2. COMIENZA LA AVENTURA

Domingo 24 de noviembre:

Y medio comienza la aventura… Hoy vamos a dormir en Santander para mañana no tener que andar con madrugones. Tardamos menos de 2h en llegar en coche desde Gijón al Hotel City Express Santander Parayas. Tiene parking gratis en las inmediaciones (está en un polígono), parking del propio hotel al aire libre gratuito y garaje cubierto de pago. Decidimos dejar el coche las 6 noches en su parking al aire libre. Les indico en recepción el modelo y la matrícula por si acaso. La moqueta que lleva hasta las habitaciones está bastante vieja y algo sucia y los techos bastante destartalados, pero la habitación está limpia y es amplia así que es justo lo que necesitamos. Eso sí, quizás deberían cuidar un poco los exteriores de las habitaciones.

GASTOS DEL DÍA: 0€

Lunes 25 de noviembre:

¡Y comienza la aventura de verdad! Desayunamos en la cafetería del hotel. El desayuno buffet cuesta 9,5€ y me parece muy caro independientemente de lo que ofrece, que no me parece que sea mucho. La única alternativa es lo que llaman «desayuno continental» que consta de café, té o Colacao + magdalena por 3€. Así que eso es lo que toca.

Comprobamos los pesos de las maletas con mi maravillosa y súper útil báscula de maletas

y llamamos a un taxi para ir al aeropuerto.

Pese a que la zona de los pasillos del hotel esté bastante destartalada, la habitación estaba perfecta y recomendaría este hotel para la gente que necesite una parada breve para ir al aeropuerto de Santander.

Pagamos 14€ por el taxi y eso que el hotel se encuentra a 10 minutos del aeropuerto. Pero el suplemento por ir al aeropuerto es lo que tiene.

Como no vamos a facturar y ayer hice el check in online y ya imprimí las tarjetas de embarque, vamos directamente al control de seguridad. Lo pasamos sin problema y no me dicen nada por el chaleco térmico, que tenía yo muchas dudas de si me daría problemas.

No viajo nunca con Ryanair por lo que pensé que eran mucho más estrictos con el equipaje, pero ni nos han pesado el equipaje ni nos lo han hecho meter en las cajitas para comprobar las medidas.

Y yo sin saberlo y resulta que me había tocado la salida de emergencia de forma gratuita, jajajaja. ¡Estoy en racha con los asientos en los aviones este mes!

Aterrizamos en Budapest a las 12.35 horas. Vamos directas a comprar el bono de transporte.

Hay varias opciones para ir del aeropuerto al centro de Budapest (bus, metro, taxi, tren…), pero entre las opciones más baratas hay 2 que yo clasifico según se compre o no bono de transporte.

El bono de transporte de 7 días cuesta 4.950 (HUF) (≈ 14,8€), y aunque nosotras solo vamos a estar 4 noches, por el precio que tiene creo que merece la pena comprarlo. Hay otras opciones además del bono de 7 días, pero en mi caso es la que más me convence viendo la diferencia de precio con los otros bonos:

Billete sencillo 350 HUF ≈ 1,05€
Bono de 10 billetes sencillos3.000 HUF ≈ 9€
Bono de 1 día 1.650 HUF ≈ 5€
Bono de 3 días 4.150 HUF ≈ 12,4€
Bono de 7 días 4.950 HUF ≈ 14,8€

Hay que tener en cuenta que en Budapest todos los transportes públicos tienen el mismo precio (LINK precios), y que un billete sencillo no permite hacer transbordo entre distintos tipos de transportes, es decir, con el billete sencillo de bus solo se puede hacer transbordo con otro bus, no con el metro, por ejemplo.

Como inciso decir que los ciudadanos de la Unión Europea de más de 65 años pueden utilizar los transportes públicos de Budapest gratis. Solo hay que presentar la documentación (DNI o pasaporte) en los distintos transportes, y solo si te lo piden, sino subes directamente sin enseñar nada.

Y volviendo al tema de si comprar o no bono, mi idea es:

  • ¿Que al final lo hacemos todo caminando?: habremos “malgastado” muy poco dinero.
  • ¿Que estamos cansadas o hace tanto frío que preferimos hacer algún traslado en transporte público?: no tenemos que andar calculando y podemos coger tantos transportes como queramos.

Y por qué digo que hay 2 opciones para ir del aeropuerto al centro de Budapest, según se compre o no bono de transporte:

  • SIN BONO. Bus 100E:
    • Va directo del aeropuerto al centro de Budapest (plaza Deák Ferenc Ter) haciendo solo 2 paradas por el camino:
      • Estación Kálvin Ter.
      • Estación de Astoria.
    • Es más rápido que la opción que yo llamo “con bono”, porque el autobús 100E no para en ningún sitio hasta llegar al centro, por lo que puede circular por los tramos elevados y evitar los semáforos, mientras que la opción “con bono”, tiene que parar en algunos sitios y no puede esquivar los semáforos.
    • A la vuelta hacia el aeropuerto leí que si no lo coges en la primera parada (plaza Deák Ferenc Ter) suele ir lleno hasta arriba, además de que hay que ir con tiempo porque aunque puede hacer el recorrido muy rápidamente, es fácil que haya atascos al principio que hagan perder mucho tiempo.
    • Precio:
      • 900 HUF (≈ 2,7€).
      • NO vale el bono de transportes.
      • No tiene sentido gastarnos unos 5,4€ en el billete de ida y vuelta y comprar además el bono (≈ 14,8€).
  • CON BONO. Bus 200E + Metro línea nº 3 azul:
    • Hay que coger en el aeropuerto el bus 200E que nos deja al final de la línea nº 3 azul del metro, y de allí ya el metro nos deja en cualquier lugar de la ciudad.
    • Tarda un poco más en llegar al centro.
    • El precio sin bono sería el de 2 billetes sencillos para la ida (bus + metro) y el de otros 2 billetes sencillos a la vuelta. Un billete sencillo cuesta 350 HUF (≈ 1,05€), por lo que los 4 billetes sueltos costarían unos 4,2€. Creo que por 10€ más merece la pena comprar el bono de 7 días y tener la opción de usar tantos transportes públicos como queramos. Si al final no los usamos por el centro de Budapest, habremos “malgastado” 10€. La diferencia entre el bono de 3 y 7 días es solo de unos 2,4€, por lo que ya de coger un bono, no me cuesta nada coger el de 7 días.

Los billetes se pueden comprar en 2 lugares en el aeropuerto:

  • En la propia parada del autobús:
    • Hay 4 máquinas moradas.
    • Se pueden poner en español.
    • Se puede pagar con tarjeta.
  • Según se sale de la zona de recogida de maletas facturadas a mano izquierda, hay una oficina con el logo en morado («public transport«):
  • La oficina no tiene gente esperando y en las máquinas del exterior hay bastante cola.
  • Se puede pagar con tarjeta.
  • Cada bono de 7 días nos cuesta 4.950 HUF.

Salimos a la calle y vamos a la parada del autobús, que se encuentra a mano derecha. Pasa un bus 200E nada más salir del aeropuerto. El bono no hay que validarlo en la máquina de los billetes, los billetes normales sí.

No me funciona el roaming con Lowi de forma automática pero lo configuro siguiendo las instrucciones que me dieron (LINK) y listo.

Mando un WhatsApp al dueño del apartamento para avisar de que vamos en camino y ya me envían el código para desbloquear la cajita que contiene la llave del apartamento. El código del portal ya me lo mandaron hace días.

No me aclaro cuál es la siguiente parada del autobús. Lo dicen por megafonía en inglés pero no veo ningún cartel indicativo y no me entero. Pregunto a un chico del autobús pero no habla inglés, ya empezamos… Por lo visto había obras y no hemos parado donde en principio deberíamos haberlo hecho. Cuando resulta que llegamos a la última parada sin saberlo, no nos queda otra alternativa que bajarnos y buscar la parada de metro más cercana. Cogemos la línea azul hasta Ferenciek Tere.

Al salir del metro nos piden el bono de transporte y el pasaporte. (La única vez en todo el viaje)

Llegamos al apartamento a las 14.30 horas. Se encuentra en el número 21 de la Calle Wesselényi. Hay ascensor hasta la 5ª planta y luego toca subir un piso andando hasta la 6ª planta.

La llave de la habitación está, ya en la 6ª planta, en una cajita pequeña negra que hay antes de la puerta de reja que está cerrada con llave. El apartamento está muy chulo, amplio y luminoso. El único pero que veo es que el gel para el baño son 2 botes de 20 ml para supuestamente 4 personas, y solo 4 toallas de cuerpo y 1 para las manos (ninguna para el pelo). Por lo demás tiene muy buena pinta.

Vamos un poco justas de tiempo para comer y nos damos cuenta de que aún tenemos que cambiar algo de dinero porque no todos los sitios admiten tarjeta. Vemos que en la calle de al lado del hotel, donde se encuentra el Szimpl Kert, el tercer mejor bar de todo el mundo según la guía Lonely Planet, hay un montón de foods trucks (Karavan). Casi enfrente hay un lugar de cambio (InterChange) con un cambio malísimo pero aprovechamos para cambiar 20€ (5.630 HUF) para poder tener algo suelto.

Una vez con algún florín húngaro en el bolsillo, nos acercamos hasta las food trucks (Karavan) y nos compramos una pizza napolitana para compartir por 1.900 HUF. Aceptan tarjeta (pago con la Bnext). La pizza está muy buena.

Tengo contratado un free tour y como no nos sobra el tiempo decidimos ir en metro hasta el punto de encuentro. Lo cogemos en la parada Astoria hasta Kossuth Lajos Ter. Justo a la salida de esta parada del metro está el punto de encuentro. Las escaleras mecánicas del metro van bastante rápidas, hay que tener cuidado de no tropezar. Y están a mucha profundidad, llama mucho la atención.

La primera visión que tenemos al salir de la estación es el Parlamento, no sabía que nos íbamos a encontrar ya con él… ¡¡Es precioso!! Además tenemos nuestra primera perspectiva de Buda a lo lejos y ¡¡¡tiene una pinta buenísima!!!

Me he liado con la hora porque pensé que habíamos quedado a las 15.45 en vez de las 16.15 horas por lo que aprovechamos para ver el Monumento de los Zapatos que está a 5 minutos del Parlamento. Esta es la información que recogí sobre él:

  • No es difícil perdérselo porque suele haber siempre gente a su alrededor.
  • Uno de los lugares más simbólicos de la ciudad.
  • Hungría perdió a más de 600.000 judíos. Aunque una gran mayoría fue enviada a los campos de concentración, unos 20.000 fueron fusilados a lo largo de las orillas del Danubio.
  • Es un homenaje a los judíos que murieron asesinados durante la II Guerra Mundial, a orillas del Danubio, atados por parejas y disparando solo a uno. Unos dicen que lo hacían por ahorrar balas, otros para prolongar la agonía y sufrimiento, lo que sí es verdad es que hubo un tiempo en el que el Danubio ni era azul ni negro, sino rojo, de tanta sangre hebraica que arrastraba.
  • Las víctimas eran conducidas hasta las orillas del Danubio. Allí se les ordenaba descalzarse y llenar los zapatos con todo lo que llevaran de valor, para después ser asesinadas con un disparo en la espalda. Después los cadáveres caían o eran arrojados a las aguas del río.
  • Entre diciembre de 1944 y fines de enero de 1945, la Cruz Flechada fusiló a 20.000 judíos del gueto arrojando los cuerpos al río.
  • La mayoría de zapatos tienen piedrecitas en su interior. Los judíos tienen la costumbre de poner piedras como ofrenda, al igual que nosotros ponemos flores.

Cuando llegamos hay bastante gente alrededor. La primera visión de los zapatos me resulta sobrecogedora por todo lo que ello implica. Me parece de bastante mal gusto que la gente esté sacándose fotos como delante de cualquier otro monumento sin ser conscientes realmente de lo que este monumento implica. Me ha marcado ver todos esos zapatos en el suelo…

Como nos sigue sobrando tiempo decidimos ir a tomar algo. Un café y un chocolate en Szamos Café, delante del Parlamento, nos cuestan solo 1.570 HUF. Se puede pagar con tarjeta. El chocolate está muy bueno. De hecho tienen un museo dedicado al chocolate en la 3ª planta.

Al salir del café vemos por primera vez el Parlamento iluminado y es precioso.

Justo a las 16.30 horas se produce la bajada de bandera enfrente del Parlamento con música.

Iniciamos el free tour a las 16.30 horas. Nuestra guía se llama Rosa. Lástima que ya sea totalmente de noche pues no podemos ver bien los monumentos que nos enseña, pero nos cuenta su historia y otro día vendremos a verlos de día.

Rosa nos recomienda para cambiar dinero aquellas casas de cambio que sean de color azul y verde, y nos indica que un buen cambio es entre 315 y 330 HUF por 1€.

El tour acaba a las 18.45 horas delante de la Gran Sinagoga. Nuestra guía ha sido muy amable y ha hecho muy amena la visita. Muy recomendable hacerlo el primer día para conocer un poco la historia de Budapest, cosa que también se puede hacer mirando por internet, por supuesto. En estos free tours se paga la voluntad. Decidimos darle 10€.

Como estamos cerca del apartamento, nos dirigimos a un supermercado Tesco para ir a comprar el desayuno y dejarlo ya en el apartamento. Gastamos 4.054 HUF para el desayuno de los 4 días. Se puede pagar con tarjeta.

A las 19.40 horas iniciamos ruta de nuevo. Vamos hasta el Szimpl Kert, el tercer mejor bar de todo el mundo según la guía Lonely Planet como ya dije y que está a menos de 2 minutos andando de nuestro hotel. Se trata de un Ruin Pub (bares ruina): «el ayuntamiento alquila a precios irrisorios viejas naves abandonadas a jóvenes que las transforman en bares modernos, creativos y llenos de personalidad. Son locales para tomar copas o comer comida rápida. Suelen tener muy buenos precios y aportan a la ciudad mucha vida nocturna».

En el Szimpl Kert de noche no se puede apreciar bien la extravagante decoración. La entrada es gratuita. El lugar es una auténtica pasada y gigantesco. Nos encontramos a varios chicos tomando algo dentro de una bañera.¡¡ Es uno de los sitios más espectaculares que he visto en mi vida!! Muy muy recomendable su visita.

Nos entra el hambre y justo al lado del Szimpl Kert tengo anotado un sitio de bocadillos y sopas que quería conocer, se trata del Bors GasztroBar. Traía ya seleccionado el bocadillo que quería probar pues lo había leído en un blog y tenía muy buena pinta: el Toki Pompás, «una baguette con chistorra, bacon, queso y cebolla roja». Pedimos una baguette completa para compartir (se puede pedir también la mitad) + un vino que nos recomiendan. Pagamos 1.900 HUF entre las 2. Solo aceptan efectivo. Tienen solo 4 taburetes para sentarse pero tenemos suerte y conseguimos 2 para nosotras. Se trata de un lugar peculiar con amables camareros que gritan juntos cada vez que se hace un pedido. El bocadillo está bien de tamaño para compartir para cenar porque es bastante denso, y está sabroso.

A las 20.50 horas estamos ya de vuelta en el hotel. El barrio está genial y tiene muchísimo ambiente.

GASTOS DEL DÍA:

– Desayuno x 1: 3€
– Taxi: 14€
– Bono transporte: 9.900 HUF
– Pizza: 1.900
– Café + chocolate: 1.570
– Free tour: 10€
– Supermercado: 4.054
– Bors GasztroBar: 1.900

TOTAL: 27€ + 19.324 HUF (≈ 58€)

··· Para acceder a la etapa 3 – BUDA + PASEO POR EL DANUBIO, pinchar en este enlace ···


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *