de los desayunos en casa de Yuyo, nada volverá a ser lo mismo.

Yuniel y Alberto llegan a las 8 en punto. Pago los 150 CUC correspondientes al día de hoy. Les pedimos el favor de hacer un par de paradas antes de ir hacia El Nicho, ya que ayer por la noche no se veía nada por la escasa iluminación. Vamos primero al parque donde se encuentra la Aduana, donde hay un jagüey, un árbol enorme e impresionante que ayer nos llamó un montón la atención.

Luego nos dirigimos al malecón para ver de cerca el Palacio Azul, que es súper bonito, y el Club Náutico Recreativo de Cienfuegos.

Palacio Azul
Club Náutico Recreativo

Decir que Cienfuegos me ha parecido un pueblo muy bonito y colorido en el que merece la pena pasar una noche. Está lleno de carros de caballos que hacen las veces de autobuses. Es como muy rústico todo y muy entretenido de ver.

«Autobús»

De aquí ya iniciamos el camino rumbo a El Nicho. Hacemos una parada en la gasolinera del km 141 para ir al baño, donde nos piden 1 CUC por su utilización. Suerte que por lo menos estaba limpio.

Es muy bonito el recorrido hasta El Nicho, atravesando pueblos llenos de vida y color, así como paisajes muy verdes y con múltiples contrastes, siempre con la cadena montañosa de fondo.

Estamos hasta las 12.40 horas en El Nicho. ¿Cómo describir la visita? Indescriptible, imperdible, irrepetible, completamente espectacular. Solo con lo que se ve antes de entrar a El Nicho propiamente dicho, justo al lado del puente, ya merecería la pena ir hasta allí.

Es como estar en el Edén. Y cuanto más se desciende, más espectaculares son las vistas… Podría haberme quedado sentada todo el día, solo contemplando el paisaje. Además estábamos solas a excepción de un par de parejas que encontramos por el camino.

Y cuando entramos a El Nicho como tal, tras pagar 10 CUC por cada una (Alberto no tiene que pagar, como en el resto de sitios al que nosotras sí entramos pagando), pensé que no me podría impresionar porque era imposible mejorar lo que había visto hasta ahora… Y mejorar no sé si sería la palabra correcta, pero complementar a la perfección una visita que ya calificábamos de 10, totalmente: la vista de las cascadas

Salto Los Desparramaderos

y las pozas, además de un mirador alucinante que podría semejar la visión de los antiguos colonos al llegar a un nuevo mundo (es que me recordó mucho a la peli de Pocahontas). ¡Menudo mirador!

También podría haberme quedado allí todo el día contemplando el paisaje. La última visita fue la “Poceta de cristal” que al contrario que el resto del camino, estaba lleno de turistas bañándose.

Nos quedamos un buen rato allí sentados, solo contemplando el paisaje. El pobre Alberto que se había metido previamente en unos matorrales que le habían provocado una urticaria horrible en brazos y piernas, estaba en el agua tratando de aliviar el picor cuando tropezó arañándose el brazo y tirando el móvil al agua… Pooobreee… La verdad es que casi resultaba hasta cómico porque era un desastre con patas… (CONSEJO) Suerte que apagamos el móvil al instante y que en el restaurante de El Nicho nos dieron un montón de arroz y pudimos meter el móvil con las piezas separadas (batería, tapa, móvil) en una bolsa llena del mismo, a ver si conseguimos salvarlo (finalmente ¡se salvó!). ¡¡¡200% recomendable esta visita!!! Entre Cayo Levisa y El Nicho, nunca imaginé ver paisajes así…

Decir que el coche sufre bastante durante el trayecto y hay momentos en que no sabemos si subimos o vamos a empezar a caer… Es cierto que vamos 4 personas + todo nuestro equipaje, pero bueno…

Llegamos a Trinidad a las 14 horas. Hace un calor infernal. Como primera parada vamos a una CaDeCa pues como hemos reestructurado parte del itinerario añadiendo un par de excursiones, necesitamos cambiar más dinero (que sigue entrando dentro del presupuesto previsto). Cambiamos 300€, a 1€ = 1,17483 CUC, me entregan 352,45 CUC después de entregarle el pasaporte. No sé si es que el chico de la CaDeCa es nuevo, pero no para de revisar los billetes de 50€ que le entrego y cuando me estoy yendo, 15 minutos después, sigue revisándolos.

De aquí vamos a una agencia para reservar la excursión a Cayo Iguana, añadida a última hora a nuestro itinerario, a sugerencia de Alberto, y programada para pasado mañana. La agencia se encuentra enfrente de Cubatur, donde la Casa del tabaco. Creo que es la agencia de Gaviota, pero no tiene ningún logotipo en el exterior.

Entrada a la agencia

Según me explica la de la agencia, en principio todas las agencias ofrecen el mismo precio y ofrecen el mismo servicio puesto que todas se realizan en el mismo barco de Gaviota:

  • Pagamos 55 CUC por persona.
  • La excursión sale del embarcadero de Marina Marlin a las 9 horas.
  • Para llegar hasta allí dan la opción de coger un transporte justo delante de la agencia a las 8.30 horas por 5 CUC por persona ida y vuelta.
  • Nos comenta que hay un periodo de unos 45 minutos para hacer snorkel y luego 2 horas para permanecer en Cayo Iguana.
  • La comida está incluida y la barra libre lo está si en el barco van más de 10 personas. No se me ocurrió preguntarle los precios si éramos menos de 10 personas, puesto que dijo que siempre van más de 10.

Como mañana vamos a Playa Ancón, le pregunto por si sabe algo de las excursiones para hacer snorkel que ofertan en esa playa. Me dice que la excursión se realiza en el mismo lugar al que vamos a ir el día de la excursión a Cayo Iguana por lo que mañana queda descartado pagar para hacer snorkel.

Justo delante de la agencia se encuentra la hilera de taxis colectivos que trasladan de Trinidad a La Habana. Como tenemos el problema de que por lo visto nuestro equipaje es poco habitual en cuanto a cantidad, necesitamos una van o mini furgoneta porque no nos vale un coche normal ya que hay que contar con que el viaje lo realizaremos con 2 pasajeros más y sus maletas. Hablamos con uno de los chicos de los taxis y acordamos que pasarán a recogernos por la casa particular entre las 8.30 y las 9 horas del día 5 de mayo, con un precio de 30 CUC por persona (25 CUC en coche normal).

Al dirigirnos hacia el restaurante Alberto nos comenta que todo el que le pregunte al mismo chico por una van, le hará la misma oferta independientemente de haberse comprometido con nosotras, y que a veces queda gente en tierra… Pensaré en ello…

Decidimos ir a comer a un sitio recomendado por TripAdvisor y que ya traía elegido desde España: el Wakey Wakey & Shakey Shakey que se encuentra al lado de la Casa de la Trova. Llegamos a las 14.45 horas. Alberto y Yuniel nos acompañan y luego ellos se van a comer a otro sitio. Pedimos para compartir un sándwich de atún (3,5 CUC) y un menú de ropa vieja con las típicas guarniciones (10 CUC). Todo está delicioso y abundante. La ropa vieja sabe a carrilleras, muy jugosa. Además el personal es muy amable y como le hemos dicho al camarero que venimos recomendados por TripAdvisor, al final sale el dueño y nos invita a un par de chupitos de ron. Además nos dice que si volvemos un día a comer o a cenar, las bebidas corren por su cuenta. Es muy amable y atento. ¡¡Totalmente recomendable este restaurante!!

De aquí vamos por fin a conocer nuestro alojamiento, tan recomendado en TripAdvisor sobre todo por sus langostas: la Casa de Jorge Méndez (jorge_neisy@yahoo.com). Nos reciben de forma cercana y agradable. Nos enseñan la casa entera, que está llena de colorines y recovecos.

¡¡Hay piscina!! Además nos muestran las 3 habitaciones que tienen libres para que elijamos la que más nos guste. Finalmente nos quedamos con una de las de abajo ya que hay unas escaleras de caracol muy sinuosas por las que sería difícil (y una chorrada) subir nuestro equipaje.

La habitación tiene 2 camas matrimoniales, 2 ventiladores, aire acondicionado, baño completo y buenos lugares para colocar las maletas y la ropa. Nos faltaría una nevera, y eso porque estamos mal acostumbradas de las otras casas, aunque nos guardan nuestras bebidas en su nevera sin problema.

Después de haber leído tanto sobre cómo cocinan la langosta en esta casa, reservamos ya para la cena de mañana. El precio es de 12 CUC por persona. Además solicitamos que mañana a la hora del desayuno nos entreguen 2 sándwiches de jamón y queso para llevarnos la playa. Para finalizar comento a Jorge Méndez el tema del transporte a La Habana. Él casualmente conoce a un chico al que llama y que se compromete a venir a recogernos sin falta entre las 8 y las 8.30 horas, por lo que llamamos al chico con el que habíamos reservado previamente y anulamos dicha reserva.

Como hemos cambiado parte de los planes a última hora y mañana no necesitaremos los servicios de Alberto pero ya los teníamos contratados, le pago el transporte a La Habana (25 CUC), que ya teníamos apalabrado. Como él insiste en que no le pague los 40 CUC del día de mañana (siempre, de los 150 CUC que les doy, 110 son para Yuniel y 40 para Alberto), finalmente consigo pagarle la mitad de lo que tendría que ser (20 CUC), ya que él no ha cogido a ningún cliente más por nuestra causa.

En esta ocasión Alberto se aloja en la misma casa que nosotras, así que todo es más cómodo. Quedamos en asearnos un poco e iniciar el tour a las 17 horas. El problema es que cuando salimos de la habitación está cayendo el diluvio universal.

Es increíble cómo cae el agua de forma torrencial, convirtiendo la calle en un río en cuestión de minutos. Por suerte a las 18 horas deja de llover y podemos iniciar nuestro tour aunque haya que sortear un montón de charcos que cubren hasta los tobillos. Por eso durante el viaje nos están resultando muy útiles unas sandalias para caminar (que llevo yo) y unos escarpines (que lleva mi madre), ambos del Decathlon. Los escarpines están hechos para el agua y funcionan como playeros muy cómodos, y las sandalias se pueden mojar sin problema y secan con facilidad.

Vamos caminando hasta la Plaza Mayor escuchando todas las explicaciones de Alberto. Exceptuando esa zona de la plaza, que es muy bonita, debo decir que me gusta más Cienfuegos, con sus casas coloniales de colorines, que Trinidad.

Estando ya en la plaza Mayor, como mi madre tiene muchas ganas de ir a ver música en directo y salsa, Alberto nos recomienda 5 sitios:

  • La casa de la música (1 CUC).
  • La casa de la trova (1 CUC).
  • El palenque de los congos reales (de música afro cubana – 1 CUC).
  • El rincón de la salsa (2 CUC).
  • El rintintín (gratis).

De aquí Alberto nos propone un mirador, la Loma del Vigía. Aceptamos sin saber dónde nos estamos metiendo (resulta que hay 1,5 km de subida desde la Plaza Mayor, por una zona mal empedrada). Una vez dejado el casco viejo nos adentramos en una especie de barriada, con las calles empedradas llenas de piedras sueltas y agujeros. Cuanto más vamos ascendiendo, más pobre es la zona y con más gente de color.

Seguimos subiendo y pasamos por una discoteca “Ayala”, que está dentro de una cueva. Nos parece surrealista que alguien haga este camino para venir a una discoteca… Como descubriremos más tarde, nosotras aún estamos iniciando el ascenso. Riño con cariño a Alberto por no habernos avisado previamente de dónde nos estábamos metiendo, puesto que por suerte venimos preparadas en cuanto a calzado, agua, etc. El ascenso dura unos 3 años…

Suerte que el tiempo ya ha refrescado un poco (porque por la mañana hacía un calor mortal) y que no vemos ni un solo mosquito. Pero todo el esfuerzo merece la pena con creces cuando por fin llegamos a la loma. Estamos los 3 solos y es difícil describir con palabras lo que nos encontramos: a la izquierda tenemos la ciudad de Trinidad completa con playa Ancón al fondo;

de frente tenemos un atardecer espectacular, de esos que se ven en los documentales;

y a la derecha tenemos una cadena montañosa con unas montañas que me recuerdan a Avatar, llenas de picos entrelazados con niebla densa.

Asistimos a un espectáculo maravilloso de luces y cambios de color. Menudo atardecer… Todo el cansancio se evapora completamente con la belleza que tenemos delante. Me alegro muchísimo de haber subido hasta aquí, gracias a la recomendación de Alberto, ya que es algo inimaginable e inexplicable, y un sitio del que no había leído nada mientras organizaba el viaje (aunque es cierto que este viaje no lo preparé en profundidad pues tenía a Alberto como colaborador principal).

Es increíble cómo el cansancio hace que los tiempos y las distancias se vean de una manera surrealista, ya que la bajada solo nos lleva 10 minutos exactos hasta la cueva,

y otros 20 hasta el casco viejo. Eso sí, suerte que llevaba mi linterna conmigo pues la hemos necesitado desde la mitad del camino.

De todas formas el pobre Alberto se ha resbalado y caído en la cuesta, menudo día lleva hoy…

Camino de vuelta al centro

Aunque estamos agotadas, mi madre sigue teniendo ganas de ver música en directo y casualmente nos encontramos al lado de Rintintín, por lo que hacia allí nos dirigimos. Subimos a la terraza que se encuentra en el tercer piso y para finalizar un día perfecto, podemos disfrutar de un espectáculo súper sentido de música cubana en directo. Lo disfrutamos muchísimo los 3, puesto que los artistas lo disfrutan mucho también y así lo transmiten. Lo que más me gusta y más gracia me hace es que allí baila y canta todo el mundo, por lo que el cocinero forma parte del grupo también por momentos, así como algún camarero y camarera.

El Rintintín (cocinero a la izquierda)

Es muy graciosa la situación. Estamos tan a gusto viendo el espectáculo que aunque la idea inicial no era cenar allí, acabamos pidiendo un arroz frito (7 CUC) para compartir y así poder seguir disfrutando del espectáculo. Alberto se marcha a la mitad de nuestra cena para ir él a cenar y nosotras todavía nos quedamos un rato más.

Hacia las 21.45 horas iniciamos la retirada hacia la casa de Jorge Méndez, con el Maps.me (CONSEJO), que tanta utilidad nos está dando durante este viaje al no necesitar conexión a Internet.

Son las 23.55 horas y mi madre ya lleva un rato durmiendo. Toca ya acostarse que aunque por suerte mañana es el único día que no tenemos que madrugar porque es día de relax total, tengo muchas horas pendientes de sueño que recuperar.

GASTOS DEL DÍA:

– Chófer + guía: 110 + 40
– Usar baño en gasolinera: 1
– El Nicho: 20
– Excursión Cayo Iguana: 110
– Comida Wakey Wakey & Shakey Shakey: 19
– Taxi + pago de mañana Alberto: 45
– Cena Rintintín: 15,53
– Propina baile: 3
– Casa particular Jorge Méndez: 35

TOTAL – 398,53 CUC (≈ 360€)

2 comentarios en “10. EL NICHO + TRINIDAD

  1. Magnifico!!
    Mucho detalle sin duda, eso es atractivo.
    Saben deleitar la pupila y me generan un noble amor por esta Tierra.
    Deseo sus viajes continue, por ahora sembraron en mi la curiosidad y el deseo de pisar y deleitarme con esos mismo paisajes.
    Dios bendiga su hermoso Camino…?????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *