21. SAN DIEGO (parte 2)

Domingo 14 de octubre:

Pese a que hoy no tenemos que madrugar, hacia las 6.30 horas ya vamos despertando de forma espontánea. No sé si seguirá siendo por el cambio horario, no creo.

Antes de desayunar salimos a caminar 1 hora por el barrio, así aprovechamos a conocer los alrededores.

Hoy es domingo por lo que hacemos desayuno americano con huevos revueltos.

Pregunté a mi familia si desayunan a diario beicon y huevos, que es lo que veo siempre en las películas, pero se sorprendieron y dijeron que lo hacen solo a veces los fines de semana.

Después de llenar el estómago nos disponemos a conocer una parte de San Diego. Son las 10.20 horas. Nos llevan en coche por toda la zona de La Jolla, de la que traigo anotado:

  • Barrio al norte de San Diego.
  • Visita imprescindible por sus acantilados, cuevas y su fauna (lleno de leones marinos).
  • En esta zona se encuentra la urbanización más cara de EEUU.
  • Está diferenciado en 2 partes, la Jolla Cove y la Jolla Shore: hay parte de playa tipo arena y otra parte que son como calas entre las rocas. “Una pasada”.
    • La Jolla Cove:
      • Son calitas entre los acantilados y están pegadas a la urbanización: se va andando por un paseo y hay diferentes calas con sus bajadas habilitadas.
      • Es precioso, se tienen unas vistas increíbles de la línea de la costa y además hay un parquecito con césped y sitios para hacer barbacoa y hacer picnic.
      • Forma parte de una zona de fondo marino protegido que es un punto de atracción para actividades subacuáticas: hay mucha gente haciendo snorkel y buceo.
      • Se pueden alquilar kayaks, incluso con guías que llevan a ver las diferentes “coves” que hay por allí.
      • Posibilidad de hacer snorkel con leones marinos salvajes:
        • Snorkel & Scuba San Diego (web): 70$.
        • El agua, como en todas partes de California, está helada: “nos dieron 2 trajes de neopreno por cabeza. No sé qué temperatura tendría el agua pero estaba fría de narices hasta el punto de que una pareja de las que venía con nosotros se salió del agua de lo fría que estaba”.
        • Explican que es muy importante nadar con los brazos cruzados a la altura de la cintura, nada de llevarlos alejados del cuerpo para evitar que algún león marino hambriento se confunda.
    • La Jolla Shore (shore = costa): aquí están las playas como tal, bajitas, con arena y como se supone son las playitas californianas.

Es un barrio espectacular, con unas casas de lujo. Algunas datan de principios del siglo XX y por Ley tienen la obligación de mantenerlas como fueron en sus orígenes. Aparcamos gratis sin problema. Es muy bonito para dar un paseo.

En la zona de La Jolla Shore se encuentran las playas míticas californianas con sus torres de vigilancia de los “Lifeguard”, el pier (que pertenece al departamento de biología de la Universidad de San Diego), muchísimos surferos y muchísimas gaviotas. 

Seguimos hasta Torrey Pines Gliderport, una zona alta desde la que se puede observar La Jolla Shore así como a muchas personas haciendo parapente. Uno de ellos tiene un halcón de cetrería que se dedica a volar posándose y levantándose de un palo mientras el dueño permanece volando en el parapente.

Hacia las 13.30 horas ponemos rumbo de nuevo a casa, aunque paramos primero en el supermercado Olive Tree a comprar unos sándwiches. Están deliciosos aunque son un poco caros.

Nacho se ha dado cuenta de que los playeros Nike (“naikí” dicen aquí) que compró en el outlet de Las Vegas son de 2 tallas diferentes. Llamamos al Nike del outlet de Las Américas en San Diego donde nos atienden en español y nos dicen que nos los cambian sin problema mientras tengamos el ticket, aunque no tengamos la caja, ya que la tiramos en Las Vegas. Iremos el martes o el miércoles a cambiarlos. ¡Vaya suerte que hemos tenido de darnos cuenta antes de volver a España!

De tarde ya vamos por nuestra cuenta. Cogemos el coche y nos dirigimos a Coronado Island, del que traigo anotado:

  • Realmente es una ciudad dentro del Condado de San Diego.
  • Es una de las zonas más caras por su ambiente exclusivo y de alta categoría.
  •  “Impresionante, fabuloso, unas vistas preciosas”.
  • Se puede acceder en coche o ferry. Mejor en coche para moverse por la isla, aunque puede haber tráfico intenso en el puente sobretodo fines de semana en verano.
  • Se puede aparcar gratis en Orange Av.
  • Qué ver:
    • Coronado Bridge:
      • Conecta San Diego con Coronado. 
      • Las vistas mientras se cruza en coche son impresionantes.
      • Desde lejos parece una montaña rusa por su estilo de construcción.
    • Coronado Hotel:
      • Considerado uno de los Resort más exclusivos del mundo y un ejemplo de arquitectura victoriana.
      • El hotel es muy bonito y mantiene el estilo de los años 20.
      • Era el más grande del mundo cuando fue inaugurado.
    • Mirador hacia la Bahía de San Diego:
      • Permite disfrutar del espectacular skyline de la ciudad.
      • ¡¡¡¡Pendiente conocer ubicación!!!! → Vídeo YouTube
  • Playas:
    • Playas tipo Santa Mónica: playas anchas de arena fina, muy bonitas.
    • Central Beach:
      • Playa más famosa de Coronado.
      • Es una de las playas más grandes del mundo.
    • Glorietta Bay Park: playa pequeña.
    • Silver Strand Beach:
      • Playa medio escondida: «una preciosidad».
      • Uno de los mejores lugares donde bañarse en Coronado ya que es un lugar realmente hermoso de aguas limpias y arena cálida.

Atravesamos el Coronado Bridge hacia las 16.30 horas.

San Diego es mucho más grande de lo que me había imaginado y hay mucho tráfico. Estamos unas 2 horas en la isla. ¡¡¡Nos ha encantado!!!

El Hotel del Coronado…

Las casitas…

El espectacular atardecer…

Todo es muy bonito y tranquilo. Merece mucho la pena una visita relajada a la zona. Nos hemos comprado 2 sudaderas de “Lifeguard Coronado, California” por 20$ en total. Solo había tallas L y XL pero son muy chulas y estaban a muy buen precio, ¡así que genial!

La idea es ir a conocer el Gaslamp Quarter, del que traigo anotado:

  • (Gas lamp = Lámparas de gas)
  • La entrada principal se encuentra en el cruce de la Quinta avenida con la calle L, donde encontramos el famoso arco que nos invita a pasar y a descubrir todo lo que esconden sus calles.
  • Hacia 1800 este barrio era un nido de prostíbulos, tabernas y garitos. Hoy en día es la zona de bares y restaurantes.
  • Se ha conservado muy bien por lo que los edificios son originales de la época con una mezcla de estilos que le dan a la calle un toque muy peculiar.
  • Formado por 16 manzanas y ubicado en el Downtown.
  • Los edificios de Gaslamp merecen una visita de día porque son preciosos, aunque el barrio gana belleza por la noche al estar iluminado por farolas de gas.

El problema es que por el camino paramos en un supermercado Albertsons (como el de Solvang) a comprar unos chicken tenders, y luego entre ir cenando en el coche y buscar parking nos entra un sueño atroz por lo que solo damos una vuelta por la zona en coche, que tiene muy buena pinta y muchísimo ambiente y, a las 19.30 horas estamos ya en casa, listos para una ducha y acostarnos temprano.

GASTOS DEL DÍA:

• Supermercado Olive Tree: 19,31€
• Sudaderas: 18,71€
• Supermercado Albertsons: 4,4€

TOTAL €: 42,42
TOTAL $: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *