12. PHI PHI ISLAND

Miércoles 9 de noviembre:

Nos levantamos a las 7h. Desayunamos lo que compramos ayer en el 7/11 y cerramos las maletas. ¡¡Hoy nos vamos a Phi Phi Island!!

  • Phi Phi esta justo en medio de Krabi y Phuket, así que cualquiera de los 2 aeropuertos te vale. Air Asia vende packs ferry + vuelo.
  • Para ir a Phi Phi tienes que llegar primero a Phuket o a Krabi y de aquí en ferry hasta Phi Phi. Dependiendo de la hora que llegues y de la hora de salida del ferry, tendrás que hacer noche en Phuket o Krabi.
  • Al atracar el ferry en Phi Phi lo primero que hay que hacer es recoger las mochilas, que viajan apiñadas. Se arma un pequeño lío para hacerse con el equipaje. Si viajáis en ferry os aconsejo no meter nada frágil en la mochila porque las van tirando unas encima de otras de cualquier forma.
  • Están muy bien, hay bastante oferta hotelera y bungalows baratos, el agua de la playa esta muy caliente porque no cubre.
  • Nada más bajarte del ferry hay una señora con un megáfono informando de que hay que pagar un impuesto de 20 THB por persona por entrar a la isla, para mantenerla limpia y cuidarla. Una vez pagado está la gente en el muelle con carteles de nombres de hoteles.
  • Si te vas a quedar a dormir, mejor en el pueblo, porque si te vas a un resort en otra zona lo veras más chungo para ir donde quieras puesto que solo se acceden por barco y por las noches no pasan.
  • Para ir al norte de la isla solo se puede acceder alojándote en los diferentes hoteles (casi todos resorts) de ahí. Es zona privada y las playas son una maravilla.
  • En Phi Phi sobre las 15h la marea baja y se hunde muy profunda en el mar, es normal, y tiene parte de encanto. Así que os aconsejo que vayáis por la mañana a la playa y por la tarde piscina.
  • Si vas en visita de un día, mejor en lancha rápida, que puede volver hacia las 17h; en barco normal el último zarpa a las 14h.
  • Intentar alquilar una barca de alguien local para dar la vuelta a la isla y visitar las islas cercanas. Unos 25€.
  • El archipiélago de las Phi Phi son 2 islas, Koh Phi Phi Leh (la más pequeña) y Koh Phi Phi Don, ambas están muy cerca una de la otra y solo hay hoteles y «civilización» en la mayor, que es Koh Phi Phi Don.
  • Koh Phi Phi Don se divide en 2 zonas fundamentalmente:
    • Tonsai Beach: el puerto y playa principal.
    • Loh Dalum Bay: la parte mas tranquila.
  • En Koh Phi Phi Leh se encuentra Maya Bay:
    • Casi sin turistas.
    • No hay hoteles.
    • El barco es la única forma de llegar.
    • Es donde se rodó la peli La playa.
    • Lo bueno es que es muy bonita, lo malo es que esta súper masificada y según la hora que llegas solo veras Speed Boats y Long Tails amarrados en la playa y en la boca de la Bahía.

Realizamos el check out sin problemas y la chica de recepción, que es la misma que me cobró el primer día, me entrega un justificante de anulación urgente del cargo que me hicieron a la tarjeta. En mi banco aún no tengo constancia de esta operación pero confío en ellos (qué remedio).

Con 15 minutos de retraso aparece el transfer que nos llevará al puerto. Es un autobús sin parte de atrás en la que vamos todos hacinados en 2 bancos paralelos junto con nuestras maletas. Nos dirigimos al muelle y embarcamos.

El ferry sale puntual a las 9.30 horas y dura 2 horas de reloj, pero no porque Phi Phi Island esté súper lejos (tal y como creíamos), sino porque hacemos una parada de casi 40 minutos cerca de una playa para que embarque un montón de gente en distintos long tail cargados de maletas que van quedando hacinadas en la cubierta del barco sin muchos miramientos. CONSEJO: ¡¡ojo con llevar cosas frágiles en las maletas!! Sobre mi maleta grande iban como 7 maletas, grandes también.

Llegamos a Phi Phi a las 11.30 en punto, con unas vistas espectaculares.

El desembarco es un poco caótico ya que todo el mundo quiere salir el primero aunque sus maletas estén las últimas. Pagamos los 20 THB por cabeza por entrar en la isla y mostramos el pasaporte.

De aquí nos dirigimos a nuestro hotel, el Phi Phi Inn (LINK Booking) que se encuentra a unos 2 minutos caminando del muelle. La verdad es que no pudimos elegir una ubicación mejor. Venía un poco desmoralizada puesto que supuestamente el check in no era hasta las 14h y aunque les había escrito un email solicitando entrar primero, me habían rechazado la petición. Pero al llegar realizamos el check in sin problema y nos dejan meternos en la habitación sin siquiera tener que pedírselo.

Decir que en la isla hay un calor y una humedad horrorosos y que los mosquitos nos atacan como cosacos nada más bajar del ferry. Paso el día embadurnada en Sofell antimosquitos del 7/11.

Tras dejar las cosas en la habitación salimos en busca de una playa. Resulta que teníamos una a 2 minutos (saliendo del hotel a mano derecha) pero no no lo sabíamos por lo que fuimos paseando y paseando unos 20 minutos hasta que seguimos el cartel de Long Beach, aunque no tenemos claro que la playa en la que estuvimos fuese esa ya que más bien parecía ser «Short Beach» (al día siguiente descubriríamos que no era Long Beach, al hacer la excursión en la barca).

Decir que era una calita preciosa en la que estábamos casi solos, con un columpio colgando de un árbol y unas cuantas barquitas aparcadas. Pasamos allí el día hasta las 5 de la tarde y fue súper romántico y bonito. Era Tailandia en estado puro, la típica imagen que tienes en mente cuando piensas en Tailandia.

El día permanece semi nublado aunque hace bastante calor y el agua está súper calentita y esta vez no me pican para nada las piernas. Me tengo que embadurnar de antimosquitos nada más salir porque los bichos intentan devorarme, ¡qué pesados! Se agradece que todos los días de playa nos hayan tocado nublados, la verdad, porque puntualmente sale el sol en su máximo esplendor y es como si se encendiese una hoguera en mi cuerpo y mi piel no la aguanta para nada y tengo que correr a esconderme bajo un árbol. Es alucinante cómo pega el sol cuando sale de verdad. Pese a estar nublado tengo que permanecer a la sombra todo el rato excepto cuando me baño, que lo hago con camiseta desde el primer día que me puse un poco roja. No me ha vuelto a pasar.

Comemos un par de trozos de pizza enormes que no saben a nada que hemos comprado de camino a la playa por 80 THB cada uno y nos han regalado una Pepsi.

Hacia las 17h nos dirigimos al hotel para ducharnos. Decir que es el primer hotel en el que nos toca un baño típico tailandés de estos que no tienen cortinas ni mamparas y te duchas en el propio baño inundándolo todo, sin ningún enchufe. No me gusta mucho…

Tras la ducha entregamos la ropa en recepción para poner la colada ya que hemos visto los precios de los distintos establecimientos y nos cobran lo mismo que en el hotel: 60 THB por kilo, sin planchar. De hecho no hemos visto que ofrezcan el precio con planchado, solo en general 60 THB por kilo o 100 THB por kilo si quieres lavado expréss (en 4 horas).

Es horrible puesto que tanto con la humedad de Krabi como con la de aquí es imposible que nos sequen los bañadores y las toallas. Mañana llevaremos las toallas del hotel a la excursión. He tratado de preguntar en recepción si podemos llevarlas pero no me ha entendido nada y me ha dicho que sí sin saber a qué lo decía, así que mañana nos las llevamos y así las nuestras quedan lavando para poder meterlas en la maleta limpias y que no nos pesen una tonelada y ocupen otro tanto.

Tratamos de ir a ver el atardecer pero el sol se pone por un lado que no se ve desde donde nos encontramos. Hablamos de ir al view point pero no me acabo de animar a meterme en ese berenjenal debido a lo que he leído por Internet (al día siguiente me entero de que son todo escaleras, no monte embarrado, pero sin iluminación, peligroso una vez que bajas de ver el atardecer). Con lo cual nos perdemos completamente el atardecer y nos dedicamos a pasear por el pueblo, viendo los distintos rincones.

A las 18.30 horas nos morimos de hambre y cenamos en un sitio que está bastante bien. Para variar arroz frito con gambas, arroz frito con pollo y pollo rebozado, agua para beber por 340 THB los 2 (somos mal comedores con lo cual en Tailandia hemos mantenido unos platos fijos ya que lo nuestro no es innovar en culturas culinarias).

Decir que en general los precios en Phi Phi son más elevados que en el resto de Tailandia, algo normal por ser una isla, pero que se sepa que incluso en el 7/11 los precios están más altos.

Acabamos sentados en la playa observando las luces y escuchando el mar hasta las 20h que hemos quedado con el chico que organiza la excursión de mañana (Facebook: Koh Phi Phi excursionesLINK Facebook).

Un colombiano que organiza excursiones para gente de habla hispana por 1.100 THB por persona, 10 horas de excursión, finalizando con un baño en el plancton nocturno. Tengo grandes expectativas puestas en esta excursión. De hecho no sabía que íbamos a nadar con tiburones y me muero de ganas de que llegue el día de mañana, creo que va a ser una pasada. Lo único que me preocupa son las 10 horas bajo el sol. Tengo que protegerme a muerte porque si no puedo morir achicharrada. Suerte que en el barco hay un techo, aunque sea un poco cutrillo. Pagamos los 2.200 THB y dejamos ya reservados los 400 THB por cabeza que tendremos que pagar mañana para entrar en Maya Bay y Bamboo Island (pago único de 400 THB por hacer la excursión a ambas islas el mismo día).

De vuelta al hotel noto un dolor intenso en la pierna y resulta que me ha picado un bicho y eso que me había rebozado de antimosquitos y llevaba pantalón largo. Pero me ha mordido o picado a través del pantalón… mecachisssss. Encima al llegar al hotel Nacho me echa bálsamo de Tigre que compró en Chiang Mai y la cosa empieza a escocer que da gusto…

Para finalizar la jornada tenemos una pelea a muerte con una cucaracha en el baño que acaba metida en uno de mis escarpines y el escarpín en el retrete…. Jajajajaja. 

 Hoy toca acostarse pronto que mañana nos espera un día muy intenso.

Decir que Phi Phi de noche no esa muy de nuestro estilo ya que parece un poco rollo Ibiza,

con un montón de gente bebiendo, música y luces de neón en las playas… No es el rollo que nos va…

Nos llama la atención que hay un montón de gente haciéndose tatuajes aquí…

y un montón de gatos, muy cuidados, por todas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *