2. DE ORIENTE A OCCIDENTE, UN PASEO POR LA GEOGRAFÍA ASTURIANA – CABRALES (1)

Martes 13 de abril de 2021

Salimos de Gijón en coche a las 10.10 horas. Nos acompaña un día frío (11°) y gris… Que viva la primavera, jajaja. Será porque es martes y 13…

Una vez que dejamos atrás Posada de Llanes el paisaje verde intenso se entremezcla con las montañas nevadas. ¡¡¡Me encanta!!!

A las 11.15 horas hacemos nuestra primera parada en el Mirador del Pozo de la Oración. Hay un parking enorme y gratuito. Tenemos la suerte de poder contemplar sin niebla el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes. ¡¡¡¡¡Las vistas son alucinantes!!!!! ¡¡¡¡Qué bonito es Asturiasssss!!!!

Atravesamos Arenas de Cabrales, el pueblo donde vamos a pasar la noche, pero no paramos y seguimos rumbo a Sotres. La sinuosa carretera a través de las altas gargantas con el río Cares y posteriormente el río Duje a mí derecha es digna de recorrer.

La cobertura desaparece por momentos hasta hacerse inexistente. Por eso yo siempre recomiendo llevar descargado mi mapa de Google Maps pasado a la app Maps.me, que se puede ver offline (aún sin cobertura). Todos los puntos mencionados en el post están ya metidos en mi mapa personalizado de Google Maps (ver mapa). Os dejo las instrucciones de cómo pasar un mapa a otro: instrucciones.

El desvío al pueblo de Sotres se encuentra junto al parking del funicular de Bulnes. En este aparcamiento es donde se deja el coche para hacer ruta del Cares (una de las más famosas de Asturias) y la ruta de Poncebos a Bulnes por el canal del Tejo, espectacular, por cierto. Hoy el parking está casi vacío pero en julio esto parecía una romería y no entraba un coche más.

La carretera que asciende entre las escarpadas montañas me parece muy bonita. Lástima que no haya apenas lugares para estacionar y echar un vistazo, porque hay varios puntos que tienen una pinta excelente. Aunque algunos tramos de la vía están en obras, se puede transitar por ella sin dificultad ninguna. Basta con tener un poco de precaución.

Llegamos a Sotres tras 11 kilómetros de carretera sinuosa desde Poncebos. Con sus 1.050 metros de altitud, Sotres es unos de los pueblos más altos de Asturias. Se encuentra rodeado por los Picos de Europa. Según Wikipedia, en la actualidad el Parque Nacional de los Picos de Europa constituye el segundo Parque Nacional más visitado de España, después del Parque Nacional del Teide (Tenerife).

Aparcamos en el parking grande y gratuito del pueblo y nos disponemos a recorrer las empedradas callejuelas a pie.

El pueblo es precioso, muy muy fotogénico. ¡¡¡Y no hay nadie!!! Solo los lugareños.

Subimos hasta el área recreativa donde las vistas son una auténtica maravilla. Tenemos el pueblo de Sotres entero a nuestros pies.

Paramos a tomar unas consumiciones en el Mesón Restaurante Peña Castil (una Cocacola y un café por 3€) y a las 13.25 horas cogemos de nuevo el coche para seguir ascendiendo por la carretera de Sotres hasta un punto que nos ha llamado la atención desde el pueblo y que podría tener buenas vistas…

Subimos hasta la majada de La Caballar donde se puede aparcar el coche sin problema. Hay unas casitas de piedra encantadoras. ¡¡Las vistas desde aquí son espectacularesss!! ¡¡¡¡Menudo descubrimiento!!!! ¡¡¡Imprescindible subir hasta aquí!!!

A las 14 horas, después de 2 horas en Sotres, ponemos rumbo a nuestro próximo destino. ¡¡¡Me ha gustado muchísimo la visita!!! ¡¡¡¡¡Muy recomendableeeeee!!!!!

Tardamos solo 15 minutos en llegar desde Sotres a la zona de Tielve. Son las 14.15 horas y ya tenemos hambre así que antes de meternos en el propio pueblo de Tielve continuamos un poco por la carretera hasta un punto que nos llamó la atención a la ida, para hacer un picnic. Como no sabíamos dónde íbamos a estar a la hora de comer, para el día de hoy preferimos venir preparados con lo necesario para hacer un picnic. Desde que descubrí la empanada de pollo y setas del Mercadona, que está buenísima, es lo que suelo tomar de menú en mis escapadas… ¡¡¡Ñaaaam!!! Os recomiendo que la probéis un día porque lleva una especie de salsa carbonara que hace que esté deliciosa. Además aguanta perfectamente de un día para otro, por lo que es ideal para comprarla el día anterior de hacer una ruta.

El espacio en el que paramos a comer no podría haber sido más idílico. Se trata de un «conjunto etnográfico de interés«, según nos informa el cartel. Sentados sobre un puente de piedra con el sonido de una cascada justo debajo y los pájaros trinando a nuestro alrededor… ¡Me ha gustado muchísimo! Además hay una zona para dejar los coches a pocos metros.

A las 15 horas vamos dando un paseo hasta Tielve, ubicado a 690 metros sobre el nivel del mar. De callejuelas estrechas y empinadas, Tielve no ha llamado para nada mi atención. Recorremos el pueblo durante 5 minutos y nos vamos.

Según nos enteramos más tarde, Tielve es famoso por su queso cabrales, uno de los más sabrosos de la zona por lo que dicen, con siglos de tradición y un buen número de galardones nacionales e internacionales. «El queso cabrales es un queso azul que se cura en cuevas en el Parque Nacional de los Picos de Europa, con un proceso de producción que permite conseguir un queso extraordinario por su sabor y calidad. El queso cabrales Denominación de Origen Protegida (DOP) es uno de los quesos azules más importantes del mundo y el queso de Asturias más reconocido«.

A las 15.15 horas cogemos de nuevo el coche. De la que veníamos nos pareció atisbar una cascada desde la carretera así que hacia allí nos dirigimos. Aparcamos en un saliente de la carretera (coordenadas: 43.261643, -4.797944) en el que se podrían estacionar hasta 4 vehículos. A solo 300 metros nos encontramos con esta maravillosa e inesperada cascada.

La cascada es enorme y el agua baja con mucha fuerza. ¡¡¡Me encanta!!! Dedicamos un buen rato a contemplarla desde todos los ángulos. ¡¡¡Qué maravilla!!! ¿¿Cómo es posible que vivamos en el paraíso?? ¡¡¡Adoro Asturiasssss, paraíso natural!!!

Volvemos al coche y continuamos camino. El paisaje por esta carretera me parece espectacular. Con esos túneles excavados en la roca, esas altísimas gargantas, y las cristalinas y friísimas aguas del río Duje… ¡¡¡Es una pasada!!!

Suerte que me traía mi batería externa (cuyo link ya no está disponible en Amazon) porque me estaba bajando la batería de forma exagerada… Como siempre uso el móvil sin parar tanto como cámara de fotos y como mapa, y que llevo activada la app de Wikiloc y de Samsung Health para registrar el itinerario y luego poder compartirlo… La batería baja como la espuma y siempre necesito tener una batería externa que no pese mucho y que sepa que va a durarme todo el día sin fallarme. Prefiero que me sobren mAh por si alguien más se queda sin batería y necesita tirar de la mía. Estos son los requisitos básicos que tiene que tener una batería externa para mí:

¿Próxima parada? Nos dirigimos a Arenas de Cabrales a hacer el check in en el hotel El Torrejón. Tenemos parking gratuito en el propio hotel. 

Pagamos los 50€ de nuestra estadía en efectivo (el datáfono no funciona en ese instante) y subimos hasta la habitación, la número 5. Decorada en tonos azules (mi favorito) y con 2 balcones con vistas a Arenas de Cabrales, es perfecta para nuestra estancia aquí.

En el hotel preguntamos por un buen sitio para comprar queso cabrales y nos indican que el mejor queso cabrales se vende en Tielve… Mira tú qué casualidad, y nosotros que pasamos por allí sin pena ni gloria… Como plan B la dueña del hotel nos informa de que ella lo compra en la quesería Tolosa, una casa particular donde lo venden a 14€/kg mientras que en un supermercado lo venden a unos 18 €/kg. Tomamos buena nota de todo.

A las 17.25 horas nos ponemos en marcha de nuevo. Vamos andando hasta la quesería, que se encuentra a 260 metros del hotel. Decimos que vamos de parte del hotel tal y como nos indicó Mari Carmen, la dueña del mismo. Un amable señor nos indica que las chicas que llevan lo del queso no están ahora mismo, por lo que pasaremos un poquito más tarde.

Arrancamos el coche a las 17.30 horas. Ha salido el sol y hay 16,5°. 

Vamos por una carretera preciosa con unas vistas alucinantes de los montes verdes y nevados. ¡¡¡Me encanta!!!

Nuestro primer objetivo es el Mirador Pedro Udaondo Echevarría. Siguiendo las indicaciones de Google Maps acabamos en una carretera estrecha y llena de piedrecitas que hacen al coche derrapar. Damos media vuelta como podemos y llegamos al mirador a través de Asiego. Os lo digo para que lo tengáis muy en cuenta y ya vayáis directos a Asiego si es que queréis visitar el mirador del destacado alpinista vasco.

A las 17.50 horas llegamos al mirador. Os recomiendo dejar el coche donde la caseta de madera que alberga el contenedor de basura. Nosotros metimos el coche hasta el mirador y tuvimos que dar la vuelta.

El mirador, homenaje póstumo a una de las leyendas del alpinismo en los Picos de Europa, es simplemente espectacular. Hay una preciosa panorámica del Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes nevado.

Debo decir que las fotos me parecen mucho más chulas desde el área recreativa que hay entre el aparcamiento y el propio mirador, pues aquí los árboles no nos tapan parte de la panorámica. ¡¡¡Las vistas son una pasada!!! ¡¡¡Me ha encantado!!! Muy muy recomendable subir hasta aquí, pero a través del acceso a Asiego.

De nuevo cogemos el coche y aparcamos en uno de los varios parkings gratuitos de Asiego (me sorprende la cantidad de estacionamientos que hay y lo bien organizados que están). Solo residentes y autorizados pueden meter los vehículos en el interior del pueblo. Asiego (o Asiegu en asturiano), fue elegido Pueblo Ejemplar de Asturias en 2019 justificando su elección «por la puesta en marcha de un modelo de desarrollo local basado en el aprovechamiento de los recursos naturales y culturales que favorece una actividad económica básica para mantener el tejido social y porque, unido a la mejora de las infraestructuras, ha permitido conservar y recuperar el patrimonio y contribuido a hacer frente a alguno de los graves problemas del medio rural asturiano».

Cada año la Fundación Princesa de Asturias concede a un pueblo asturiano el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias (tiene como ámbito única y exclusivamente el Principado de Asturias), dentro de los Premios Princesa de Asturias. La concesión de este galardón implica una recompensa económica de unos 25.000 euros además de un aumento del turismo.

Visitamos la Venida de les Vaques (Avenida de las Vacas en castellano), ideada para celebrar el galardón de Pueblo Ejemplar de Asturias 2019. «Se trata de una iniciativa que ha convertido uno de los muchos caminos que circundan la aldea de Asiego en un paso único en el mundo. Una escultura de acero corten en forma de barandilla convierte el camino en un auténtico mirador artístico, dado que la pieza ha dibujado veintiún vacas, tantas como barrios tiene Asiego, que se proyectan sobre el paisaje, aportándole un nuevo marco y una nueva dimensión, a la par que trazando un homenaje al pastoreo en el Cuera y los Picos de Europa«.

Es una zona de lo más llamativa e ideal para unas fotos chulas y rápidas.

Aunque desde el pueblo se obtienen bonitas panorámicas del Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes, me gustó mucho más la visita a Sotres porque además de las vistas a las montañas pudimos contemplar el propio pueblo de Sotres desde las alturas. Desde mi punto de vista, Asiego lo más bonito que tiene es el mirador de Pedro Udaondo, que ni siquiera está en el propio pueblo, y luego la Avenida de las Vacas para sacar algunas fotos diferentes. El resto, o no lo encontramos, o no había nada más que llamase mi atención.

Eso sí, lo bueno de viajar en tiempos de pandemia es que no nos hemos encontrado con ningún otro turista, solo con algún que otro lugareño. 

A las 19.10 horas cogemos de nuevo el coche rumbo a la quesería Tolosa, la que nos recomendaron por la tarde en nuestro hotel. La señora que nos atiende es muy amable. Nos envasa el queso DOP (Denominación de Origen Protegida) al vacío para que nos dure más tiempo. Nos llevamos 575 gr por 10€.

Volvemos al hotel para descansar un poco. Allí preguntamos por recomendaciones para ir a cenar. Nos derivan sin dudar a la Sidrería Ribeles. Llamamos por si acaso y resulta que hasta nuevo aviso está cerrado por todo este tema de la pandemia. Le pregunto a la misma chica de la sidrería si nos puede recomendar algún otro sitio para cenar y nos dice que cree que solo están abiertas la Cafetería Santelmo y la Sidrería Calluenga. Llamo a las 2 y están las 2 abiertas, por lo que nos decantamos por la sidrería en vez de por la cafetería, por su Certificado de Excelencia de TripAdvisor 2015, 2017.

A las 21 horas salimos rumbo a la sidrería. La temperatura ha bajado bastante pero vengo de lo más preparada con mi anorak calefactable de AliExpress. Me costó solo 33,78€ y no me lo he quitado en todo el invierno. ¡¡Un descubrimiento fantástico!!

Tras la recomendación de la chica que nos atendió pedimos: croquetas de jamón y cachopo de ternera con patatas. Amablemente nos añadió salsa al cabrales aparte para las patatas del cachopo. Nos traen 8 croquetas de tamaño medio, sabrosas; y un cachopo normalín de sabor. La salsa al cabrales para las patatas estaba un poco fuerte (como es lógico) pero estaba buena. Pagamos 25,5€ entre los 2. No ha sido la mejor cena de mi vida pero sí muy correcta y más teniendo en cuenta que estaba prácticamente todo cerrado.

De vuelta al hotel apenas hay un alma por la calle.

Ha sido un día muy intenso y con muchos paisajes preciosos, cosa que me encanta teniendo en cuenta que ¡¡¡solo estamos en nuestro primer día de vacaciones!!!

GASTOS DEL DÍA:

  • Consumiciones: 3€. 
  • Hotel: 50€.
  • Queso cabrales: 10€. 
  • Cena: 25,5€.

TOTAL: 88,5€

Posdata: todas las fotos están hechas con mi móvil Samsung Galaxy S10+ sin ningún tipo de filtro o retoque, todas en modo normal o en modo gran angular.

Todos los puntos visitados a lo largo de esta pequeña escapada están recogidos en este mapa de «Asturias – De oriente a occidente»: ver mapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *