5. SINTRA

Jueves 6 de septiembre

Hoy suena el despertador a las 6.30 horas y me levanto como un resorte, pues tengo grandes expectativas puestas en el día hoy. Tras rebozarme de protector solar y coger la sudadera pues leí que en Sintra podemos tener las 4 estaciones del año en el mismo día, me dirijo a desayunar a nuestro ya sitio favorito. 

Nacho se hace el remolón y llega más tarde. Tras desayunar y comprar provisiones para el día (total 17,1€), en 5 minutos ya estamos en la estación de Rossio. Pasamos la tarjeta Viva Viagem y en 5 minutos ya ha llegado el tren (andén 3).

Tren equivocado

Leí que los que salen a y media tardan 15 minutos más que los que salen a en punto porque hacen una parada por el camino. A las 7.56 horas arrancamos. Yo tenía apuntado que salía a las 8.01… Creo que hemos cogido precisamente el que hace la parada y que creo que hay que hacer transbordo, por lo que a las 2 paradas nos bajamos corriendo y cogemos el tren de la vía paralela, que sí que pone que va a Sintra (andén 2). El primero que cogimos en realidad ponía que iba a Melecas, pero como también ponía algo de Sintra (“comb. seguinte»), nos liamos. 

Hemos tenido que pasar la Viva Viagem de nuevo pero no nos dio tiempo a ver si nos cobraban o era un transbordo gratuito, ya que en mis apuntes tengo que con la tarjeta Viva Viagem modalidad Zapping: “disponemos de 1 hora para movernos libremente desde su validación”.

Llegamos a Sintra a las 8.35 horas. ¡Vaya frío que hace! 

Hay que girar a mano derecha, nada más salir de la estación. Encontramos una primera parada de bus, pero para coger el bus turístico número 434 (de la empresa ScottUrb) hay que caminar unos 100 metros a mano derecha de esa primera parada, donde encontramos una segunda parada. La idea es, según la información que recogí en el foro de Los Viajeros, hacer el siguiente orden de visitas:

  • 1. Bus hasta Castelo dos Mouros → Solo para sacar las entradas combinadas de Castillo dos Mouros y del Palacio da Pena. No visitarlo al principio.
  • 2. Bus o a pie hasta Palacio da Pena → Por la afluencia exagerada de gente y los atascos que se forman.
  • 3. A pie hasta Castelo dos Mouros.
  • 4. Comer.
  • 5. A pie hasta Quinta da Regaleira.

Al llegar a la parada hay unas 4 personas pero al cabo de 20 minutos hay una cola enorme ya. El bus llega a las 9.05 horas y, al mismo tiempo, aparece un revisor que es el que va vendiendo los tickets a la gente antes de subir. El precio es de 6,9€ por cabeza. Subimos los terceros. Detrás de nosotros hay, para empezar, un tour de 35 personas, y un mogollón más. Más de la mitad queda en tierra esperando al siguiente bus. (La verdad es que pagar ese precio cuando solo vamos a usar el bus de la estación al Castelo dos Mouros, porque el resto lo vamos a hacer a pie, es tirar el dinero. Imagino que habrá alguna otra opción más barata, pero como no sabíamos bien cómo iba la cosa ni lo que íbamos a hacer, seguimos los consejos que había leído al pie de la letra).

Menuda subida llena de curvas y niebla… A las 9.30 horas bajamos en la parada del Castelo dos Mouros. Tenemos 2 personas delante para sacar las entradas. Sacamos la entrada combinada del Castelo dos Mouros y del Palacio da Pena (41,8€ que se puede pagar con tarjeta) y subimos caminando hasta el Palacio.

Al llegar al Palacio da Pena hay una cola enorme para sacar las entradas. Nosotros como ya las tenemos, ¡nos la saltamos! Y nos saltamos también un poco la cola de la gente que ya tiene los tickets sin darnos cuenta, por lo que finalmente no esperamos ninguna cola. Hay un mini bus nada más pasar la entrada, pero nosotros preferimos ir andando.

La primera visita que hacemos es el Palacio da Pena en sí. Aunque no se puede ver el paisaje porque hay una niebla muy densa, disfrutamos mucho haciendo así la visita, pues le da a todo un halo fantasmagórico. 

Tardamos menos de 1 hora en ver el Palacio por dentro.

En el interior hay una cafetería con sándwiches y bocatas por 5€ y croissants a 2,5€, además de patatitas y bebidas.

A mí el exterior me resulta mucho más impresionante que el interior. De la que salimos del Palacio para visitar los alrededores, entran decenas y decenas de personas sin parar. ¡Muy recomendable madrugar para venir a Sintra! Me encanta el paseo por los alrededores del Palacio, con esos árboles gigantes y toda la niebla por en medio.

¡La zona de los lagos es súper bonita!

A las 11 horas hemos llegado a la salida y nos dirigimos al Castelo dos Mouros. Para la visita me ha venido genial un chubasquero XXL que traía de los chinos, porque no paran de caer gotas de la niebla y además así me protege del frío.

Salimos por la zona situada al final de los lagos. Para llegar al Castelo dos Mouros hay que subir, pero por la estrecha carretera pasan un montón de buses y coches, por lo que decidimos ir por un trail que vemos a la salida del Palacio, Vila Sasetti, para evitar los vehículos.

Tardamos exactamente 20 minutos desde que iniciamos el trail hasta que atravesamos la puerta de castillo. Toda la ruta es bastante entrañable. 

Tras comer lo que habíamos comprado en la cafetería donde desayunamos, para reponer energías, iniciamos la visita al castillo. Son las 11.45 horas y sigue habiendo niebla, haciendo frío y chispeando. 

Es una pena, porque con toda esa niebla no se ven las vistas, que es la gracia del castillo… Así que después de 35 minutos, sin vistas, pero con docenas de escaleras y una caída por las mismas incluida, nos dirigimos andando a la Quinta da Regaleira. Ojito que las piedras húmedas resbalan muchísimo… Estuve a punto de caer ya en las cuestas del Palacio, me caí por las escaleras del castillo, y una chica que iba delante de nosotros también cayó….

Además, recomiendo ir con playeros sí o sí, no sandalias de caminar del Decathlon ni nada de ese estilo, playeros o botas de monte, porque no he subido y bajado tantas escaleras en mi vida! 

Llegamos a la Quinta da Regaleira 40 minutos y “200 mil” escalones después… Es la visita que más ilusión me hace, con diferencia. 

Hay una cola enorme para sacar la entrada, pero va rápido y en 15 minutos ya estamos en la taquilla. Sacamos 2 entradas sin guía a 6€ por cabeza. Se puede pagar con tarjeta. Hay baños justo antes de la taquilla. Nuestra visita dura de 13.35 a 15.15 horas. La verdad es que me ha decepcionado un montón, en el sentido de que está fatal organizado, o así lo vi yo. No dan un plano, hay que apañarse con los planos súper pequeños que están puestos a lo largo del parque.

Aconsejaban descargar la aplicación (Regaleira 4.0), pero entre descargarla y que se descargasen los mapas, pasó más de media hora, para que luego se colgase a la mínima de cambio. 

Es verdad que cuando por fin llegábamos a un punto divertido, lo disfrutamos un montón, pero al final, del montón de tiempo que pasamos haciendo la visita, la mayor parte del tiempo lo perdimos tratando de ubicarnos.

Además me hacía mucha ilusión encontrar la puerta oculta, pero no supimos dónde estaba hasta el final, cuando ya estábamos en la otra punta. Por cierto, que por lo visto se encuentra en el Pozo iniciático.

Me lo dijo la de la tienda de regalos, quien me dijo que esperaba que no tratásemos de abrirla, porque es piedra muy antigua y pesada… Yo tenía entendido que se podía abrir sin problema, para pasar al otro lado… No sé, me ha resultado una decepción… 

Quizás si hubiese traído la aplicación descargada de casa o quizás si hubiésemos sacado la entrada guiada, que vale 12€ por cabeza (el doble de la de sin guía), nos hubiese ido mejor pero la verdad es que con la ilusión que tenía con la visita, me he quedado muy desencantada… (Pensándolo ya en casa, todo se hubiese arreglado llevando el mapa impreso de casa… Nada más sencillo que eso!)

Vamos caminando en dirección al centro de Sintra y paramos a comer en Hamburguer Real, donde comemos 2 menús de hamburguesa, bebidas y patatas por 13,8€ los 2. La comida está muy buena, no han tardado nada en servirnos y las camareras son amables. Tienen 2 pisos y terraza. Los baños están impecables. ¡Recomiendo este sitio! 

Seguimos caminando hasta el centro. Visitamos la famosa pastelería Piriquita, donde tras unos 20 minutos de cola, Nacho se compra 7 pastelitos por 8€.

De aquí damos un paseo por las callejuelas, paramos en Ale Hop (tercera vez desde que llegamos a Lisboa), donde me compro un protector de los laterales del móvil, y ya vamos andando hasta las estación de tren.

Pasamos de nuevo la tarjeta Viva Viagem, a la que aún le queda dinero (2,29€) para el metro al aeropuerto mañana, de los 10€ iniciales que metimos, y ponemos rumbo a Lisboa – Rossio a las 17.40 horas. No vemos el sol hasta que llegamos a Lisboa, 40 minutos después. ¡He pasado mucho frío hoy! 

Vamos directos a la pensión a ducharnos y descansar un rato. Es verdad que pensándolo fríamente, la Quinta da Regaleira es impresionante, con todos esos pasadizos, puentes, jardines y por el propio edificio…, pero iba tan obsesionada con encontrar los puntos que sabía que había, que no lo pude disfrutar como se merecía… Es el problema que tiene ser tan rígida y llevar las cosas tan masticadas… Que la mayoría veces ayuda muchísimo, pero en momentos puntuales lo estropea todo…

Quedamos en la pensión hasta las 21 horas, pues estamos agotados y, aunque no nos apetece mucho, salimos buscando un sitio para cenar. Nos acercamos hasta uno que tiene muy buena puntuación en TripAdvisor, pero resulta que es indio y como que no nos apetece mucho… Casualmente estamos al lado de donde cenamos ayer (Verde Minho), por lo que decidimos repetir. Esta vez pedimos un entrecot y media ración de pollo. Ambos vienen con ensalada y patatas. Está todo muy bueno y quedamos a reventar. 

Parece que no habíamos comido en una semana… Pagamos 18€, en efectivo, no tienen para tarjeta. Y ya de vuelta a la pensión, pues estamos muertos.

Por el camino, para variar, nos ofrecen cocaína, marihuana y cannabis. ¡Qué pesados! Debemos tener cara de yonkis, porque no me explico el acoso…

Por cierto, que nos da la sensación de que estamos gastando mucho más dinero del que nos esperábamos, y eso que no hacemos nada muy allá… Creo que las entradas en general de los distintos monumentos tienen un precio excesivo… Por lo demás, las comidas están muy bien de precio! Yo no me explico toda la pasta que nos estamos dejando…

GASTOS DEL DÍA:

– Desayuno Leitaria Baiana: 17,1€.
– Bus turístico 434: 13,8€.
– Entradas combinadas Castelo dos Mouros y Palacio da Pena: 41,8€.
– Entrada Quinta da Regaleira: 12€.
– Helados: 4€.
– Comida Hamburguer Real: 13,8€.
– Pastelería Piriquita: 8€.
– Funda Ale Hop: 5€.
– Cena Verde Minho: 18€.
– Azulejo souvenir: 3,95€.

TOTAL: 137,45€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *