13. MARRAKECH (parte 2)

Martes 26 de septiembre

Hoy suena el despertador a las 7.30 horas. Aunque cada día estoy más cansada por los madrugones, cada día tengo que poner el despertador un pelín antes, porque cada día voy tardando un poco más en hacer lo mismo. El desayuno es en el mismo comedor de ayer con un súper buffet, que es el mejor desayuno de todo en viaje. ¡¡¡Me pongo como el kiko!!! 

Por casualidad me da por fijarme en la lista de precios para lavandería que hay en la habitación, y ahora lo entiendo todo… ¿¿Calcetines 0,5 € el par?? Madre mía… 

A las 9.05 horas ya estamos en ruta. Hoy nos esperan casi 6 horas de coche, de vuelta a Marrakech.

A las 13.20 horas paramos en el mismo restaurante de carretera que el otro día cuando salimos de Marrakech, el Restaurant Tizi Ait Barka. Tomamos 2 Coca – Colas y una chocolatina por 35 dirham. Zaid aprovecha para comer, pero nosotros preferimos esperar hasta llegar a Marrakech, para ir al mismo sitio donde comimos el otro día.

A las 15 horas ya estamos en el mismo riad que el otro día, el Riad Marana.

El señor que nos llevó hoy las maletas no era el mismo, sino uno que intentó llevarse 50 dirham de propina, pues “no nos entendía” cuando le dimos 100 y le pedimos la vuelta de 80, tal y como nos había dicho Zaid. Al final se llevó 30 en vez de 20, porque teníamos prisa por ir al baño. ¡Menudo morro! Si nos coincide que viene mañana otra vez, no le vamos a dar ni la hora.

Fuimos a comer de nuevo al Knock Knock kfe. Por 145 dirham comimos un panini de pollo, una pastela también de pollo y una botella grande de agua.

Tras esto fuimos a por un par de helados por 38 dirham, y dimos un paseo por la plaza Jemaa el-Fna, ya que Zaid nos contó que el tema serpientes, monos, etc, era de tarde, no de noche. Y, en efecto, vemos un montón de serpientes, y 3 monos con cadena al cuello para fotos (pobres…). Vemos a una chica que le saca una foto a las serpientes pero no quiere dejar propina, y el señor la persigue hasta que le da algo de dinero.

Volvemos al riad a descansar un poco, ya que después de 12 días, el cansancio pesa. Me da mucha pena que se acaben ya las vacaciones, pero es verdad que estamos agotados y nos vendrán bien ahora los 4 días que nos quedan de vacaciones en casa, para recuperar al 100% antes de volver al trabajo.

Hacia las 19.30 horas salimos de nuevo del riad a dar una vuelta y buscar un sitio donde cenar. Llevamos unos días un poco sueltos del estómago, por lo que preferimos cenar en un restaurante, en vez de cenar en un puesto de la plaza Jemaa el-Fna. Acabamos en el Chez Chegrouni, que había recomendado algún forero. La terraza a la plaza tiene buenas vistas.

Casi no tenemos hambre, por lo que nos pedimos una pizza margarita a medias, más las bebidas, 58 dirham. La pizza no vale para mucho, pero nos permite quitar un poco el gusanillo hasta el desayuno de mañana.

De vuelta al riad, estoy muerta de sueño, y al mismo tiempo estoy regular de la barriga. Es una sensación bastante desagradable cuando se juntan las 2 sensaciones. No me lo da para reorganizar esta noche las maletas, por lo que lo dejo para mañana. Antes de las 22h ya estoy en la cama.

Me escribe Hassan para decirme que a Zaid le ha surgido mañana una ruta, y no nos podrá acompañar al aeropuerto. ¿¿¿¿En serio???? ¿¿¿Ya no le vamos a ver más ni nos vamos a poder despedir??? Me da mucha pena. Hassan dice que nos enviará a alguien mañana para recogernos.

A la 1.30 de la mañana me despierto medio muriendo, con una necesidad imperiosa de vomitar y al mismo tiempo de ir al baño. Es súper desagradable. A partir de aquí transcurre la noche despertándome cada poco para ir al baño, turnándome con Nacho, que también está revuelto.

Gastos totales del día entre los 2: 324 dirhams, unos 33 €.

2 coca cola + chocolatina: 35
Propina maletero: 30
Comida: 145
2 helados: 38
Pastel: 18
Cena: 58

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *