26. VUELTA A CASA

Viernes 19 de octubre:

Suena el despertador a las 9 horas. Últimas horas en Estados Unidos… Hemos dormido muy bien. El hotel está genial para lo que necesitábamos, aunque nada céntrico, eso sí.

Tardamos un buen rato en reorganizar bien las maletas pues vamos pesándolas con la báscula de mano y moviendo cosas de una a otra hasta que cuadran (más o menos) los pesos de 23 kg por maleta facturada. Las de mano no tienen restricción de peso con Iberia, solo de medidas pero que no me las han mirado nunca.

Hacemos el check out a las 11 horas sin incidencias y decidimos dar una vuelta en coche por el Downtown, del que traigo anotado:

  • La zona en sí no tiene mucho que ver, lo mejor es pasear un poco por ver el ambiente.
  • Aquí se encuentran los rascacielos más altos de la ciudad y las zonas más históricas.
  • El Downtown no es especialmente peligroso. Es un barrio de finanzas: por el día esta lleno de ejecutivos y oficinistas y por la noche se queda vacío, salvo las zonas de copas .
  • Mejor evitarlo los fines de semana y a partir de las 16 – 18 horas.
  • Aparcar en un parking y recorrerlo andando. La mayoría de los edificios están en 2 km2.
  • Los domingos es gratis aparcar hasta las 11 horas.

Llama la atención el contraste entre los rascacielos y la cantidad de homeless que vemos.

Compramos unos sándwiches en un 7/11 y paramos a repostar en una gasolinera 76 donde el galón de Regular 87 está a 3,859$, pues supongo que las gasolineras cercanas al aeropuerto serán más caras

A las 12.10 horas salimos del Downtown.

Repostamos de nuevo justo antes de entregar el coche (5,53$ – 50 minutos de conducción). La Shell de al lado de Álamo tiene el galón de Regular 87 a 3,639$, por lo que merece la pena repostar aquí directamente justo antes de entregar el coche. En cambio Arco, que está entre la Shell y Álamo, tiene el galón de Regular 87 a 4,099$. ¡Menuda diferencia!

Hemos tardado 50 minutos en llegar a Álamo desde el Downtown. La entrega del coche se produce en 5 minutos. Solo apuntan los km que hemos hecho (5.536 km) y nos piden el GPS. Me entregan un resguardo.

y ya estamos listos para subir a uno de los autobuses gratuitos que van llegando sin parar para llevarnos al aeropuerto.

Llegamos a la terminal de Iberia en 30 minutos. Al pesar los equipajes se pasan en 1 kg y en 400 gr el de Nacho y el mío respectivamente, pero la chica nos los deja pasar sin problema especificándonos eso sí que lo máximo son 23 kg.

Le preguntamos cómo podemos gestionar el tema de la cancelación del vuelo de ida, porque ya he puesto 2 reclamaciones online a Iberia, les he mandado 3 email, les he escrito por Facebook y les he llamado y, por una parte su respuesta a la reclamación ha sido disculparse y listo, y por otra, les estoy reclamando el justificante con el motivo de la cancelación del vuelo pues lo necesito para gestionar la indemnización con Columbus Direct y lo único que he conseguido hasta ahora ha sido la confirmación de que sí que nos cancelaron el vuelo, pero no el motivo. La chica del mostrador es muy amable y nos indica que en Barajas podemos pedir el justificante con el motivo, además de que tenemos derecho a una indemnización económica por parte de Iberia, y no solo unas disculpas.

Pasamos el control de pasaportes, que está al lado del control de equipaje de mano. Pensé que serían más exhaustivos con las maletas pero lo único diferente es que mandan descalzarse a todo el mundo y que todos pasamos por el escáner circular. En 10 minutos ya estamos en la puerta de embarque.

Cuando subimos al avión, ¡¡¡por fin tengo mi ansiada fila de emergencia central!!!

Nada más despegar coloco mi maleta de mano a modo reposa pies para todo el viaje. Si estuviese en la salida de emergencia como tal (en la fila de los laterales y no en la central), no la podría poner, pero aquí en las centrales sí.

A la hora de despegar nos entregan la cena: pollo o pasta, que no está especialmente bueno. Me llama la atención que nos dan cubiertos de metal, incluido el cuchillo. No recuerdo bien pero creo que siempre nos los han dado de plástico.

Me ha ayudado mucho para dormir la cinta sujeta cabezas de la que hablé en el viaje de ida. No es lo más cómodo del mundo pero peor es que se me vaya cayendo la cabeza cada vez que me duermo. Además el poder llevar las piernas completamente estiradas no tiene precio.

Durante el resto del viaje nos entregan un sándwich y el desayuno a las 13 horas (hora española ya / 4 am en Los Ángeles).

GASTOS DEL DÍA:

• Gasolina 76: 36$
• Supermercado 7/11: 10,16€
• Gasolina Shell: 5,57$

TOTAL €: 10,16
TOTAL $: 41,57

Sábado 20 de octubre:

Llegamos a Madrid sin incidencias. Pasamos el control de pasaportes y nuevo control de equipaje de mano y toca esperar unas 4 horas hasta el vuelo a Asturias.

Llegamos a Asturias sin incidencias tras casi un día completo de aviones y aeropuertos.

GASTOS DEL DÍA:

• McDonald’s: 17,9€
• Parking aeropuerto: 1,7€

TOTAL €: 19,6€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *